Publicidad

el a-z de lo kawaii

Kawaii es la palabra japonesa que engloba todo lo 'tierno', pero su empalagoso estilo va mucho más allá del 'aww'. Disfruta de nuestro abecedario de la cultura kawaii, de imposiblemente adorables personajes de anime hasta ídolos zombies. ✌ ( ❀◕ ‿‿◕❀)✌

por Taylor Ford
|
11 Mayo 2016, 4:10pm

Photography Dan Wilton

A es por Ayano Sudo: Esta fotógrafa japonesa de 28 años es llamada con frecuencia a una kawaii Cindy Sherman. Los retratos brillantes y centelleantes de Sudo muestran los locos, hermosos y a veces grotescos, efectos visuales del kawaii con la ayuda de sus "superpoderes": el Photoshop y un arsenal de pelucas coloridas. La artista le cuenta a i-D: "Entre más transformo y manipulo mis imágenes, más kawaii se vuelven mis retratos".

B es por BABYMETAL: A diferencia de cualquier cosa que hayas visto antes, estas diosas del rock adolescentes de Japón mezclan riffs enfermos con el estilo Lolita para crear algo que parece que solo podría existir en una película de Tarantino. Con canciones metaleras semi-dulces como Gimme Chocolate!, no nos sorprende que Lady Gaga e Iron Maiden sean auténticos fanáticos de BABYMETAL.

Fotografía Piczo

C es por Crunchyroll: El Netflix del anime (y un poco de manga y drama) tiene una oferta abundante de chicas hermosas de pelo rosa con fetiches por el pan y trabajos de tiempo libre como vigilantes del espacio, sirenas, y miembros de una banda de motociclistas. Explora las magníficas aventuras kawaii llenas de acción, y ve el clásico renovado para 2016 del girl-power Sailor Moon Crystal.

Bakuon!!

D is for Decora Girls: Imagina entrar a una tienda de accesorios de plástico brillante y ponerte todo a la vez. Si fueras una chica Decora, esa sería tu rutina matutina común. Esta llamativa subcultura de Harajuku lleva a los accesorios al siguiente nivel. Se dice que las chicas Decora más dedicadas se ponen cientos de brazaletes al mismo tiempo, cosen peluches a sus capas de ropa, y lo completan con una curita kawaii o una mascara quirúrgica como medidas de salud.

Retrato vía Tokyofashion

E es por Emoji: Añadir a cualquier mensaje de texto un signo de paz o una flor de cerezo emoji le añade instantáneamente un estilo kawaii, pero la historia del "moji" (la palabra japonesa para carácter) comienza a principios de los noventa, cuando los fans de Nintendo se pusieron creativos con el teclado en un intento de representar a Kirby —el alegre extraterrestre del Planeta Popstar— con paréntesis y puntos, o sea: <( -'.'- )>. Hoy en día, un lexicón entero de puntuación kaomoji, emoji de caricatura, y hasta los Kimoji de traseros grandes, han creado un nuevo lenguaje universal y han cambiado por completo la manera en la que nos comunicamos.

Fotografía Dan Wilton

F es por FRUiTS: Esta deliciosa revista ha estado mostrando el estilo urbano de Harajuku desde 1997, y ha jugado un papel importante en introducir la cultura kawaii al mainstream. A lo largo de los años, FRUiTS ha documentado la evolución de las subculturas de estilo japonesas y ha evolucionado en un fan-zine de culto, mientras que el fundador y fotógrafo Shoichi Aoki continúa retratando a las cosechas nuevas de estrellas del estilo en Instagram.

G es por Genderless Kei: Conocidos como Genderless Kei, una sección emergente de la juventud japonesa está rechazando los binarios de género, y los ideales tradicionales de belleza de su país, para crear un nuevo estándar de lo kawaii para las mujeres y los hombres por igual. Los hombres no se intentan presentar como mujeres, y vice versa, sino más bien destruir las divisiones de género por completo. Con lentes de contacto, barniz de uñas brillante, y apps de edición de rostros, todos pueden ser los ídolos de manga sin género de sus sueños con sus filtros de Snapchat.

via @Peey

H es por Hatsune Miku: Hatsune Miku es la chica más popular de Japón. La imposiblemente proporcionada mega estrella de "16 años" tiene su propio video juego, es la voz de Nyan Cat, se presenta en vivo alrededor del mundo, ha grabado más de 100,000 canciones originales, y ha inaugurado el ARTPOP Ball de Lady Gaga. ¿Cómo? Es un holograma con voz controlada por un software sintetizador. Es difícil discutir contra el imparable éxito de este ídolo virtual, pues la humanoide de pelo color turquesa acaba de recibir un makeover de Alta Costura por Riccardo Tisci.

I es por i-D NipponEl siguiente capítulo de la rica historia de estilo de Japón comienza con la recién estrenada versión de i-D Nippon. Voltea la mirada hacia el oriente y aprende una lección en la originalidad de los club kids de Tokio, descubre qué significa ser mujer en Japón hoy, y obtén tu dosis de kawaii justo ahí.

J es por Janette: La estilista basada en Harajuku, y nacida en Spokane, Misha Janette, es la creadora del blog Tokyo's Fashion Diaries, el cual acorta la distancia entre el estilo japonés y el estadounidense al proveer una visión desde el interior de las tendencias de Tokio. La periodista de BoF 500 y estrella de las redes sociales, también es la anfitriona de Kawaii International en el canal de televisión japonesa NHK World, y es dueña de la marca de pelucas experimentales Plumb.

K es por Kyary Pamyu Pamyu: Más dulce que el caramelo, mejor que el pastel, Kyary Pamyu Pamyu es una ex-bloguera de 23 años convertida en superestrella de J-Pop —y la encarnación del kawaii que salta con un pogo y come postres. De hecho, la bailarina con enormes ojos de ciervo es tan adorable que la capital de lo tierno la nombró Embajadora Kawaii oficial de Harajuku.

L es por Lolita: Inspiradas por la moda romántica de las épocas victoriana y eduardiana, el estilo Lolita no se trata de verse provocativamente sexy, pero más bien tiernas o elegantes, de manera en la que desvíe la mirada masculina. Mientras que esta máxima tribu de estilo tiene sus raíces en Japón, se ha desarrollado en un nuevo fenómeno internacional, con convenciones alrededor del mundo, y subgéneros que parecen muñecas, como los Elegant Goths, las Princess Lolitas, y los punks que se ponen enaguas.

M es por Miyazaki: El artista del manga Hayao Miyazaki es el co-fundador de Studio Ghibli, Inc., el gigante del anime detrás de ocho de las películas más taquilleras de Japón de todos los tiempos. Después de 30 años en el negocio, el animador y director quizá (posiblemente) se haya retirado, pero su influencia en la moda, el cine y los papeles para las heroínas femeninas, en películas como Princess Mononoke y My Neighbor Totoro, nos mantendrá soñando con el viaje de Chihiro… para siempre.

Still de Howl's Moving Castle

N es por Neko Atsume: 20 años después del lanzamiento del Tamagotchi, este nuevo juego para cuidar a mascotas virtuales se ha vuelto viral de la misma confusa manera, llegando a las 10 millones de descargas en la app store. El objetivo del juego es atraer al mayor numero de gatos virtuales a tu jardín virtual como puedas —utilizando juguetes, catnip, y peces digitales— y añadir capturas de pantalla de tus nuevos amigos peludos a tu álbum. Es tan simple como suena, pero también adictamente adorable.

O es por Oozeki: Apodada "la adolescente más viral de Japón", Reika Oozeki de 19 años, está cambiando la manera en la que las chicas japonesas usan las redes sociales para expresarse. Sus Vines de seis segundos son divertidos y cercanos en cualquier idioma porque no hay nada más kawaii que la risa.

P es por Puffy Eyes: No hay que confundirnos con los círculos oscuros debajo de los ojos causados por la falta de sueño, los "ojos hinchados" u "ojos sonrientes" son algo codiciado para lograr un rostro fresco, parte del look kawaii. Para aquellos que normalmente no tienen esas bolsas gorditas envidiables de los ídolos del J-Pop, esta increíblemente popular cinta adhesiva creada por la marca de productos de belleza Mejutu puede hacer que los párpados de abajo se inflen instantáneamente.

Q es por Queer: Para el episodio reciente de South Park llamado Tweek x Craig, los creadores Matt Stone y Trey Parker le pidieron a los fans que mandaran obras de yaoi (traducción: "amor de chicos") —un subgénero de manga que muestra encuentros sexuales ficticios entre dos hombres heterosexuales— protagonizando a estos dos personajes menores. Por razones que solo podrían explicarse como "porque es en Internet", la ficción de fans sobre Tweek and Craig ha aparecido en línea desde 2005. Fue refrescante ver un momento poco común de sinceridad en esta serie de caricatura típicamente insensible, la cual utilizó el episodio para alumbrar una luz sobre la comunidad LGBTQ. Creek4eva.

R es por Robot fashion: Kyunkun es una estudiante de 20 años de ingeniería mecánica y blogger de moda que está llevando la tecnología usable a otro nivel. Explorando su pasión por los robots, le pone accesorios a su uniforme escolar, como interruptores y pelucas motorizadas, que no tienen otra función mas que verse kawaii. La diseñadora electrónica espera vivir en un mundo donde la moda y los robots puedan existir juntos en un armonioso #ootd. Mira los accesorios androide de Kyunkun llamados "METCALF clione" en acción aquí.

Foto vía Kyunkun

S es por Shironuri: Nombrado por la pintura que parece máscara que se ponen sus adoptantes, el shironuri (traducción: "pintado de blanco") es un estilo de vida performativo y morbosamente bello que se volvió famoso gracias a los adornos Minori del street style de Harajuku, que combinan elementos del ritual de las geishas, el teatro kabuki, y la naturaleza, en sus diseños poéticamente consternados.

via @minorim00n

T es por Takashi Murakami: Conocido por sus flores pintadas sonrientes, su colaboración de 13 años con Louis Vuitton, y el papel del director creativo no oficial de la época de Graduation de Kanye, Takashi Murakami se ha convertido en un básico kawaii a todos los niveles de la cultura estadounidense. Aunque sus obras más prominentes son cuadros pintados muy coloridos, entró en la tercera dimensión para su primer largometraje, el escalofriante y claro, kawaii Jellyfish Eyes de 2015, y el video que acompañó al tema principal de la película, por Pharrell y Hatsune Miku.

Fotografía Hisayuki Amae

U es por Uniformes: En la cultura mainstream frecuentemente reglamentada de Japón, es naturalmente la misión de cada chica hacer que su uniforme escolar sea lo más kawaii posible. Las "chicas malas" o "kogals" se ponen micro faldas, calcetas sueltas y actitudes rudas, mientras que el anime frecuentemente protagoniza colegialas kawaiificadas. Hasta el ejército japonés ha intentado hacer que sus uniformes sean más tiernos.

V es por Visual Kei: Visual Kei es un género del J-rock basado en la estética, en la cual la teatralidad del grupo sobre el escenario es igual de importante para su éxito que su misma música —si no es que más. Los rockeros inspirados por el glam de los ochenta como By-Sexual y Glay escogen lo andrógino, con extravagantes arreglos de pelo en crepé, ojos delineados de negro difuminado, y capas de cuero y joyería de heavy-metal.

Camden Club

W es por Wota: Si los Beliebers y los Directioners unieran sus fuerzas, el super ejército de chicas adolescentes con i-Phone no podrían competir con las legiones de wota de Japón. Wota es un tipo de otaku que se dedica a adorar a las estrellas pop japonesas. Mucha de la identidad de los wota se basa en probar su conocimiento y su amor por su banda favorita al memorizar pasos de baile y comprar toda la mercancía, pero la dedicación de un wota va mucho más allá que crear una cuenta de fan común. Además de estudiar cada detalle íntimo de las vidas de sus ídolos, los wotagei son conocidos por llegar a medidas extremas para poder acercarse a sus ídolos. Los grupos de J-Pop como Perfume y AKB48 frecuentemente llevan a cabo eventos en los que solo saludan a los fans con la mano, para los extremadamente obsesionados.

AKB48

X es por Xuba: Udoli es una subcultura emergente creada por chicas kawaii de descendencia africana. Tomando su nombre de la palabra Zulu para decir "como muñeca", la cultura frecuentemente adapta una estética japonesa con modificaciones para pelo natural y tonos más oscuros de piel. Las chicas Xuba son las udoli más salvajes y coloridas, inspiradas por la escena de los raves y la música electrónica. Conocidas por ser atrevidas y por romper las reglas, las chicas Xuba tienen pelo neón, ropa de arco iris, y se pintan la cara con patrones tribales.

Y es por Yamanba: Inspiradas por las chicas californianas de pelo rubio desteñido y piel dorada, las chicas ganguro imitan el ideal de liberación sexual del occidente al aclararse el pelo y ponerse maquillaje de bronceado oscuro con lipstick blanco —un rechazo radical de los estándares de la belleza tradicional japonesa de piel de porcelana. Llevando esta estética de chica enloquecida aún más allá, las chicas yamanba (yamanba se traduce como "bruja de la montaña") son adolescentes rebeldes que se escapan de casa y viven afuera de la sociedad y se enorgullecen de su promiscuidad y su percibido mal higiene personal.

Z es por Zombies: La ídolo Zombie Akari Aoki es tan kawaii que da miedo. Después de varios intentos fallidos de convertirse en una ídolo tradicional, Aoki ahora ronda las calles de Tokio en un uniforme de marinera —como aquellos de la película de terror de culto de 2001 Stacy: Attack of the Zombie Schoolgirls— y logró revivir su carrera de la muerte. Kowai, que quiere decir "aterrador" o kimo, que quiere decir "asqueroso", son términos que utilizan para describir al estilo terrorífico-tierno que entra dentro del territorio de Hot Topic.

Still vía Youtube

Más i-D:

El A-Z de la joyería mexicana

El A-Z sobre la moda en Internet

El A-Z de la belleza compartida

Credits


Texto Taylor Ford

Tagged:
Τόκιο
kawaii
Harajuku
Japón
belleza