el instagram sobre logos de moda que deberías empezar a seguir ya

De la mente del mismo autor que nos dio el bolso Céline Dior de Céline Dion.

por Georgie Wright; traducido por Eva Cañada
|
19 febrero 2018, 8:22pm

Imágenes vía Instagram

¿Recuerdas cuando Dior publicó una foto en Instagram de Céline Dion llevando un bolso Céline Dior y todo el mundo se volvió loco?

Por desgracia no era el resultado de la unión de dos grandes casas de moda conspirando para rendir a la Reina Céline el homenaje que tanto merece (¿es coincidencia o conspiración que Céline Dion y Christian Dior tengan las mismas iniciales?). Pero no pasa nada, porque su autor es básicamente igual de bueno. @hey_reilly es la cuenta de Instagram que crea ingeniosas manipulaciones de marcas, logos y rostros famosos. Piensa en Calvin Klein en una señal de Burger King, Marc Jacobs en una caja de Pizza Hut, o Lanvin en una bolsa de Lidl. El famoso logotipo de GAP se modifica para convertirse en GAG, el Príncipe Harry y Meghan Markle protagonizan una campaña de H&M y el Papa lleva un sombrero de Lamborghini.

“Empezó como una distracción", explica Reilly, artista y diseñador nacido en Escocia. "Y después me empecé a obsesionar un poco". Y nosotros también. Y también el impresionante número de clientes con los que ha colaborado, entre otros ―*respira hondo*― Gucci, Lamborghini, Microsoft, Nike, LVMH, Chloé, Ray-Ban, Coca Cola, Jimmy Choo, Paul Smith, el Victoria & Albert Museum, Penguin y la mismísima Kylie Minogue. Tiene un proyecto en marcha con los famosos grandes almacenes parisinos Le Bon Marché, que le ficharon para su exposición Let’s Go Logo junto a figuras de la talla de Virgil Abloh y Céline (la marca, no la cantante). Y recientemente atrajo la atención de la directora creativa de Fendi, Silvia Venturini Fendi. “Después de ver una mezcla que hice con los logos de Fendi y Fila, se puso en contacto conmigo", nos explica. "Pero no para demandarme, como pensé en un primer momento, sino para trabajar conmigo”.

Sobre lo que impulsa a Reilly a crear estos pastiches, estas pièces de résistance, explica: “Siempre he sentido la necesidad de crear imágenes. Tengo que sacarlas de mi cabeza y plasmarlas en un papel o en la pantalla". Y continúa, "Es un buen lugar donde vaciar mi cabeza de toda la mierda que sucede dentro de ella". Y qué mierda más maravillosa. Los diseños se sitúan en ese punto donde se entrecruzan la cultura popular, la moda y la risa. La campaña de Petements, por ejemplo, fusiona la adoración que siente internet tanto por Vetements como por los animalitos lindos. La serie del logo Supreme en una plancha, una aspiradora y una mordaza es un guiño consciente a la predilección de la marca por estampar su marca sobre los objetos más mundanos (y si no echa un vistazo al último lookbook completo de la marca). Por no hablar del lema de Nike convertido en Just Don’t (Simplemente no lo hagas), algo que a todos nos pasa por la cabeza siempre que intentamos hacer ejercicio.

Seguramente por eso @hey_reilly destaca por encima del resto de miles de "influencers" que colapsan nuestros feeds de Instagram. Es más que una estética, más que una colección de vistas en picado de comida dispuesta geométricamente. Es ingenioso. Es un sutil comentario sobre la cultura popular que evidencia talento, inteligencia y un gran sentido del humor. Un triplete que hace que su obra sea comercializable más allá de los confines de unos diminutos cuadrados sobre una pantalla y que su fecha de caducidad se extienda mucho más allá del inevitable día en que la burbuja de Instagram estalle.

Pero parece que a Reilly no se le sube a la cabeza. "Soy una persona muy positiva y no me tomo nada de esto demasiado en serio", afirma. "De momento me siento feliz surfeando la ola". Y eso le resultará mucho más fácil ahora que se las ha arreglado para escapar de los apartamentos de lujo y las cafeterías de cereales del este de Londres y ocupa su tiempo "simplemente viviendo feliz junto al mar".

Este artículo apareció originalmente en i-D UK.