para esta colorista de l.a. el pastel es el futuro

La artista del color Alaina Manibog explica cómo su paleta de colores —desde el azul pastel hasta el amarillo claro- es a la vez fuerte y sutil.

|
jun. 23 2017, 2:49am

Este artículo fue publicado originalmente en i-D US.

El humorista y crítico Fran Lebowitz dijo una vez: "El violeta será un buen color para el pelo cuando el castaño se convierta en un buen color para las flores". Ese momento debe ser ahora: la paleta de colores pastel de la colorista Alaina Manibog, que incluye tonos sutiles de durazno, rosa y azul, es mejor que buena —es un sueño.

Alaina, originaria de Los Ángeles, empezó a trabajar con el pelo desde que era adolescente, usando decolorante y tinte para cabello de la tienda local 99-cent store. La rutina diaria de su madre, de tubos calientes y cardado, fue una inspiración excepcional para ella. "Se pintaba a mano los reflejos de su propio cabello y nunca salía de casa sin un peinado y maquillaje perfectos", recuerda Alaina, quien ahora trabaja en el salón Benjamin en West Hollywood. "Simbolizaba lo que era hermoso y apropiado". El corte mohicano multicolor de su hermano mayor le dio una perspectiva diferente. "Me enseñó a una edad temprana que el cabello no es sólo algo que llevas en la cabeza —dice—, sino que le dice a los otros quién eres".

Alaina saca sus referencias de "casi todas partes" —incluidas la música, los muebles y la religión—, pero le atribuye los suaves tonos de su trabajo a su bisabuela Velma y a su hermana gemela Thelma, que participaron en el show Ziegfeld Follies en los años treinta y cuarenta. "La mayoría de las fotos que tengo de ellas son en blanco y negro, pero las que tengo en color tienen esos hermosos colores apagados que las hacen ver completamente angelicales y etéreas —dice Alaina—. Esto me enseñó que no tienes que ser llamativo para ser fuerte". De acuerdo con ese razonamiento, Alaina prefiere los colores suaves, sobre todo cuando se combinan con peinados más audaces. "Muchos de mis clientes tienen cortes de pelo vistosos, como cortes rectos, bobs o flequillos rectos —explica—, y es lindo darle esa forma a un color que es hermoso y evidente sin ser escandaloso". Por ejemplo, para una sesión fotográfica reciente, Alaina les hizo a las modelos mechones en fríos tonos rosa, verde y azul, que luego fueron estilizados en bobs peinados hacia afuera. El resultado fue tanto nostálgico como vanguardista, como si la novela Valley of the Dolls se encontrara con Fernanda Ly.

Este mes, Alaina lanzará Moody Girls, una gama de productos de Benjamin, que incluye máscaras de pelo DIY en cinco tonos pastel de edición limitada —lovey dovey, cry baby, mellow, peppy y peachy keen—. ¿Acaso son los colores pastel la tendencia del pelo del futuro? Alaina no está segura. "Simplemente voy a hacer lo que quiera hacer en ese momento en el tiempo", dice.

Más de i-D: El estigma de crecer con una cabellera rizada.

Más de i-D: Estas ilustraciones de pelo de raza negra promueven el amor propio.

Credits


Texto Zio Baritaux
Fotografía cortesía de Alaina Manibog