¿Qué está impulsando esta revolución del estilo veterano?

De Joan Didion en Céline a Joni Mitchell en Saint Laurent, i-D investiga, ¿qué es lo que está impulsando esta revolución del estilo veterano: dinero o amor?

por Jane Helpern
|
16 Enero 2015, 12:05am

Fue la foto que dio la vuelta al mundo: la leyenda literaria y octogenaria inimitable Joan Didion fue fotografiada por Juergen Teller como la cara nueva más vieja de Céline para primavera/verano 2015. Se rompió el Internet, y ni siquiera se necesitó que fuera un desnudo exageradamente grotesco de un trasero de grandes proporciones para que incitara la histeria en las masas. Pero aparentemente hubo un montón de imágenes que iban por la misma línea mágica que Phoebe y compañía siguieron. Antes de que los blogs tuvieran la oportunidad de visitar quoteland.com y sacar las mejores citas de los ensayos de Didion para su Twitter, el Director Creativo de Saint Laurent Hedi Slimane dio a conocer una campaña con su característica estética blanco y negro protagonizada por Joni Mitchell de 71 años luciendo etérea en una túnica al estilo Woodstock de la colección folk de la marca. Si con tres ya se hace una tendencia, entonces no olvidemos a Jessica Lange en SupremeAdvancedStyle para Karen Walker, Linda Rodin en The Row e Iris Apfel en Other Stories y Alexis Bittar.

¿Entonces, qué está impulsando la obsesión editorial por las mayores de 60 años? ¿Es un genuino interés por la sabiduría, por las mujeres con experiencia, con amigables arrugas, exóticos kimonos de seda, y guardarropas que están a reventar de piezas Chanel vintage, o solo es una movida estratégica hecha por corporaciones en un esfuerzo por llegar a nuevos mercados con poder adquisitivo? Lo más probable es que sea un remolino indistinguible de ambos.

Mientras que no hay duda de que una dama bien vestida y bien conservada es la oferta más caliente del momento, el mundo de la moda ha estado distanciándose del prototipo de pubertad desde hace un tiempo, en la búsqueda de una musa más interesante. Lo notamos por primera vez en los noventa con el debut del número anual de la edad de Vogue de Estados Unidos, luego con la campaña de Dove de 'Real Beauty'. La reina de lo feo/sexy Kristen McMenamy continúa su carrera de modelo a sus 50 años, ha sido portada de i-D con todo y cabellera plateada en 2011. Más recientemente, las cat-walkers de Cass Bird, modelos plus-size en lencería, étnicamente ambiguas orgullosas de su albinismo, y chicas raras mostrando su vello corporal y llenando el feed con selfies usando #NoMakeup. Los cazadores de modelos "normales", la agencia Anti-Agency, ha estado cultivando un nuevo negocio que satisface la cada vez más grande demanda de representantes de una belleza menos establecida y sí más diversa. Después de hartarse con el estado actual de la industria del modelaje, sus co-fundadores Lucy Greene y Pandora Lennard comenzaron la agencia de "anti-modelaje" para "chicas y chicos con personalidad que pudieron haber sido modelos pero decidieron no hacerlo." Desde la anti-agencia hasta la anti-vejez, tienes que estar ciego para no ver lo que la revolución que se aproxima, mientras que las tropas rebeldes se están agrupando.

Liderando esta revolución de mayores está el fotógrafo Ari Seth Cohen, el visionario detrás de Advanced Style. Su blog, sus libros best-seller, y ahora el documental han estado esparciendo el evangelio del estilo maduro desde 2008. La adoración temprana de Cohen por los/las abuelitas chic se remonta hasta su niñez con su entonces mejor amiga, su abuela Bluma, quién tiene un fabuloso legado que se ve honrado por todo lo que él hace. "De niño no podía esperar para ser viejo, para divertirme tanto como mi abuela, y diseñar mi vida exactamente como yo quisiera," dijo en una entrevista reciente con i-D. El resto es historia, una serie de luminarias de cabellera plateada en vestidos turquesa, perlas bromosas, y lentes enormes compartiendo sus secretos que desafían el paso del tiempo a voraces millenials desesperados por beber de la fuente de la juventud antes de que sea su turno de formar parte de una campaña para pensionados.

Las cifras los apoyan. De acuerdo con BoF, Cohen saca el 30% de sus ingresos por licencias de imágenes y ventas de anuncios publicitarios (de $2,000 a $3,000 al mes), y el resto viene de consultoría y pláticas. Nada mal para un blog que adora el estilo maduro en una industria que diseña ropa hecha para una mujer como si tuviera cuerpo de niña. Si el dinero hablara, estaría diciendo que la sociedad está lista para ser cuestionada y elevada para expandir sus horizontes más allá de las modelos de talla cero que aún no han cumplido la mayoría de edad.

En un estudio de 2014 conducido por Nielsen, la compañía dedicada al análisis de los consumidores, reporta que "En 2017, la mitad de los ciudadanos americanos llegará a los 50 años y más y tendrán el 70% del poder adquisitivo del país. Para 2050 habrá 161 millones de consumidores por encima de los 50, un incremento del 63% desde 2010." Eso es mucho poder que no ha sido explotado. Mientras que productos que aunque deprimen, son necesarios, como Depends y cremas para la dentadura ciertamente le hablan a un sector demográfico mayor al aliviar los poco agradables efectos de envejecer, Bloomberg, identifica su fallo más grande. "El problema con esos productos -además de sus horribles anuncios- fue que acentuaban y reafirmaban los debilitantes efectos de envejecer. Los Boomers no quieren solo gastar dinero en cosas que necesitan; tienen los dólares y el deseo de comprar en cosas que en verdad quieren." Para muchas mujeres exitosas y realizadas con carreras activas a los 60 años, una pieza de Céline es una prioridad; no ceden a los estereotipos de la edad.

En un estratégico movimiento, que solo pudo ser el resultado de una extensiva investigación de mercado, la tienda de Londres, Selfridges, ha cambiado el tema de sus aparadores de 'Bright Young Things' a 'Bright Old Things,' de energéticos novatos a experimentados creativos como la editora de moda Molly Parkin (82 años) y el pintor William Forbes Hamilton (82 años). Así que que vino primero, ¿el huevo o la gallina? -¿El llamado a una reforma en los estándares de belleza o la evidencia que muestra que hay dinero de por medio? Aunque ese sea un secreto bien guardado por la industria, creo que todos podemos estar de acuerdo que en esta época, los adolescentes que se vuelven una sensación de la noche a la mañana y tienen su momento fugaz como celebridades de las redes sociales, es refrescante ver el reconocimiento a aquellos más experimentados y sabios. Una cálida bienvenida de regreso para aquellos eternos elegantes quiénes este no es ni su primera, ni su última vuelta.

Credits


Texto Jane Helpern
Fotografía Jeff Henrikson
Estilismo Stella Greenspan
Peinado Melisande Page
Maquillaje Emi Kaneko usando Kevyn Aucoin
Asistente de Estilismo Arizona Williams
Modelo Linda Rodin
Linda usa un vestido Céline. Vestido (usado debajo) y lentes de sol de la propia Linda.

Tagged:
Thinkpiece
Μόδα