las películas de sci-fi con más estilo de los 90

Si hay algo que separa a las películas de ciencia ficción de los noventa de cualquier otra película de ciencia ficción, es el estilo. Aquí está nuestra lista del mejor estilo de otro planeta, desde 'The Fifth Element' a 'The Matrix'.

por Oliver Lunn
|
08 Mayo 2017, 5:18pm

Si hay algo que separa a las películas de ciencia ficción de los noventa de otras películas de ciencia ficción, es el estilo. Muchísimo estilo, para ser un poco más específico. Claro, podrías usar de ejemplo a la fembot en Metropolis o las relucientes superficies de los sets de H.R. Giger para Alien, pero no son exactamente el tipo de películas en las que te gustaría vivir. No ves el vestuario, boquiabierto, pensando, "Hey, me pregunto si lo tendrán en talla 10". Y aún así, a menudo, esto es algo que sucede en la ciencia ficción de los noventa. Quieres adentrarte al increíble mundo con estilo en pantalla. Definitivamente es difícil no sentirse de esa forma cuando se trata de The Fifth Element, la cual celebra su 20º aniversario este año, y la cual es el único lugar para empezar esta lista de las películas de ciencia ficción con más estilo de los noventa. Corran video...

The Fifth Element
Con vestuario diseñado por nada más y nada menos que Jean Paul Gaultier, no es sorpresa que la loca película de Luc Besson es la que película de ciencia ficción con más estilo de los noventa. Puedes señalar la escena exacta cuando te das cuenta de esto. Milla Jovovich --en ese entonces con 19 años-- está acostada en un tubo de vidrio, una mujer humanoide recién reconstruida, con tiras blancas abrazando su cuerpo desnudo. Su pelo es naranja flameante, del mismo naranja del chaleco ajustado de Bruce Willis que aparece más adelante. Justo después, ahí, notas algo sobre esta película: que los colores fluyen como si todos fueran parte de una pintura gigante. Lo mismo sucede con el vestuario y los locos sets. Nunca antes salvar al planeta de una destrucción inminente se había visto tan hermoso.

The Matrix
He visto la sinopsis de IMDB y sé que The Matrix es un filme sobre un sistema mundial ilusorio, sobre cuestionar los fundamentos de nuestra realidad. Te entiendo. Pero también es un filme sobre largas gabardinas de cuero y cómo hacer que se vean increíbles. Primero, Neo, con sus delgadas gafas de sol y pistolas amarradas a todas las partes de su cuerpo. Hace que el look funcione. Cree que él es el hombre, y lo es de cierta manera. Escucha a Rage Against the Machine en el soundtrack mientras esquiva balas en cámara lenta; cuando se para de manos en el piso mientras ametralla a un escuadrón del SWAT, su chamarra volando a su alrededor. Trinity, igualmente, en un abrigo incluso más largo usado por encima de un brillante mono. Los dos lo hacen muy bien, con sus miradas de "no juegues conmigo". ¿Pero sabes quiénes no lo hacen tan bien? Literalmente todas las personas que compraron una gabardina después de ver la película. *Escalofríos*

Más de i-D: El remake de The Matrix está en proceso

Tank Girl
Era la estilista de Madonna, Arianne Phillips, quien hizo el vestuario para la comedia de mediados de los noventa sobre una chica que maneja un tanque de guerra en un paisaje devastado por un cometa. El estilo es un disturbio distópico, con la Tank Girl de Lori Petty luciendo cada pulgada del punk del futuro: pelo rubio, rapada en una parte, prendas desgarradas, alfileres, cadenas de perro, collares de colores. Piensa en Mad Max, sólo intercambia Mel Gibson por Gwen Stefani en 1995. Dirigida por Rachel Talalay, con un soundtrack que incluye a Hole, Björk e Iggy Pop, Tank Girl es ciencia ficción pura y destilada de los noventa.

Ghost in the Shell
The Matrix claramente tiene una deuda con ésta. Especialmente en el departamento de estilo, con sus rápidos trucos de cámara y paisajes urbanos elegantes. Después, por supuesto, están los icónicos looks. El anime dirigido por Mamoru Oshii incluye a una policía cyborg badass quien, cuando está cazando a un elusivo hacker llamado Puppet Master, a menudo está semi-desnuda, con medias y guantes blancos, como un maniquí a medio confeccionar.Todo es como una versión extendida del video de Chris Cunningham para All Is Full of Love de Björk, donde la cantante aparece como una cyborg lechosa adorada por máquinas. No es un look que nosotros simples mortales podamos hacer funcionar, eso es seguro.

Más de i-D: Investigamos la relación entre la moda y la pantalla grande

Mars Attacks!
El estilo de Mars Attacks! de Tim Burton no podría ser más diferente. No es elegante como Ghost in the Shell. Y ese es el punto. La ciencia ficción de Burton es una oda a las malas películas de ciencia ficción de los cincuenta, con sus salpicaduras insignia de color y personajes como de caricatura cuyos ojos saltaban hacia ti. No siempre es claro quién es un alien y quién es humano. Especialmente cuando la humana Sarah Jessica Parker, interpretando aquí a una atrevida periodista usando botas turquesa, gafas de sol de los noventa, y una selección de chamarras coloridas. En cuanto a los aliens disfrazados de humanos, uno aterriza en la Tierra vestido como un corista de los cincuenta, con un peinado abultado, una figura de vasija, y con un anillo hecho de un ojo (okay, eso no es tan de los cincuenta). Sólo Burton podría sacar adelante este tipo de circo. Sólo Burton podría hacer funcionar esos, ahem, looks de otro planeta.

Strange Days
El filme distópico de Kathryn Bigelow sobre un estraperlista que descubre una conspiración en el Los Ángeles de finales de los noventa está más subestimado que el resto de esta lista. Me refiero a que no es un filme de ciencia ficción explícito y obvio con carros volando y vestuarios alocados. Situado en 1999 pero filmado tres años antes, su estilo es rasposo, con el crimen oculto de Los Ángeles en plena exhibición. Emergiendo de las calles oscuras llenas de basura está Ralph Fiennes y su glorioso peinado. Pero la que verdaderamente se roba el show aquí es Juliette Lewis. Ella enciende la pantalla con su abrigo plateado y su impactante pelo rojo. Para completar todo, Bigelow empleó el grunge alternativo de Skunk Anansie. Una dosis de nostalgia directo al corazón.

Más de i-D: Los mejores momentos de belleza del universo del director David Lynch

Credits


Texto Oliver Lunn