15 soundtracks de pasarelas que no debes olvidar

No importa si es una banda de hardcore, voces a cappella, una banda de guerra completa, o un karaoke, la pasarela es el campo de batalla musical que debe ser conquistado por un sonido propio.

|
24 Junio 2015, 6:50pm

Dior Homme otoño/invierno 2015 vía The Guardian

Seguro has escuchado esos soundtracks genéricos de un desfile de moda, ininteligibles uno del otro, compuesto por las canciones del momento y mezclado para tener un ritmo ágil durante 12 o 15 minutos, sirven su propósito para que las modelos se contoneen por la pasarela, pero nada más. Para cuando llega la siguiente temporada, seguro lo habrás olvidado. Los shows que nos impresionan, aquellos que nos vuelan los sentidos lo tienen todo: una colección que marca un hito en el momento, un escenario que sin importar su tamaño representa la visión de diseñador, modelos que encarnan las musas de la temporada, y claro, la música que envuelve todo lo anterior para elevarlo a un nivel épico.

Existen quienes como Frédérik Sanchez y Michel Gaubert se dedican a hacer impecables bandas sonoras para los desfiles de las semanas de la moda del mundo, existe quien prefiere contratar una banda en vivo como Hedi Slimane en los dos miles o Kris Van Asche la temporada pasada al tener a toda una orquesta de violines en la pasarela de Dior Homme, o quien prefiere poner a hacer lip synch a las modelos más caras de la década como Gianni Versace en los noventa.

Está por demás decirlo, pero la música de los desfiles es imprescindible para dejar huella en una industria que tiene la memoria más corta de todas. Aquí repasamos 15 soundtracks de desfiles que decidieron desechar lo establecido, se arriesgaron y triunfaron. Algunos duran unos cuantos minutos, algunos logran colarse en tu playlist diaria, pero todos deben ser escuchados, vistos, y recordados.

Gianni Versace, otoño/invierno 1991
Este desfile es uno de los más conocidos de la historia de Versace y la industria de la moda por la cantidad de dinero invertido en el show. No, no tiene un set asombroso, y las telas no son las más lujosas, pero los rostros que ahí caminaron son los que dieron forma a una década. 
Linda Evangelista, Christy Turlington, Naomi Campbell, Cindy Crawford y Claudia Schiffer demostraron de qué estaban hechas y la razón del porqué su estratosférico salario. Habiendo ya pagado $25,000 dólares por cada una, Gianni las hizo hacer lip synch con Freedom! '90 de George Michael mientras caminaban. Buena manera de aprovechar la inversión.

Thierry Mugler, primavera/verano 1997
Thierry Mugler dijo que quería que sus modelos fueran más grandes, más altas y más fuertes que cualquier mortal común. Había insectos, había amazonas que volaban del techo, había chicas vestidas de robots, y criaturas hechas para la fantasía. Esta exuberancia se extendía hasta la manera en que llevaba su vida, se creía que sus cuarteles en París tenían un conducto secreto hacia el club gay nocturno Le Depot. Sus desfiles por supuesto no podían tener una música menos que frenética y este de primavera/verano de Alta Costura (el punto fuerte de Mugler) de 1997 es el ejemplo perfecto.

Christian Dior Haute Couture, primavera/verano 2003
Luces coordinadas con el ritmo, un ambiente en rojo escarlata donde las letras CD brillan, una orquesta "tocando" siniestras notas antes de que la pasarela se ilumine por completo, sí, este es Galliano y Dior en su máxima expresión, la Alta Costura de 2003. No imagino lo que hubiera sido estar presente en lo que parece ser el espectáculo más grande sobre la Tierra que involucra artistas de artes marciales al mismo tiempo que muñecas enormes usando trajes ultra complicados hechos a mano. La música es grandiosa, teatral y dramática, al igual que todo lo que se movía por la pasarela de Christian Dior a principios del milenio.

Dior Homme, otoño/invierno 2005
Hedi Slimane puso a los skinny jeans en el mapa de la moda en el mundo gracias al estilo de chico que presentó siendo Director Creativo de Dior Homme: un chico delgado, amante del rock, y lejano a la cotidianidad del hombre que entonces conocíamos. Todas las bandas y músicos que en ese entonces exportaba el Reino Unido simbolizaban perfectamente la estética de Slimane a mediados de los dos mil. Razorlight y su frontman Johnny Borrell eran perfectos cantando una versión extendida de su éxito In The Morning para la colección de otoño/invierno de 2005.

Marc Jacobs, primavera/verano 2006
Sin quererlo Nirvana aparece en muchos desfiles de moda de este milenio y Marc Jacobs no podía dejar de tocar Smells Like Teen Spirit en alguno de sus shows; para primavera/verano 2006 puso a la Penn State Blue Band a marchar en NY interpretando el clásico grunge. De acuerdo con Nicole Phelps, esta sería la quinta vez que Jacobs incluye la canción en sus desfiles. ¿Qué dice Marc al respecto? "Es el himno de la angustia adolescente". La declaración de alguien que siempre demostrará una energía joven sin importar su edad.

Alexander McQueen, otoño/invierno 2008
Otro cover de Nirvana, solo que esta vez es Come As You Are por el Vitamin String Quartet abriendo el otoño/invierno de 2008 de Alexander McQueen donde un enorme árbol cubierto en tela se erige en medio de la pasarela mientras oscuras modelos se pasean con atuendos de cuero en negro profundo, rojos brillantes y tocados exagerados. Al final, el desfile cierra con This Charming Man de The Smiths, ¿una mezcla rara? Para nada, solo McQueen le podía dar sentido.

Louis Vuitton, primavera/verano 2008
Este es básicamente un conjunto de sus éxitos más famosos, incluyendo Stronger, el track hecho por Kanye West donde samplea su trabajo. Una banda sonora que va con la temática de la colaboración que Richard Prince y Marc Jacobs iniciaron. "Todo salió de colaborar con Richard Prince, el cual es un artista que se apropia de referencias en su trabajo, algo que nosotros hacemos, algo que está bien, ¡siempre y cuando hay al menos tres diferencias entre cada cosa!" explicó Jacobs para Style.com La verdad es que Prince sigue apropiándose del trabajo de otros y Daft Punk sigue sonando en todos los clubes.

Alexander McQueen, otoño/invierno 2009
The Beautiful People de Marilyn Manson podría quedar en casi cualquier desfile de high fashion, pero por alguna razón que se agradece solo recuerdo uno de Marc Jacobs y este de Alexander McQueen. Para otoño/invierno 2009, McQueen nombró su colección como The Horn of Plenty Dress [El Vestido del Cuerno de la abundancia], un conjunto de looks hechos con impecables tweeds, cinturas ceñidas y faldas de lápiz; era un ambiente oscuro que parecía querer liberarse de esos estrechos trajes sastre. El maquillaje hecho de latas de aluminio y exagerados labios rojos parecían estar hechos para algún video de Marilyn Manson.

Proenza Schouler, otoño/invierno 2010
Los cuellos abotonados tuvieron su auge a principios de 2010, parte de eso fue Miu Miu y esta colección de Proenza Schouler. Para presentar a sus chicas góticas, con vestidos cortos y plisados, medias traslúcidas y jeans pintados a mano de otoño/invierno 2010, el dúo de NY usó a The Fly Girlz, seis adolescentes de Brooklyn cantando Born 2 B Fly con una hipnótica base electrónica sonando en loop. Vocales directas y sin pretensiones.

Raf Simons, otoño/invierno 2011
Las colecciones masculinas de Raf Simons siempre son las más sentimentales y cercanas al diseñador. Para otoño/invierno de 2011, Raf presentaba suéteres que leían "Coleccionista de Memorabilia" y "Universidad del Príncipe Muerto", una manera de exponerse a sí mismo y lo que en ese entonces sucedía con su marca. Michel Gaubert usó Palace of Marvels (Queered Pitch) de Marcus Schmickler como el inicio del soundtrack del desfile, un ascendente sonido que parecía iba a explotar en los oídos de los asistentes, pero que continua con Roman's Revenge de Nicki Minaj y Eminem. Como todo lo que hace Simons: te tensiona y luego te entretiene.

Kenzo, otoño/invierno 2012
Esta es solo la segunda colección de Carol Lim y Humberto Leon como directores creativos de Kenzo y ya habían alcanzado el estatus de cool en la industria de la moda. Como sede escogieron la Université Pierre et Marie Curie con pisos en eléctricos colores cítricos y escaleras que transportaban a las modelos por el lugar. Una colección que no fue otra cosa más que divertida, "una chica jugando a probarse distintos looks en su clóset", de acuerdo con Humberto, tuve un soundtrack por Nguzunguzu aka Asma Maroof y Daniel Pineda, el equivalente musical a una chica que se prueba todo lo que tiene hasta que encontrar el sonido perfecto.

Rick Owens, primavera/verano 2014
Winny Puhh es la banda de hardcore de Estonia que se veía feliz tocando rodeados de los modelos masculinos de Rick Owens ataviados en faldas de cuero en blanco y negro y usando ese calzado al mismo tiempo futurista y burdo que fue un best seller del diseñador. Owens decidió usarlos para musicalizar su desfile de primavera/verano 2014 porque: "El estonio es un idioma tan alienígena que cuando alguien te lo grita en tu cara usando una máscara de lobo, se vuelve impresionante." declaró en su momento. Puntos extra porque la banda terminó colgada de un pie al final del desfile, muchos puntos extra.

Prada, primavera/verano 2014
El poder de la mujer y cómo esta domina el mundo es el tema al que Miuccia Prada siempre regresa en sus colecciones. La Sra. Prada enaltece a la mujer con múltiples referencias cada temporada, y para primavera/verano 2014, Diego Rivera y el arte de los muralistas mexicanos fueron la máxima expresión de la unión entre el color, la textura y el poder femenino. Un remix de Work Bitch de Britney Spears y Bring The Noize de M.I.A. completaba la experiencia de una girl gang dispuestas a luchar por sus creencias.

Raf Simons, primavera/verano 2015
Mica Levi bien podría ser de otro planeta, o eso me hace pensar cada que escucho alguna de sus bandas sonoras. El compositor inglés de 28 años es un genio de la creación de ambientes gracias a sus sonidos introspectivos y seductores que forman una tensión latente -Scarlett Johansson como un alien que roba cuerpos en Under The Skin no hubiera sido la misma sin la música de Levi. Raf Simons ama la tensión y ama que sus creaciones cobren vida frente a los ojos de los asistentes de sus desfiles. Simons y Levi fueron el matrimonio ideal para el show de primavera/verano 2015. 

Dries Van Noten, otoño/invierno 2015
Las voces femeninas de Kate Bush, Jane Birkin, Björk, Beyoncé, Rihanna, Missy Elliott, Destiny's Child, Blondie y muchas más, retumbaban en el Hotel de Ville que albergaba la pasarela de Dries Van Noten de otoño/invierno 2015. Lo interesante aquí no es solo el número de mujeres admirables que integraban la banda sonora, sino que todas eran versiones a cappella de sus éxitos más pegajosos. Sonaba a un recital solemne de himnos feministas interrumpido solo por el ruido del golpeteo de los tacones. Precioso.

Credits


Texto Cheryl Santos