random trip: magic landscape

Acompañamos a Maria, Regina y Pol en un viaje mágico por los paisajes más hermosos de la costa oeste de EUA.

por i-D Team
|
09 Abril 2015, 11:25pm

Random Trip es un proyecto del fotógrafo y director de arte Pol Agusti que consta de documentar la producción de artistas durante diversas travesías. Al ser un viaje hecho entre 2 o más personas, Random Trip es más que la producción de piezas y fotografías que ahí se originan, es también la generación de nuevos proyectos, relaciones y vivencias personales, al final, es un determinado tiempo en una realidad antes inexistente y destinada a terminar.

Random Trip: Magic Landscape es la primera edición de estos diarios, en donde la artista protagonista es Maria Pratts. De origen Catalán -al igual que Pol Agusti- Maria pinta para enaltecer y subrayar la belleza de este mundo, sin importar el origen simbólico de los materiales que utiliza. Graffiti, objetos encontrados, basura y ropa, son algunas de las materias primas infinitas que Maria puede utilizar. Personajes, colores y momentos. Regina San Martino es una artista originaria de Argentina, que vive actualmente en Barcelona, también estuvo en este viaje, pintando, quitándose la ropa y haciendo su proyecto Cat Life.

¿Cómo surge la idea de los Random Trips?
P: Random Trip es un proyecto que une mis dos grandes pasiones: la foto y el viaje. Además es el pretexto perfecto para conocer a gente con la que tengo ganas de compartir tiempo, kilómetros e ideas. Las mejores conversaciones ocurren en los coches. La gente pasa muchas horas encerrado y acaba soltándolo todo. Es como estar en el diván de un psicólogo, al no tener que mirar a los ojos a tu interlocutor parece que te sueltas más. Así pues mi intención es viajar con diversos artistas, hacer viajes cortos cruzando paisajes espectaculares y que en ellos el artista tenga que ir produciendo obra. Yo hago las fotos del proceso y obra acabada y aconsejo y opino; quiero decir que no soy como una cámara oculta, sino que también participo aunque la creatividad viene de parte del artista. Al final, me gustaría crear una colección de pequeños diarios de cada uno de ellos. Creo que es muy bonito ver como ha resuelto el reto del viaje cada artista y más si ya conoces su obra previamente.

¿Qué es lo que quieres que estos diarios digan sobre los artistas?
P: Quiero que sean un proceso cerrado. Que la obra sea solo lo que se piensa y crea durante el viaje. Tanto el trayecto como la obra son una sorpresa para todos. Quiero que durante el viaje aparezcan nuevos símbolos, nuevos colores y técnicas, que nos las apañemos con lo que encontremos y que conozcamos un poquito a la persona y no al artista.

¿Por qué LA y esa ruta de viaje?
R: Maria me contó que estaría en LA un mes y medio justo cuando yo tenía planeado ir a ver a Pol a la Ciudad de México. Convencí a Pol de ir a verla, sabía que sería mágico. El resto vino solo, como si estuviese escrito...

¿Este viaje cambió tu idea o percepción sobre algo?
M: Nunca había estado en Estados Unidos, y después de pasar un tiempo en LA, este viaje me ha perforado el corazón. Aluciné con lo pobres y trash que eran los pueblos de la Reserva Hopi. Muchas de las casas y caravanas están despobladas, la gente utiliza los barriles de petróleo para hacer fuego, muchos no tienen baño dentro de las casas, y veía escusados desperdigadas entre el paisaje. En LA la gente esta muy loca con la comida orgánica, la fruta, la verdura y en cambio allí, un nativo me contó que la comida Hopi era lo mejor y le pregunté de que se trataba, y me respondió, alitas de pollo, hamburguesas, hot dogs. Me enamora la decadencia. Fue rocambolesco terminar el viaje en Las Vegas. Penetré más a fondo el container de Occidente. Ah, y otra cosa es que he descubierto buena música del mainstream americano en la radio, he quedado en cuatro patas o ¿qué me pasa? Me gusta Drake.

¿Quien está más loco Pol o Maria?
R: Pol.

¿Qué conociste de Maria que no sabías antes de hacer el viaje?
P: 
Maria es una sabia. Alguien que suelta grandes verdades en tres palabras, sorprende de alguien tan joven. Lo que más sorprende es su intención por hacer siempre el bien. Tiene el corazón de alguien que no ha visto la maldad ni la fealdad en toda su vida.

¿Qué aprendiste de Regi y Pol que no sabías antes?
M: De Pol y Regina, pues que se puede hablar de sexo sin parar... Es broma.
Hemos pasado de conocernos muy poco a convivir intensamente durante el viaje, durmiendo en la misma cama cada día. Me gusta ver otras perspectivas de la vida. He descubierto y es muy interesante el nuevo proyecto de Regina. Ella es de Argentina, le encanta que aquí en Catalunya tengamos una figura que es el 'Caganer'. Un hombre que se esconde detrás de un arbusto y caga al aire libre, normalmente con una gorra roja y fumando pipa. Ella ha empezado una serie de video y fotografía, donde ella también se pone a cagar al aire libre. Me gusta este momento de realismo exagerado y que lo hayamos compartido. El momento de defecar normalmente la gente no lo comparte o incluso no se atreven a comunicar sus necesidades en medio de un grupo de gente o yo incluso he visto como gente mueve muebles o se pone a cantar para camuflajear el ruido. La vida ha adquirido un espiral de sin sentido en algunas cosas, ¿no crees? De Pol, me gusta mucho la idea que tiene de viajar y conocer el mundo. Invierte todo su dinero en viajar. Yo creo que cuando viajo se me engrasa el cerebro y tengo mejores pensamientos.

¿Cuál fue tu momento top del viaje?
M: Muchos. El momento del tótem improvisado con la puesta de sol detrás. El Fantasma Blanco y el cráneo o cuando abrí la puerta del motel en las Vegas y me encontré a Regina, de pié al lado de la cama, desnuda, recién duchada, mirando la TV, y rascándose la oreja por dentro con un pañuelo.

Platícanos una anécdota graciosa.
R: Pensábamos que iríamos al desierto: calor, poca ropa, nudismo... y nos encontramos con nieve, grados bajo cero, bosques. Tuvimos que sobreponer capas e intercambiarnos la ropa para no morir del frío. ¡Éramos un cuadro!

Platícanos una anécdota trágica.
R: Íbamos por la carretera en Arizona y pasamos por un paisaje lunar increíble, decidimos brusca y rápidamente estacionar el coche a un costado de la carretera para sacar fotos. El suelo era barro muy blando y nos quedamos enterradísimos, en medio de la nada con lodo hasta las cejas, sin señal en el celular, etc. Como caída del cielo, una enorme camioneta amarilla brillante, decidió darlo todo por rescatarnos. ¡Uf! ¡Gracias Mitch!

¿Qué pieza de Maria te gustó más?
R: Me gusta todo lo que hace, me encanta cuando pinta la ropa. Quiero llevar puesto el jersey del Grand Canyon todo el tiempo.

Si pudieras invitar a dos personas más ¿Quiénes serían?
M: ¡Ostia! es que el coche lo teníamos repleto de cosas. Con un par de personas más ya tendríamos que ir en una camioneta, que no es mala idea para la próxima. Sería increíble invitar a un geólogo, a un técnico de pájaros, otro de plantas y flores y a un astrólogo.

¿Hiciste algún personaje o motivo que no habías hecho con anterioridad?
M: El 'Ojo de Azul' para el altar de Mishongnovi Village. Un ojo que llora, representa la lluvia.

¿Cuál fue tu momento favorito?
P: Cada día nos levantábamos antes de que saliera el sol y conducíamos de noche hasta encontrar un sitio para ver este espectáculo. Esos momentos me encantan.

¿Cuál fue la obra de Maria que te emocionó más?
P: Me emocionó el Mickey de la Pau (de la paz). Me gustó estéticamente pero me emocionó cuando hablábamos de qué pintar en la nieve y me miró de frente y me dijo: "ja ho sé, pintaré el Mickey de la Pau", sabiendo que me iba a morir del gusto. 

¿Cuál fue tu creación favorita hecha durante el Random Trip?
M: Fue en Mishongnovi Village, por lo mágico y tenebroso que fue el proceso. Nos levantamos a las cinco para ver salir el sol y llegamos muy temprano al pueblo, todos dormían, menos un hombre que preparaba un fuego, entre ladrillos, para cocinar un pudding. Las casas del pueblo parecían construidas con materiales aleatorios, paredes de madera, trozos de cristal, fragmentos de ladrillos, todo estaba lleno de mierda. Convivía todo muy junto, montañas de escombros en las puertas de las casas, escusados, tumbas improvisadas hechas con baldosas y perros famélicos. Les pregunté si podía usar alguna montaña de mierda para hacer una escultura o pintar un graffiti. No les gustábamos, creo que no entendían lo que les pedía, usar un poco de mugre para hacer algo bonito. Nos miraban bastante mal. Al final conseguí unos tablones de madera, bolsas de basura y un poco de basura variada, hice una pieza que para mí fue un altar precioso donde reuní buenos elementos, lluvia, placer, suerte, fortuna, y los convoqué para que quedarán y se repartieran en ese pueblo. Allí se quedó todo.

¿Este viaje te inspiró a hacer otra cosa?
P: Durante este viaje hemos llevado a cabo más proyectos. Regina está trabajando en su performance Cat Life. Regina también dibujaba en acuarela a todos los personajes importantes del viaje, muchos de ellos indios que no se dejaban fotografiar. En el coche debíamos recordar entre todos todas sus facciones para que pudiera hacer el retrato robot. Además, yo he podido hacer un montón de fotos de desnudos en sitios increíbles y he podido continuar con mi serie de fotos de monstruos.

Si pudieras elegir a cualquier artista y cualquier destino, ¿cuál sería?
P: Seguro que con algún artista muerto. De los vivos, con el siguiente con el que voy a viajar: Théo Mercier.

Credits


Fotografía Pol Agusti

Tagged:
arte
Cultură
viajes
Pol Agusti
maria pratts