Publicidad

un nuevo saint laurent

Anthony Vaccarello hizo su debut en Saint Laurent en el primer día de la Semana de la Moda de París, donde Koché se puso al frente de Les Halles y Olivier Theyskens relanzó su marca homónima.

por Anders Christian Madsen
|
28 Septiembre 2016, 10:20pm

Saint Laurent spring/summer 17

Si el logotipo en luz león de YSL que colgaba de una grúa en el patio de la futura sede de Saint Laurent en la elegante calle de Bellechasse era un mensaje subliminal por parte de Anthony Vaccarello, fue una forma bastante épica de decir 'en construcción'. Han pasado cinco meses desde que el diseñador italo-belga fue anunciado como el sucesor de Hedi Slimane en la casa de moda, y la abrumadora tarea de seguir los pasos de un diseñador que es un ídolo pop como Slimane es algo que debe abordarse con un poco de humildad. Vaccarello, reservado y de voz suave, ha manejado esa tarea con cuidado, evitando -como algunos habían anticipado- continuar con el rebelde espíritu juvenil rocanrolero de Slimane. En lugar de eso, su primera colección para la casa, enraizada en el glamour ochentero del propio trabajo de Yves Saint Laurent en esa época, parecía tender un puente entre la colección de despedida de la temporada pasada de Slimane y esta nueva época inexplorada de la casa. "Sólo quería divertirme y jugar con la idea de Saint Laurent", Vaccarello le dijo brevemente a los periodistas después del desfile. Quizá debido a toda la expectación o las ideas preconcebidas en torno a su nuevo cargo, es que había pedido no tener que responder las preguntas de los buitres, prefiriendo hacer algunas presentaciones preliminares con los críticos.

Saint Laurent primavera/verano 2017.

En las notas del desfile, señaló la influencia de Paloma Picasso en la colección Scandal de 1972 de Saint Laurent como una de sus inspiraciones: "irreverente y perturbadora a los ojos de la sociedad". Fue inevitable preguntarse si Vaccarello se estaba refiriendo a su propia situación -la abrumadora tarea de relanzar una marca como Saint Laurent. Aún con toda la veneración de la colección hacia la antigua Yves, siguió siendo tan atrevida y provocativa como las colecciones epónimas de Vaccarello, con todas las faldas peligrosamente cortas, los hombros descubiertos, los escotes en forma de corazón y los pequeños vestidos de cuero que forman parte del paquete. Sexy sería la palabra, la primera forma en que en los 80 el pequeño Vaccarello pudo conocer su significado fue viendo MTV y a las supermodelos en las revistas de moda. Ahí tuvo acceso a todos los contemporáneos, incluyendo a las estrellas de portada de i-D Freja Beha, Anja Rubik, Selena Forest y Yasmin Wijnaldum. Pero Vaccarello también aprovechó los elementos que definieron a la marca bajo la dirección de Slimane y llevó las ventas a nuevos máximos: mezclilla -mucha- en jeans negros ajustados, jeans tipo boyfriend azul pálido y chamarras. Trajo consigo su propio don para la asimetría en las minifaldas deconstruidas y su amor por las amplias chamarras utilitarias, algo que fácilmente podría ganar impulso en la era Vaccarello de Saint Laurent.

Saint Laurent primavera/verano 2017

La parte más sorprendente de la colección no fueron las animadas mangas gigot y los diseños con siluetas tipo vestido de baile de graduación, que definieron la mayoría de los diminutos vestidos de cóctel, sino un corto y dulce segmento compuesto de tres chamarras desérticas tipo kilim, una con el detalle de un húsar llevada por Edie Campbell, que engalanó el intermedio de la colección y acogió la influencia marrakechí del archivo Yves Saint Laurent. La mayor pleitesía de Vaccarello hacia el legado de la marca, por supuesto, fueron las continuas referencias al Le Smoking, que se hizo presente en elegantes diseños color negro y diferentes versiones del esmoquin. Sólo un diseño masculino se abrió paso en el desfile: un tipo rudo en una elegante camisa negra traslúcida y un pantalón drop-crotch, un indicio de lo que está por venir, ahora que Vaccarello estrene su colección masculina Saint Laurent en enero. En cuanto a estar "en construcción", esa es la naturaleza de cualquier nueva era para una casa antigua. Pero para Vaccarello, quien se une a una institución tan renombrada por su efímero predecesor (Slimane estuvo ahí sólo siete temporadas), tomar el control de Saint Laurent es quizás, más que cualquier otra cosa, un caso de reconstrucción o incluso de deconstrucción. En las próximas temporadas, seguirá fusionando el legado de Yves Saint Laurent con la idea contemporánea de Saint Laurent, y encontrar su propia voz en ello.

Saint Laurent primavera/verano 2017

Supuestamente Vaccarello decidió hacer el desfile en la primera noche de la Semana de la Moda de París para que la prensa llegara a la ciudad a ver los desfiles de todos sus jóvenes colegas parisinos. Una de ellos es Christelle Kocher, quien -como consecuencia- tuvo casi a todo Vogue US en el show público de Koché bajo el dosel de Les Halles. Ella continuó con su interpretación de la vie Parisienne como la percibe hoy en día, mezclando su habilidad para el diseño de intrincado streetwear, maravillosamente embellecido por los ateliers de la Maison Lemarié de Chanel, los cuales además dirige, como una especie de declaración sobre la yuxtaposición cultural que ha estado ocurriendo en la capital francesa en las últimas temporadas. Las zonas burguesas se están mezclando con las multiculturales y los horizontes se amplían, todo en medio de una alerta máxima que sigue siendo una realidad en París después de los ataques terroristas de este año. En ese sentido, hacer un desfile en Les Halles fue un movimiento bastante atrevido, ya que es uno de los lugares más concurridos de París, pero así de irreverente es el espíritu de la juventud francesa en este momento. No están dispuestos a ser regidos por el miedo.

Koché primavera/verano 2017

Tampoco lo estaba Olivier Theyskens, quien relanzó su propia marca la tarde del martes, haciendo lo que sabe hacer mejor: Theyskens, un estilo gótico, estructurado, y que todos recordamos más obsesivamente por los vestidos de la alfombra roja de Madonna durante su época de Frozen. Retomar tu propia marca puede no ser una tarea tan abrumadora como retomar el trabajo de alguien más, como lo hizo Vaccarello esa noche, pero Theyskens aún lucía preocupado cuando saludó al público. No tenía porqué estarlo -cuando se trata de una estética tan definida como la suya, siempre habrá un lugar en la moda para ella.

Sigue toda nuestra cobertura de la Semana de la Moda de primavera/verano 2017.

Olivier Theyskens primavera/verano 2017

Credits


Texto Anders Christian Madsen