la nueva exhibición de realidad virtual de björk es un tour por su inquietante mente

'Björk Digital' es una experiencia que forma parte del festival Vivid Sydney, donde la tecnología y la naturaleza se unen como nunca antes.

por Rosie Dalton
|
13 Junio 2016, 5:55pm

Hace unos días nos invitaron a un tour previo por la nueva exhibición de Björk en el Carriageworks, donde la artista islandesa habló sobre la pieza y la conexión que ésta tiene con su proceso creativo de los últimos años. Cuando Björk dice que la realidad virtual puede ser más íntima que la realidad misma, eso suena como una preciosa poesía. Lo que no es una sorpresa viniendo de la música disidente. Lo que sí es una sorpresa, en cambio, es darse cuenta de que sabes exactamente a qué se refiere, tan pronto como el visor de realidad virtual comienza a funcionar. La nueva exhibición de la artista islandesa es como una galería de su más reciente producción y un tributo al papel que ha tenido la tecnología en sus colaboraciones y en sus cautivadores videos de 360º.

Más de i-D: Los increíbles bordados del colaborador de Björk, James Merry

Como parte del Vivid Sydney, Björk Digital contiene varios aspectos esenciales -el estreno mundial de su video Notget, su debut mundial como DJ en Sidney y la primera vez que podremos ver Stonemilker. Y nos referimos a verlo en realidad -porque la versión de YouTube no le hace justicia en lo más mínimo. Como la mayor parte de este álbum, Stonemilker fue filmado en trescientos sesenta grados, captando así el imponente panorama de una isla desierta en Islandia. Por lo tanto, la única forma de percibir realmente esa experiencia es a través de los visores de realidad virtual que se encuentran en la exhibición. Se siente extrañamente futurista, pero resulta ser una experiencia de inmersión total -en la que uno termina literalmente perdiéndose. Y la cual la propia Björk describe como wagneriana en su naturaleza. "Puede ser muy extrema", dice ella. "Se puede jugar realmente con las escalas de una forma muy teatral".

Más de i-D: La diosa nórdica de la naturaleza, Björk es la voz de Islandia

A pesar de todo eso, Björk dice que la tecnología es solo una herramienta para ella. Una herramienta que equipara con el descubrimiento del fuego por parte de los cavernícolas, refiriéndose a su supuesta dualidad -su potencial para lo bueno y lo malo- pero, de nuevo, es una sorpresa dado que atravesó el mundo para entregarnos una exhibición espectacular que está basada en la tecnología. Por otro lado, Björk jamás ha tenido miedo de mantenernos alerta. Y desde su punto de vista, la tecnología simplemente provee otro medio para elevar la música. Que es lo que finalmente impulsa, de manera apropiada, lo que está en el núcleo de Björk Digital.

La exhibición se desarrolla como un tipo de homenaje a lo que ella describe como una heartbreak saga [una saga del corazón roto], a su álbum Vulnicura. Hay una apropiada sensación de soledad que funge como telón de fondo para el Björk Digital. Cuando comienzas la quinta parte del recorrido, esta transcurre en una habitación oscura consagrada a su extenso video de diez minutos, Black Lake. Aquí, su colaborador creativo James Merry explica que el set tecnológico de audio fue un aspecto muy importante para Björk. Tanto es así que el equipo creo una habitación dentro de una habitación en el track doce del Carriageworks. Las cortinas simulan un muro adicional; mientras que un techo de gasa ayuda a mantener el control del sonido. Una cosa es segura, el sonido es grande e impactante, emana de los altavoces que están arriba, abajo y por todas partes, y da inicio con una presentación en pantalla dividida del video Black Lake de Björk.

Moviéndonos por los demás espacios, también encontraremos los estrenos australianos de realidad virtual Mouth Mantra (hecho en colaboración con Jesse Kanda) y el video panorámico en 3D Stonemilker, así como la premier mundial de Notget. Finalmente, hay un tributo a Biophilia, el álbum futurista multimedia de Björk de 2011, el cual ahora aparece en los currículos de las escuelas escandinavas. Björk aún está visiblemente emocionada al hablar de esta tecnología. Fue finalmente "una oportunidad para que pudiera trazar la musicología, como quería hacerlo cuando estaba en la escuela", explica. "Porque pensé que aprender musicología a través de un libro en 2D sería una ofensa al sonido". Hoy en día, esta tecnología touch-screen ayuda a los estudiantes a aprender los conceptos de música y ciencia muy rápido, mucho más que el leer al respecto durante diez horas.

Más de i-D: Más allá de Björk: 5 islandeses que están cambiando la escena creativa del país

Puede ser que la tecnología sea solo una herramienta para Björk, pero es una herramienta de la cual ha sacado absoluta ventaja aquí. Cada video hasta ahora ha sido filmado usando diferentes tecnologías, explica. Y esta es en parte la razón de que estuviera tan entusiasmada con presentarlas como una unidad. "En este momento estoy decidida a hacer un álbum completo en realidad virtual para Vulnicura", nos dice. " Y creo que es muy útil pare este álbum, porque es el único que he hecho que es cronológico; tiene una especie de columna vertebral, una historia". Pero dice que fue un reto "encontrar un lugar en la tierra que fuera adecuado para tal riesgo. Primero quería mostrar todos los videos y luego hacer mi trabajo de DJ, pero mucha gente se retractó", nos dice. Hasta que descubrió que "Vivid estaba comprometido por completo con ello".

Cuando Björk emerge durante nuestro tour con una blusa con moño y un tocado impresionante de Merry, aún podría ser la estrella de portada de i-D de 1996 -así de jovial es su apariencia, voz y energía. Pero sus palabras revelan una gran sabiduría detrás de sus ojos color perla oscuro. Y a los 50 años de juventud, la madre de la música es aún tan intrépida como siempre. Vulnicura es en realidad uno de los albums más íntimos de Björk hasta la fecha, por eso la decisión de compartirlo a través de la realidad virtual es tan adecuada e intimidante a la vez. Algo que ella describe como "derrumbe natural" -en parte porque el álbum se filtraba y también porque la artista sentía una cierta urgencia en cuanto a su lanzamiento. "Desarrollamos muchos productos visuales y decidimos montar esa ola y dejarla convertirse en lo que es", explica. Gracias a los desarrollos recientes en el campo de la realidad virtual, se volvió obvio para ella que éste "sería el hogar más natural para este álbum". Lo que es un bello oxímoron en sí mismo. Y de lo que en realidad trata Björk Digital: la confluencia de la naturaleza y la tecnología.

No permitan que las ilusiones digitales los engañen, pues: la propuesta más reciente de Björk es sobre todo acerca de la música. Ese fue el motivo detrás de sus apariciones como DJ -durante las cuales fue la curadora de dos noche musicales- y es también el centro de Björk Digital. La realidad virtual simplemente ofrece el medio para amplificar la experiencia. O, como describe la artista, ofrece "una penetración absoluta" dentro del corazón del álbum. La exhibición es en sí misma como un viaje es la mente de Björk. Una mirada íntima dentro de las colaboraciones y los procesos creativos que hacen a Vulnicura lo que es. Si el fuego fue solo una herramienta para el progreso de la civilización, la realidad virtual es simplemente otro personaje en la historia de Björk. Para ella, el hecho de que la realidad virtual aún está en investigación significa que "estás dando pasos a ciegas en terreno desconocido, para descubrir no lo que fuiste hace diez años, sino lo que eres ahora". Lo que se asemeja un poco al sentimiento que uno tiene cuando entra en medio de la oscuridad al Björk Digital. Un viaje que vale mucho la pena.

Björk Digital estará en Sidney hasta el 18 de junio, compra tus boletos aquí.

Credits


Texto Rosie Dalton
Fotografía Santiago Felipe

Tagged:
Australia
bjork
Vulnicura
Sidney
realidad virtual