Adwoa wears rollneck Dior. Earrings (worn throughout) model's own.

una conversación con harley weir

Ahora que captó íntimamente a Adwoa Aboah, la estrella de portada de nuestro 'The Female Gaze Issue', en el Franklin Canyon Park de California, hablamos con Harley Weir, la fotógrafa más solicitada de la industria.

por Lynette Nylander
|
24 Agosto 2016, 6:00pm

Adwoa wears rollneck Dior. Earrings (worn throughout) model's own.

Cuello Dior. Botas Balenciaga. Calzones Hanro.

Chamarra, camisa y briefs Miu Miu. Cinto Saint Laurent. botas Balenciaga.

Todo de Prada.

Chamarra Chanel. Cuello Hermes. Cinto Jeremy Scott. 

Chamarra Jacquemus. Cuello Dior. Mallas Falke. Botas Vetements. 

Saco y calcetas Vetements. Top Y/Project. Body del estilista. Zapatos Balenciaga. 

Todo de Balenciaga. 

Como creadora de imágenes bellas y visualmente seductoras, Harley Weir se ha convertido en una de las creadoras de imágenes de moda más importantes de los últimos años; captando la conciencia de la industria a través de su singular visión de la sensualidad y la ternura del cuerpo humano. Su trabajo con frecuencia explora la desnudez sin hacer del sexo su foco de atención.

Ver las imágenes de Harley es como mirar a través del ojo de una cerradura hacia un mundo diferente, un mundo color sepia, marrón y ocre, lleno de figuras románticas y majestuosas. Simplemente mirar las imágenes de Harley no es suficiente, quieres tocarlas, estar en ellas.

Nacida en 1988, Harley, de veintisiete años de edad, creció en los arbolados suburbios de Londres y estudió la licenciatura en Artes en Central Saint Martins, haciendo una fotografía muy cercana a la de los grandes que estudió. Su obra tiende un puente sobre una brecha generacional entre los crudos fotógrafos analógicos de los años noventa y los chicos nativos del Internet que hacen que su trabajo viaje a través de Tumblr e Instagram en una serie de interminables reblogs y reposts. Sin embargo, su lente íntima y personal existe en un mundo y tiempo propios.

Entonces, no debe ser ninguna sorpresa que las marcas más importantes de la moda estén clamando trabajar con ella. En tan sólo unos cuantos años, Harley ha reinventado el mundo de GucciCalvin Klein, Stella McCartney y McQ, reuniendo a Chloë Sevigny, Liv Tyler y Binx para Proenza Schouler, y sus imágenes aparecen de forma rutinaria en las páginas de Vogue, Pop y, por supuesto, i-D. Para nuestro The Female Gaze Issue, Harley volvió a la naturaleza, en un estudio íntimo de nuestra estrella de portada Adwoa Aboah en el Franklin Canyon Park, en California. Con el mundo en la punta de sus dedos, conoce a la mujer detrás de la cámara...

¿Cuál es tu primer recuerdo?
Solía declarar que podía recordar el día en que nací... siendo vista por primera a través de un cristal. Una luz brillante y borrosa, la sensación no es algo que pueda describir, algo así como emoción y un estado de ceguera… ¡pero eso no puede ser cierto!

¿Cuándo empezaste a tomar fotografías?
Me dieron una cámara desechable para mi primer viaje escolar a una granja, los animales eran mucho más emocionante a través de esta caja de plástico. De inmediato quedé intrigada y llevaría una cámara desechable conmigo a todas las ocasiones especiales por venir.

Tus fotografías han sido consideradas como altamente sexuales, ¿estás consciente de ello?
Como chica creces siendo altamente sexualizada, es algo en lo que hay que trabajar en el camino de convertirse en mujer, y eso definitivamente ha permeado mi trabajo, consciente o inconscientemente.

Tus imágenes siempre se sienten muy personales e íntimas, ¿cómo te conectas con tus modelos?
Fotografiar personas es una colaboración, incluso un trío, siendo la cámara el tercer participante. Tanto si se llevan bien o no fuera del marco de la fotografía, la cámara puede cambiar una relación. Puede haber magia auténtica e inesperada, un desenvolvimiento cauteloso y situaciones totalmente incómodas y difíciles, es difícil de predecir.

¿Qué parte de la forma femenina es tu favorita para fotografiarla?
Me gusta todo, ¡desde el pelo hasta la planta de los pies!

Tu toma por debajo de la falda de Klara Kristin para Calvin Klein desató una gran controversia, ¿por qué crees que las imágenes que hacen alusión a la sexualidad incomodan a cierta parte de la sociedad?
¡De hecho, creo que la imagen causó controversia porque no era lo bastante sexy! Estamos inundados con imágenes de mujeres cubiertas de aceite, agarrando sus pechos desnudos, y si tomas esa foto, entonces 'ella tiene el control'. Es necesario que le demos a la gente algo que sea real, algo que reactive la conversación sobre la representación femenina. Estamos demasiado acostumbrados a ver las imágenes furiosamente objetivantes como un estándar en estos días. Lo cual evidencia la percepción distorsionada de lo que es pervertido y lo que es inocentemente íntimo.

¿De dónde sacas inspiración?
De lo que veo, toco, huelo, escucho, leo, escribo, de los momentos abstractos de intriga... de toda lo que la vida conlleva.

¿Por qué crees que hay una oleada de mujeres fotógrafas en este momento?
La fotografía es una profesión que creo se adecua muy bien a las características 'femeninas', también es una práctica muy privilegiada. Con seguridad, ¡no estaría donde estoy ahora si no hubiera vivido con mis padres hasta hace tan sólo un año! Se necesita una gran dedicación y no es una actividad en que las mujeres tuvieran apoyo hasta hace poco.

¿Por qué crees que las mujeres fotógrafas son importantes ahora?
El punto de vista femenino debe ser visto y categorizado en el sentido universal, de la misma forma en que se categoriza el masculino. La perspectiva de una mujer en cuanto a las imágenes debe ser un asunto que incumba a todos.

¿Te comportas de manera diferente al fotografiar a un hombre que a una mujer?
Mi comportamiento depende más de la persona. No podría decir que las mujeres son de esta manera o los hombres de esta otra, hay mucha variación.

¿Sientes que tienes algún deber o responsabilidad como fotógrafa?
Hay una gran responsabilidad en ser fotógrafo, manipular la imagen de otra persona es una responsabilidad. Con frecuencia, me siento con el deber de hacer que las personas se sientan bien consigo mismas. A pesar de que muestre algo de realidad, siempre me gusta proyectar a la gente en su mejor momento. Mis ojos prefieren ver lo que el público podría percibir como lo peor de una persona; pero no he te nido el valor suficiente para mostrarlo.

¿Qué te hace desear seguir tomando fotografías?
El conocimiento. Puede sonar cursi, pero aprendo mucho a través de mi trabajo. Sería muy tonta sin él. La única forma en que aprendo es usando todo mi cuerpo, si no veo, toco, hago o hablo, me resulta difícil asimilar las cosas.

¿Cuáles han sido algunas de las figuras femeninas más importantes en tu vida?
Mi madre y mis amigas.

Viajas extensamente debido a tu trabajo, ¿en dónde encuentras a las mujeres más bellas para fotografiar?
Hay belleza en todas partes, nunca podría limitarla.

¿En qué forma crees que la representación de las modelos dentro de la moda contribuye (o entorpece) la imagen femenina moderna?
Las imágenes de moda son un reflejo de lo que está sucediendo en la cultura en un momento determinado, marcan una generación. Hay una grave falta de diversidad en general, pero creo que la moda y el resto del mundo han dado señales de estar listos para cambiar y lo veo en lo que está sucediendo ahora -estoy orgullosa de ser parte de ello.

¿Ha habido un caso en el que te hayas sentido subestimada por ser mujer?
Todo el tiempo; pero saco el máximo provecho de ello, todas las desventajas tienen sus ventajas.

En tus propias palabras, ¿cómo describirías tu trabajo?
Soy yo, descubriendo lentamente el mundo, poco a poco.

¿Qué legado te gustaría dejar?
Me gustaría ser parte de un tiempo en que las mujeres están libres de reglas represoras y tradiciones ridículas.

Únete a la conversación mientras exploramos lo que significa ser una mujer hoy en día en nuestro The Female Gaze Issue.

Credits


Texto Lynette Nylander
Fotografía Harley Weir 
Estilismo Julia Sarr-Jamois
Peinado Tina Outen de Streeters usando Bumble and bumble. Maquillaje Thomas De Kluvyer de Art Partner usando Chanel. Técnico de Uñas Alexandra Jachno de Aim Artists usando Chanel Beaute Des Ongles Extreme Shine. Diseño de set Will Lemon de Owl & The Elephant. Asistente de Fotografía Rachel Lamb. Asistente de Estilismo Bojana Kozarevic, Rosie Williams. Asistente de Peinado Andres Copeland. Asistente de Maquillaje Atlas Ferrara. Producción Gabe Hill de GE Projects. Coordinadores de Producción Beau Bright, Suzy Kang. Asistente de Producción Tyler Ofstedahl. Modelo Adwoa Aboah de Tess Management. Corey Washington y Alixx Vernet.

Tagged:
Harley Weir
Editoriales
entrevista de moda