Fotografía Gab Bois 

no sabes su nombre, pero definitivamente has visto el instagram de esta chica

Una parte de logomanía, dos partes surrealistas y solo un toque de gore, las fotografías de Gab Bois definitivamente te dejarán con ganas de más.

|
abr. 19 2018, 12:20am

Fotografía Gab Bois 

Las connotaciones negativas (aunque infundadas) del "síndrome del hijo único" son muy conocidas. Sin embargo, como ha sugerido un estudio reciente en China, aquellos que crecen sin hermanos en realidad tienden a ser más creativos. La artista radicada en Montreal @gabbois creció como hijo único y su Instagram es un testimonio de la teoría del profesor Jiang Qiu. "Todo el mundo siempre decía que debía haberme aburrido de niña, por no tener con quien jugar, pero, al contrario, pasar mucho tiempo sola me ayudó a desarrollar diferentes esferas de creatividad que todavía uso todos los días".

Cuando era niña, Gab pasó mucho tiempo explorando el concepto de espiritualidad con su padre. "Recuerdo que ambos cavamos tumbas para peces dorados y pájaros", dice ella. "Estas tumbas se convirtieron en pequeños cementerios que decorábamos con hojas y rocas. Este es el primer recuerdo que tengo de tratar de hacer algo estéticamente agradable y fue una forma de honrar a estas criaturas que tanto amé ".

Ahora, Gab es una de las artistas más compartidas en Internet, aunque no siempre se le acredita – un fenómeno que la deja sintiéndose impotente. Trippy y surrealista, sus imágenes de primer plano de partes del cuerpo perforadas (por lo general, las suyas), objetos encontrados y combinaciones de alimentos peculiares, te dejarán con una sensación de profunda confusión, pero también de desesperación por ver más. Internet es una amante voluble. Hay tangas de hilo hechas con palitos de queso, sandwiches de peanut butter y iPhone, galletas Oreo rellenas de almohadillas de algodón y zapatos hechos de guantes quirúrgicos y jeringas, lo que sea, ella lo hizo desde cero.

"Me gusta inspirarme en temas que conozco y con los que he experimentado", dice. "Trabajo con partes de mi vida cotidiana porque es la única forma en que se siente relevante. Hago las imágenes para mí misma, porque muchas de mis imágenes tienen recuerdos y significados míos. Es un proceso muy egoísta. Si mis seguidores y espectadores se relacionan con mis imágenes, entonces pues que mejor. Pero no hay una reacción específica que desee. "Con más de 130,000 seguidores, parece estar haciendo algo bien. Pero, ¿a dónde va todo? "Realmente no creo que estoy tratando de hacer algo en particular realmente", dice modestamente. "Veo mi Instagram como una especie de tabla de estado de ánimo y es solo una forma de poner mis pensamientos en las imágenes. El objetivo sería monetizar con el tiempo esta base de seguidores y entrar en el mundo de la publicidad y la creación de contenido". Alguien en publicidad, por favor consiga un trabajo para esta chica.

Este artículo apareció originalmente en i-D UK.