Publicidad

el icónico fotógrafo jamel shabazz comparte su sabiduría para la próxima generación

Por el lanzamiento de su nuevo libro, hablamos con el fotógrafo sobre el estilo del pasado y la creación de recuerdos en la era digital.

por Emily Manning
|
27 Abril 2017, 7:23pm

El documental de 2013 de Cheryl Dunn Everybody Street es requisito para cualquiera que esté remotamente interesado en la fotografía callejera, Nueva York, u otros seres humanos. Jamel Shabazz —uno de los 13 icónicos fotógrafos que están incluidos en el filme— es un erudito apasionado de estas tres cosas. En Everybody Street, el nativo de Brooklyn comparte las historias detrás de algunos de sus trabajos más aclamados: retratos de jóvenes negros neoyorquinos, algunos parándose con sus amigos, muchos sonriendo y orgullosos. Las imágenes fueron hechas en su mayoría en los ochenta, a menudo en el vecindario de Shabazz en Flatbush, o en el bullicioso Downtown Brooklyn.

Shabazz no sólo retrató el Nueva York de la época —los vagones del metro cubiertos con graffiti elaborado, Times Square lleno de cines baratos— también a los neoyorquinos de la época. Estas imágenes ocupan el espacio mágico entre el documental y el retrato de moda, lo cual es en parte la razón por qué se han convertido tan celebrados en la industria de la moda. (Considerando que su última colección incluía muchos de los estilos que Shabazz fotografió en los ochenta —sombreros tipo bucket, pantalones holgados, cadenas doradas, y abrigos seriamente envidiables— ¿es sorprendente que Marc Jacobs recientemente haya organizado una firma de libros con el fotógrafo?). Aunque estas fotografías se han convertido en algo tan icónico e importante, los retratos posados no son el único estilo de Shabazz.

Más de i-D: Richard Sandler ha estado fotografiando las calles de Nueva York por décadas

A principios de esta semana Shabazz lanzó un nuevo libro, Sights in the City. El trabajo recolecta más de 100 imágenes que Shabazz ha hecho en casi cuatro décadas, muchas de ellas nunca antes publicadas. Mientras algunas de sus fotografías son retratos posados, el libro en su mayoría incluye tomas no planeadas de la calle. Shabazz encuentra humor, patetismo, y magia en momentos fugaces en parques, protestas, y desfiles. Está eternamente buscando oro entre el caos de alquimia de Nueva York, y en el proceso, nos está enriqueciendo a todos. Para celebrar el lanzamiento de Sights in the City, hablamos sobre Everybody Street, redes sociales, y Mary Ellen Mark.

Sights in the City abre con una entrevista entre Cheryl Dunn y tú. ¿Cómo moldeó Everybody Street tu enfoque a hacer este libro?
Antes que nada, estoy muy agradecido con Cheryl por invitarme a compartir mis pensamientos en este documental. Después de ver Everybody Street, me di cuenta que mi segmento estaba limitado de alguna manera en cuanto a mi visión general de la fotografía callejera. Así que, mucho de lo que he hablado estaba centrado en pedirles permiso a mis sujetos para poder fotografiarlos. En retrospectiva, hubiera tenido una perspectiva más balanceada en el tema de imágenes posadas y no posadas, junto con el problema de preguntar por el consentimiento de alguien. Dicho esto, sentí que había llegado el momento de presentar una monografía dedicada enteramente a la fotografía callejera de Nueva York —un libro que le dará al lector una mirada más comprensiva sobre mi práctica. Desde que la conversación de fotografía callejera fue comenzada por Cheryl en su documental, pensé que sería propio tenerla participando en la sesión de preguntas.

Más de i-D: Lo que hacía grande al fotógrafo neoyorquino Bill Cunningham

En Everybody Street, discutes tu enfoque a hacer retratos —creando un intercambio alegre y empoderador entre uno mismo y tus sujetos a través del diálogo. Aún así, Sights in the City consiste en su mayoría de fotografías sin posar. ¿Cómo te acercas a este estilo más espontáneo de fotografía callejera?
¡Gran observación! Mi trabajo está igualmente dividido entre mis imágenes tradicionales posadas y las capturas espontáneas en la calle. En todos mis trabajos publicados, verás una combinación de ambas prácticas. Mi padre, quien fue mi instructor principal en fotografía, nunca fue aficionado de las fotos posadas y a menudo las criticaba duramente cuando se las presentaba. Me diría que es mejor enfocarse más en capturar los 'momentos decisivos'. Le puse atención a sus instrucciones, pero también siempre me mantuve fiel a crear imágenes posadas, porque eso era algo que disfrutaba hacer y era un reflejo de los intercambios que tenía con mis sujetos. Así que en más de 35 años que he estado haciendo imágenes, busqué crear dos cuerpos únicos de trabajo, consistiendo de imágenes posadas y no posadas. [He preferido] imágenes más espontáneas en mis prácticas más recientes. El enfoque fue casi el mismo: todo era sobre sacar la cámara y estar listo, y ser observador y respetuoso.

Este libro se extiende casi por cuatro décadas. En una fotografía, tomada en 2010, un grupo del show 106 & Park está vestido en un estilo que recuerda a los ochenta. La moda es cíclica, pero ¿alguna vez te parece extraño —como un documentalista vital de la expresión sartorial de esa era— ver estos estilos resurgir tantos años después?
A menudo me parece interesante ver estilos del pasado resurgir. En mis intercambios con gente joven que adoptan el look retro y los estilos, siento que tienen una conexión profunda y apreciación por la moda de los ochenta al punto de que muchos de ellos desearon haber vivido en ese periodo. Otros me han dicho que aceptan esa forma de vestirse en parte porque sus padres crecieron usando estilos similares. Así que cuando veo estos looks, me hace sentir bien saber que los estilos y la moda de mi época aún son muy apreciados. Además, muchos de los adultos de mi generación —la mayoría entre los 40 y 50 años— aún usan los estilos de los setenta y ochenta. Para ellos, esto se refiere a aferrarse a un momento especial en la historia que los ayudó a formarse.

Has incluido una imagen de Mary Ellen Mark, quien también fue incluida en Everybody Street, en Sights in the City. ¿Por qué?
Mary Ellen Mark fue una de las fotógrafas callejeras más grandes de la historia. En distintas ocasiones, cruzamos caminos en las calles —desde el West Indian Day Parade en Brooklyn a varias celebraciones públicas en la ciudad, donde ella siempre estaría ahí haciendo su magia. Me introdujeron por primera vez a su trabajo a finales de los setenta cuando leí sobre ella en un libro de fotografía de Time Life en el que salió. Fue ahí cuando conocí su estilo de fotografiar y su práctica. Apreciaba los sujetos que optaba documentar, desde los los chicos pobres citadinos de Seattle, a los gemelos. El amor entre ella y sus sujetos era aparente, y la admiraba por traer eso. Mary Ellen Mark estaba dedicada a su oficio y eso era duro.

Un incidente que recuerdo vívidamente es cuando nos encontramos un día que se acercó a hacer un retrato de una pareja en Harlem y trató de tomar la misma imagen. Le hice un gesto gentil con mi hombro para hacerle saber que no apreciaba que estuviera tomando la foto de un sujeto que me esforcé en convencer para que posara frente a mi lente. Ahora ella iba a tomar casualmente la misma imagen, y no me agradaba mucho la idea de ella o cualquier otra persona haciendo eso. Así que cuando le hice el gesto, para mi sorpresa me dio un ligero empujón, sin pensarlo ni una sola vez. Pudo haberse vuelto en una situación seria, pero lo dejé ir y después se convirtió en el retrato que ves de ella en Sights in the City.

Más de i-D: Revisitando las poderosas fotos de Mary Ellen Mark de los chicos de las calles de Seattle

Has hablado sobre el poder e importancia de la fotografía en su relación con hacer recuerdos. ¿Sientes que esa relación ha cambiado en la era digital?
En el mundo de hoy, los recuerdos son infinitos, a diferencia de cuando estaba creciendo, cuando sólo unos cuantos tenían cámaras decentes y la habilidad de hacer buenas imágenes. Hoy en día, con el avance de la tecnología y las redes sociales, crear imágenes y compartirlas nunca había sido un aspecto tan importante de la vida cotidiana. Lo que encuentro más interesante sobre eso, es que hay un profundo interés en la fotografía como nunca antes, y de hecho estoy viendo mucho trabajo del bueno. Ahora, casi cualquiera puede crear imágenes y contar historias. Y lo que estoy viendo más de cuando agarré una cámara por primera vez, es que hay numerosas historias siendo contadas para estos fotógrafos a menudo novatos. Así que, aprecio y saludo a esta nueva generación de creadores de imágenes.

También has discutido cómo tu servicio militar en Alemania ha impactado tu vida en Brooklyn —a tu regreso en los ochenta, te sentiste obligado a ayudar a otros jóvenes a enfocar su energía fuera de los comportamientos destructivos. ¿Qué consejo compartirías con la juventud de hoy en día?
Mi consejo para los jóvenes de hoy es prepararse para el futuro. Desarrolla un conjunto de metas y objetivos que busques alcanzar, y trabaja en encontrar un mentor que te pueda ayudar a guiarte a lo largo del camino. Hemos sido bendecidos con obsequios internos, así que busca en tu interior y encuentra esa pasión, desarróllala, y sigue adelante. Creo que todos hemos sido puestos en este planeta por una razón. Déjanos trabajar con gran entusiasmo para crear un legado que pueda ser inspirador y hacer de este mundo un mejor lugar.

Sights in the City ya está disponible.

Más de i-D: Revisitando los archivos del pionero poético de la fotografía callejera, Mark Cohen

Credits


Texto Emily Manning
Fotografía cortesía y copyright Jamel Shabazz