Fotografía de Zoe Ghertner cortesía de A Magazine Curated By/Eckhaus Latta

eckhaus latta parodia el 'september issue'

Descubre el proyecto soñado de cualquier 'friki' de la moda.

por Rory Satran; traducido por Eva Cañada
|
07 Noviembre 2017, 3:32pm

Fotografía de Zoe Ghertner cortesía de A Magazine Curated By/Eckhaus Latta

Este artículo fue publicado originalmente por i-D UK.

La revista más interesante de esta temporada en realidad no es una revista en absoluto. Es un proyecto artístico que adquiere la forma de un número clásico de septiembre, realizado por la progresista marca norteamericana Eckhaus Latta. Llevado a cabo como la encarnación de la serie A Magazine Curated By, que permite a diseñadores como Alessandro Michele y Proenza Schouler hacer realidad sus fantasías editoriales, el libro toma los elementos visuales típicos de Condé Nast y los jode un poquito.

Empleando categorías que nos son muy familiares como "Belleza" o "Interiores", los diseñadores Mike Eckhaus y Zoe Latta abrieron el número de la revista a sus amigos y familiares. Cuando eres una de las marcas más auténticas que existen, no es de extrañar que tengas una portada por Roe Ethridge, un número sobre el hogar con Susan Cianciolo, una carta al editor escrita por Tim Blanks y una columna de consejos realizada por Juliana Huxtable.

Hay "anuncios falsos realizados por artistas reales" ―entre ellos Alex Da Corte y Ryan Trecartin― y fotos de "paparazzi" hechas a personas poco conocidas del entorno de Eckhaus. La "revista" está repleta de ideas, ¡de muy buenas ideas! Tras una alabada temporada primavera/verano '18 y una campaña demoledoramente exitosa con parejas teniendo sexo (real), la revista es una prueba más de que esta marca no gira en torno a lo que Mike Eckhaus denomina "éxitos efímeros". Mike comparte con nosotros sus pensamientos sobre el humor y sobre el proceso creativo en la siguiente entrevista.

Fotografía Roe Ethridge cortesía de A Magazine Curated By/Eckhaus Latta

¿Cuál era tu relación con las revistas cuando eras más joven?
Cuando entré en el mundo de la moda leía revistas como i-D y Purple. i-D y Paper eran las que más compraba, porque las otras siempre eran demasiado caras. i-D era asequible. Para mí, que tenía 16 años o así y me movía por librerías como Borders en Westchester, o en alguna de aquellas tiendas de revistas que había en la ciudad, todo era abrumador y pensaba, "¿Dónde me estoy adentrando, madre mía?". Nunca he sido un gran fan de Vogue.

Esta revista que has creado imita el diseño gráfico de Vogue de una forma realmente interesante, con el recuadro rojo y el mismo tipo de letra.
Existe la idea en la industria de la moda de que necesitas el sello de aprobación de Vogue para tener éxito, pero a mí esto me dio más la impresión de que os estabais otorgando a vosotros mismos vuestro propio sello de aprobación. Lo que nos gusta es bailar a nuestro propio ritmo.

Apreciamos la acogida que nos ha dado la gente y el reconocimiento de nuestro trabajo por parte de la industria, no es nuestra intención pronunciarnos en contra de nadie. Lo que nos interesa es dejar que Eckhaus Latta evolucione y se convierta en el mundo que desea ser en lugar de tratar de encasillarnos o encajar en algún tipo de molde de lo que se supone que debería ser una marca de moda.

Fue muy agradable poder contar con algo que fuera más irónico en torno al modo de crear la revista, pero que también hubiera determinados momentos que permitieran nuestro desarrollo y el de nuestro equipo. Definitivamente pensamos que necesitábamos tiras cómicas como las de The New Yorker y que necesitábamos testimonios personales y crucigramas. Los elementos familiares de las típicas revistas pero todo bajo la apariencia inicial de ser el número de septiembre.

Fotografía Anders Edstrom cortesía de A Magazine Curated By/Eckhaus Latta

¿Cómo fue colaborar con fotógrafos, estilistas y escritores para este número?
A lo largo de los últimos años que llevamos haciendo Eckhaus Latta hemos colaborado con muchos gremios diferentes, pero resultó muy natural, muy divertido y muy emocionante trabajar con personas más consolidadas como Roe Ethridge, Zoe Ghertner, Roberta Smith o Chris Kraus, gente cuyo trabajo admiramos muchísimo.

Parece que todos los colaboradores de la revista entienden perfectamente vuestro humor, cosa algo difícil de conseguir en la industria de la moda. ¿Cómo podéis incorporar vuestro sentido del humor sin que resulte tonto o risible?
Zoe y yo editamos y somos enormemente críticos con nuestro propio trabajo y el trabajo del otro, y también con el modo en que se aúnan ambos bajo la marca Eckhaus Latta. Intentamos evitar los éxitos efímeros, que es como creo que se expresa con frecuencia el humor en el mundo de la moda, o como nos parece a nosotros que se expresa. Margiela tiene un sentido del humor muy marcado, al menos el Margiela original.

Fotografía Michael Bailey Gates cortesía de A Magazine Curated By/Eckhaus Latta

También es muy divertida de hojear. Da la sensación de ser un reflejo de vuestro trabajo, con montones de referencias y elementos extraños, pero que la gente también desea comprar y llevar puestos. He oído que vuestras colecciones se han agotado, ¿es eso cierto?
Totalmente cierto. Ahora mismo las cosas nos van muy bien, todo parece avanzar por el buen camino. Acabamos de terminar nuestro mercado de primavera en París y la acogida de los compradores fue fantástica, nos decían cosas como: "Necesito conseguir vuestras cosas cuanto antes porque no paran de agotarse". Para Zoe y para mí es muy importante estar creando productos y ropa que la gente realmente desea llevar y comprar y ha sido muy halagador oírlo, pero también intentamos no adentrarnos demasiado en la madriguera de Alicia porque no queremos que sea un factor que afecte al modo en que diseñamos las cosas.

Interiores Susan Cianciolo, fotografía de Mark Mahaney cortesía de A Magazine Curated By/Eckhaus Latta

Eso tiene mucho sentido. También hay cierto paralelismo con las revistas y los contenidos online. Debéis escuchar la reacción de la gente y mola mucho tener un grupo constante al que destináis vuestras creaciones, pero no queréis que eso determine lo que hacéis.
Exacto. Es como, por ejemplo, si creas una falda muy popular que todo el mundo desea. De acuerdo, ¿entonces tenemos que hacer que todas nuestras faldas sean como esa? ¿No es mejor interiorizar ese éxito y tratar de ser más conscientes?

Es cierto. ¿Hay alguna cosa en la revista que os gustaría que la gente notara más y que nadie os ha mencionado todavía?
Hay un artículo increíble sobre una trituradora de prendas, que la gente debería leer porque creo que es importante. No es que seamos una marca ecológica, pero nos preocupamos por la procedencia de nuestros materiales, trabajamos con algunos materiales de desecho y estamos muy comprometidos con los talleres donde se confeccionan nuestras prendas. Este artículo sobre un lugar en Nueva Jersey que tritura artículos de lujo es importante dentro de una conversación general más amplia acerca del ciclo de la ropa en esta industria. Por otro lado, creo que los anuncios que ha creado el artista son muy divertidos. Creo que todo el mundo se divertirá llevándola por ahí y pasando la tarde con ella.

Collages de Eckhaus Latta por Mike Meire cortesía de A Magazine Curated By/Eckhaus Latta