Camiseta Shoopclothing SS20; Pantalones Moschino; Zapatos Camper; Broche Moschino;Pañuelo y pendientes vintage

DJ Flaca: “Yo he venido al mundo a verlo arder”

Hablamos con la DJ que más nos hace perrear sobre patriarcado, reapropiación y las trabas de la industria musical.

por Elena Crimental
|
27 Mayo 2020, 12:33pm

Camiseta Shoopclothing SS20; Pantalones Moschino; Zapatos Camper; Broche Moschino;Pañuelo y pendientes vintage

Después de años en los márgenes, el reguetón ha saltado al centro de la actualidad musical. En todas las discotecas se bailan sus canciones, sus frases son analizadas al milímetro y sus artistas son las nuevas grandes estrellas a nivel internacional. Es imposible escapar a sus ritmos repetitivos y bajos contundentes. Pero, a pesar de su éxito, el estigma sigue ahí. Y este se multiplica si eres mujer. Nada de esto frena a Sofía Conti, más conocida como DJ FLACA, una artista argentina de 25 años que desde 2017 está renovando la pista de baile con su discurso reivindicativo y sus temazos latinos de todas las épocas. Además, Flaca forma parte de CHICA, un colectivo que busca crear un espacio seguro para las mujeres y la comunidad LGTB+.

Sofía ha llevado sus mezclas por festivales como el Primavera Sound, el Musicob o la Bolier
Room y recientemente ha debutado como productora con Flaca Edits Vol.1. El dúo creativo @una.mania, Campo de Luna y Esther Galván, junto a la estilista Carla Paucar, le han hecho una maravillosa sesión de fotos donde consiguen captar la verdadera esencia de Flaca. Charlamos con ella sobre patriarcado, las trabas de la industria musical y sobre cómo hacer frente al éxito en un panorama de crisis global que nos impide salir a bailar en la noche.

1590580052071-FLACA_13
Camisa y pantalones Shoopclothing; zapatos Camper x Kiko Kostadinov; corbata Yves Saint Laurent.

Teniendo en cuenta la situación actual y que la cuarentena te ha pillado de gira, la
primera pregunta es obligada: ¿cómo estás viviendo este momento histórico?

Fatal. Me pilló en México y fue muy caótico y traumático, porque estaba ilusionada con la gira
latinoamericana, con visitar nuevos países y luego con la vuelta a casa a España para comenzar el tour de festivales. Y de repente se me ha ido al carajo, se me ha ido a la mierda la vida. Aparte de que todavía no sabemos de qué vamos a vivir. Así que estaba un poco desquiciada, pero ahora lo llevo mejor. Es difícil saber todavía cómo va a afectar el COVID-19 al mundo de la cultura en un
futuro, pero está claro que la situación de la música en directo va a tardar en normalizarse.

¿Cómo crees que será el perreo en la era post-coronavirus?
Creo que va a ser muy intenso y muy salvaje porque la gente se ha tenido que quedar en su casa durante muchos meses. Al final también creo que hay una sensación que compartimos todos, independientemente del tipo de música que nos guste escuchar cuando salimos de fiesta, y es que, cuando vas al club, vas para desinhibirte y pasarlo bien, que es lo que necesitamos ahora mismo todes, bailar y disfrutar. Entonces la música va a ser una liberación incluso más de lo que ya era.

Empezaste pinchando como un hobby, mientras trabajabas y terminabas tus estudios
de marketing. ¿En qué momento te diste cuenta de que podías vivir de ser DJ y promotora?

En realidad, estuve trabajando hasta hace un año porque es muy difícil vivir de la música,
sobre todo aquí en España y en especial para la gente que pertenecemos al mundo urbano,
que somos así más independientes y encima relacionados con géneros que están todavía
muy estigmatizados. Pero realmente fue una decisión que tomé porque me encontraba muy mal en mi trabajo a nivel psicológico. De lunes a viernes estaba en la ofi y de viernes a
sábado pinchando por ahí, era demasiado.

1590580193834-nlaked
Camisa George Rech; Pantalones Fiorucci, Gorro Romualda; Zapatos Camper.

Defiendes mucho SoundCloud como vía para descubrir nueva música, ¿qué importancia ha tenido esta plataforma en tu desarrollo musical?
SoundCloud es mi safe place. YouTube o Spotify son plataformas para artistas consagrados, pero si tú eres DJ, productor o cantante y estás utilizando sampleos de otras canciones -que es básicamente cómo funciona la música hoy en día- vas a tener dificultades para acceder como artista y, encima, vas a tener problemas de copyright. Pero en SoundCloud no, puedes hacer la cover de quién te dé la gana y subirlo sin problema. Hay mucha libertad para crear. Toda esta nueva ola de la diáspora latinoamericana aquí en Europa, que es a la que yo pertenezco, de peña como Dinamarca o Florentino, estos latinos haciendo música rara, como un reguetón extraño, están todos en SoundCloud. Porque es como la plataforma que les permite hacer lo que les dé la gana con el sonido.

Hace unas semanas comentabas precisamente en tu cuenta de Instagram que estabas
teniendo problemas con tus edits por cuestiones de copyright. ¿Crees que la música
debería ser más accesible para todo el mundo?

La historia tiene que ver presuntamente con la ley de protección de datos que aprobó el
parlamento europeo, pero en realidad es simplemente una manera de beneficiar a las grandes
corporaciones. Por esa regla de tres, los memes tendrían que estar prohibidos. Y lo mismo pasa con la música. Todo lo que sea propiedad intelectual, tú no lo puedes coger y usar, pero mi trabajo
es mezclar música de otros, entonces yo tengo que buscar un lugar en el que poder colgarlo. Así que, joder, claro que la música debería ser más accesible. Toda esta democratización de la cultura en Internet ha sido lo que nos ha dado acceso a la industria a personas como yo, que soy de origen muy humilde y no he podido acceder a la Universidad por tema de pasta. Hice un grado superior en su momento, pero este año he empezado la uni porque estoy ganando dinero como DJ de reguetón. La música es una manera también de crecer un poco, de escalar, de sacar dinero y de invertir en tu futuro, en tu vida, en darle de comer a tu familia. Y a nivel de Internet y de plataformas es como debería ser, pero como todo, ¡abajo el capitalismo!

1590580228642-FLACA_11
Chaleco y pantalones Shoopclothing; Camisa Loreak Mendian; Botas Camper x Kiko Kostadinov.

¿Cuáles han sido tus referentes principales a la hora de convertirte en DJ? ¿A quiénes
reivindicarías ahora mismo?

Mis referentes no son musicales, porque yo a la hora de pinchar no podía fijarme en nadie. Aunque mis colegas y mis compañeros me decían que era algo que tenía que hacer, había empezado con house y techno porque el tema del reguetón, que era lo que de verdad me molaba, me daba miedo porque nunca había visto a una piba pinchando eso. Cuando no tienes referentes, no puedes imaginarte que puedes hacerlo. Realmente mis referentes en la vida han sido mujeres que le han prendido fuego a todo. Véase Alexandra Ocasio-Cortez, que es una senadora estadounidense que es lo más. Y Ofelia Fernández, que militó el aborto legal en los colegios en Argentina y hoy, con
19 años, es legisladora de la ciudad de Buenos Aires; la escuchas hablar y te mueres.
Entonces yo siempre he sido un poco así, he venido al mundo a verlo arder. Y esa es la peña
que a mí me gusta.

Al ser una mujer joven, racializada y con un discurso tan político y abiertamente
inclusivo, seguro que te has convertido en un icono para chicas más jóvenes. ¿Sientes
presión?

No, porque creo que uno tiene que ser muy sincero y que no puedes ser todo el rato
coherente. Entonces no tengo miedo a decir una cosa y luego a cambiar de opinión. Ojalá
esté cambiando de opinión constantemente. Luego, lo que más ilusión me ha hecho de 2019
han sido los talleres de La Casa Encendida, y eso que he hecho mi primera gira latinoamericana, que fue la hostia. Pero lo que casi me hizo llorar fue cuando acabamos el taller y vi a 10 chavalas con una sonrisa de oreja a oreja. Mi curro, por mucho que sea la música, es prender fuego a todo y pelearme, porque es lo que me ha tocado hasta ahora, para que luego las que vengan detrás no tengan que estar perdiendo todo ese puto tiempo luchando con idiotas y se lo puedan dedicar a la música y al arte.

1590580272974-FLACA_14

Además, como mujer latina, habrás tenido que hacer frente al doble de discriminación
en la industria. ¿Cómo le plantas cara a estas situaciones?

Bueno, yo tengo white passing. Hablo como española y la gente me pregunta a ver si soy de Andalucía porque soy un poco más morenita, entonces no sufro tanto racismo directo y eso me ha abierto puertas. Si mi acento fuera diferente y mi color de piel también, no estaría donde estoy. Pero sí que es verdad que, con todo este tema del mainstream del reguetón, yo he sacado a la
conversación ciertos issues que hay con la cuestión de la latinidad. Y la gente se pone muy
belicosa porque no le gusta que le digan lo que está mal o lo que puede hacer o no. Aquí les
gusta mucho el reguetón, pero no les gustamos nosotros. Y el racismo en España no existe,
ese es el discurso de la peña. Esto es como el machismo y el micromachismo, ahora todos
sabemos lo que es, pero, aunque todo el mundo sea feminista, no es antirracista. Es una
conversación que está empezando. Y yo he hecho muy buen trabajo en ser blanca, porque
no te queda otra, para sobrevivir. Ahora que me he hecho mayor ya no pienso hacer más eso.
Mi padre ha estado currando 24 años y nunca ha tenido los mismos derechos simplemente por
un papel de mierda. Quiero luchar un poco por mis raíces.

El reguetón es un género todavía muy denostado. Aunque se baila en todas partes,
no se le da el mismo valor artístico que a otros sonidos. ¿Crees que se debe más a una
cuestión de clasismo o de racismo?

De las dos. Tenemos dos problemas con el reguetón. El primero es el machismo, y me
refiero al de fuera. Porque lo que pasa dentro se refiere a su carácter explícito; y en una sociedad
patriarcal como esta que se hable abiertamente de la sexualidad de la mujer hace que les
explote la cabeza. Yo estoy cansada de que me digan que cómo es posible que sea
feminista y pinche reguetón, y es al contrario: pincho reguetón porque soy feminista.
Porque nadie se para a pensar que igual lo que quiero es que me empotren contra una pared,
porque son demasiados misóginos para creer que, como mujer, puedo pensar en el sexo.
Luego está la movida esta de la peña que dice que el reguetón no es música de verdad, que
lo dirán, no sé, imagino que críticos musicales que saben cómo funciona un loop, la
producción de los beats… Pero el reguetón es música mainstream, igual que el rock, y
cumple los mismos patrones: tiene su estribillo y tiene su puente, pero como viene de
fuera, pues no es música de verdad. Se considera música lo que ha hecho un pavo sucio
en su garaje, pero no lo que hacen todos los percusionistas que existen en Puerto Rico.

1590580323258-FLACA_2
Jeans Carhartt WIP, Zapatos Camper x Kiko kostadinov SS20, Gorro Romualda; cinturón vintage

En tu mixtape Belicosa, la portada tiene un claro tinte sexual. ¿Es una reapropiación?
Por un lado, vivo con un poco con miedo porque veo que a medida que los hombres
heterosexuales están perdiendo poder se ponen más belicosos y nos están queriendo poner
más ataduras a las mujeres, para despojarnos de lo poquito que hemos conseguido hasta
ahora. Esto se ve en las olas de la derecha mundiales, porque como está habiendo una
liberación de todos esos valores del año del pleistoceno, se están poniendo nerviosos. Por
otro, yo no enseño mi cuerpo, voy vestida como un niño de 13 años del trap y el skate, pero
porque así me siento cómoda. Antes me vestía más de mujer, pero lo dejé de hacer porque
me sentía incómoda al salir y que me dijeses cosas. Pero es verdad que creo que es un
pedazo de ejercicio de empoderamiento. Me parece muy valiente cuando mis amigas salen
potrísimas a la calle, aunque les digan cosas y las agredan. Creo que hay que poner en su
lugar a la gente del mal.

En otras ocasiones has comentado que parece que a los DJs no se os tiene en cuenta
si no producís, ¿a qué crees que se debe? ¿Por eso te has lanzado a producir?

Te voy a ser sincera, lo he hecho por presión, porque si no lo haces no consigues llegar a
ciertas escalas. Y eso me parece una puta mierda. Pero como me parece muy
complicado estar acabando con el patriarcado y a la vez con la industria musical, he decidido
centrarme en una cosa, aunque tenga que someterme a la industria. Aunque creo que con
esto de las redes sociales la cosa está cambiando. Porque la concepción que tenemos de los
DJs es David Guetta. Antes era muy difícil conectar con un artista porque no lo veías en un
vídeo, como a los cantantes, que muestran un personaje con el que conectar. Pero ahora
con las redes sociales puedes hacerlo subiendo cuatro vídeos a stories, sobre todo si tienes
carisma.

Antes de terminar, y para irnos con energía, recomiéndanos música para movernos y
no perder los ánimos en estos tiempos.

Popopop de Gambi, un cantante francés que es la bomba. Es un poco como el Chico Blanco
francés, por así decirlo. O, si no, El cole no es para siempre, de Chico Blanco.

1590580494219-FLACA_9
Sudadera Shoopclothing; Pantalones Fiorucci custom; botas Camper Lab
1590580542277-FLACA_12
Camisa y pantalones Shoopclothing; zapatos Camper x Kiko Kostadinov; corbata Yves Saint Laurent.
1590580564003-FLACA_5
Camisa George Rech; Pantalones Fiorucci, Gorro Romualda; Zapatos Camper.
1590580587043-FLACA_4
Camiseta Shoopclothing SS20, Pantalones Moschino, Zapatos Camper, Broche Moschino, Pañuelo y pendientes vintage.

Créditos


Texto Elena Crimental
Imágenes de la editorial 'The f**k i want'
Foto & D.Arte Una manía
Esther Galván
Laura C. de Luna
Estilismo/H Carla Paucar
Maquillaje: Valentina Solé
Modelo: Dj Flaca

Tagged:
Entrevista
Música
Editorial
dj flaca
Flaca