Quantcast

mancandy otoño/invierno 2015

Andrés Jiménez tuvo la presentación de su más reciente colección el viernes pasado, misma que combinaba la estética de un sombrío bodegón con los brillantes sueños del futuro. i-D estuvo en backstage donde captó a los modelos antes de que estos se...

Cheryl Santos

"Esta es la colección en la que más expuesto me he sentido. Lloré al ver a los modelos acomodados como el lienzo que tenía en mi cabeza" dijo Andrés Jiménez emocionado al preguntarle sobre la presentación de su colección otoño/invierno 2015 el pasado viernes.

Tomando los sombríos y poderosos óleos del artista italiano del siglo XVII, Caravaggio, como principal inspiración, Jiménez decidió olvidar el formato de pasarela y presentar 23 looks en total, en un escenario que asemejaba un bodegón, donde la naturaleza muerta era representada por los modelos estáticos que usaban su más reciente colección como pilares antiguos.

La escuela de fotografía AAVI en la Ciudad de México fue la sede que durante una hora albergó la poderosa instalación que capturó la atención de los asistentes gracias a los diseños que los modelos portaban: los pantalones oversized, usados en chicos y chicas fueron la estrella de la noche; estos parecían estar hechos de terciopelo, pana y lana, pero en realidad, la mezclilla tratada fue el elemento principal además de nylon impermeable. "La mezclilla que usé para la colección fue un experimento que hice con Kaltex, y es exclusiva de Mancandy. Quería tener una textura que nadie más tuviera usando denim." dijo Jiménez al explicar su uso de materiales.

Como es característico de los claroscuros al óleo, la colección de mezclilla oscura fue salpicada con toques de luz, o como Andrés los llama, "la representación de los sueños" llevado a cabo como una tela translúcida en color amarillo con flores de lentejuela bordadas que daban un descanso a la vista y que reforzaban las piezas más fuertes con su delicada composición. Era un elemento inesperado que hizo que la colección tuviera un ritmo ágil y una estética placentera sin ser complaciente.

El otoño/invierno 2015 de Mancandy tenía a chicas usando moda tradicionalmente masculina como pantalones anchos con camisas blancas y chalecos de forma cuadrada, junto a chicos con faldas, altas aberturas en las piernas y hombros al descubierto. Los modelos de la presentación fueron escogidos en base al poder de su mirada, algo que el diseñador buscaba para representar la personalidad de la marca mexicana.

"Esta colección está hecha como yo realmente la quería hacer, dejé de pensar en si podía ser comercial o si la gente la fuera a rechazar. Representa la melancolía que siento por la ausencia del que fue uno de mis mejores amigos, Carlos Temores." afirmó Jiménez. La coordinación de moda y diseño de set estuvo a cargo del amigo y colaborador de siempre de Jiménez, el también diseñador de moda Roberto Sánchez, la iluminación (otra pieza clave) fue ideada por Cuauhtémoc García de 13 Producciones, mientras que la música, que complementaba perfectamente la presentación, fue del DJ y productor Zutzut.

El viernes por la noche fue un evento inusual para los asistentes acostumbrados a presenciar moda en una pasarela donde ves la ropa en un vistazo de segundos, pero que al mismo tiempo creó un ambiente de confort e interacción casual al poder caminar entre los modelos y ver detenidamente la ropa durante los 40 minutos que duró esta instalación de moda.
mancandyonline.com

Mancandy primavera/verano 2015.

Credits


Texto Cheryl Santos
Fotografía Dylanne Lee