5 marcas cambiando el panorama de la moda sustentable

¿Puede la mezclilla cubierta de cristales Swarovski salvar el mundo?

|
mar. 27 2017, 5:14pm

Faustine Steinmetz, Photography James Naylor

"Moda sustentable" es un término que ha llegado a significar desde tonos de la naturaleza hasta manifiestos aburridos y siluetas fluidas. Pero una nueva generación de jóvenes diseñadores, que eran niños cuando An Inconvenient Truth salió a la luz, han creado cautivadoras marcas que tienen al planeta en mente. Como la industria de la moda se ha convertido en una de las principales causas de contaminación en el mundo, estos diseñadores activistas están proponiendo una nueva perspectiva para la elaboración del vestido. En lugar de estar sacando constantemente piezas efímeras, contaminantes y basadas en las tendencias, las marcas de moda éticas participan en lo que se conoce como slow fashion o moda lenta. Son diseños sustentables, veganos, reciclados, o veces las tres a la vez, con un enfoque en el proceso artesanal y el detalle. Los nuevos productos con consciencia climática podrían ser cualquier cosa, desde una lustrosa chamarra de nylon reciclado de Suzanne Rae hasta un par de jeans hechos a mano por el fenómeno londinense Faustine Steinmetz. La sustentabilidad es la historia oculta de estas piezas, no su única identidad. Aquí hay cinco marcas emergentes que demuestran que el sistema de la moda está listo para la revolución.

BreeLayne

Para la marca con sede en LA, BreeLayne, ser ambientalmente consciente es tan importante como la propia ropa. Pero no crean que eso limita la creatividad de sus diseños. Desde un esmoquin de mezclilla con un saco acanalado y pantalones de pierna exageradamente ancha hasta un jumpsuit a cuadros con capucha, sus piezas proporcionan un enfoque surrealista de la estética de la generación Tumblr.

"Sólo usamos fabricaciones preexistentes, así como técnicas y prácticas ambientalmente seguras, por lo que puede haber algunas restricciones -dice la diseñadora-. Pero hasta ahora, eso realmente no ha impactado mi proceso. En realidad inspira mi proceso de diseño, porque tengo que trabajar dentro de los límites de lo que ya existe en el mundo, y de alguna manera esa limitación puede ser liberadora. Regularmente logro encontrar lo que necesito para dar vida a mis ideas". Explorar el mundo, gracias a su mamá que es agente de viajes, también sirve de inspiración.

Más de i-D: Ve completo el poderoso documental de Leonardo Dicaprio sobre el cambio climático

Suzanne Rae

"¿Qué versión de ti mismo eliges ser el día de hoy?" nos pregunta el sitio web de Suzanne Rae antes de que demos click para entrar a su romántico mundo. Es un lugar donde los frescos pantalones de lino con bolsillos exagerados encuentran un hogar junto con los vestidos de nylon brillante, y donde las blusas llevan parches con la leyenda "I am not your seductress". Las piezas de la diseñadora con sede en Brooklyn dan la sensación lúdica de la ropa que llevarías a un campamento de verano. Pero toques como las blusas cuadradas muy ajustadas y los abrigos largos en azul grisáceo y tartán le dan a la colección primavera/verano 2017 un tinte adulto.

Rae extiende su feminismo a todos los sectores de la marca, trabajando con organizaciones como Girls Inc., una organización sin fines de lucro que se centra en inculcar confianza a las chicas estadounidenses. "Cuando comencé mi línea, pensé que si iba a sacar más productos en esta sociedad consumista ya sobre saturada y sobre abastecida, debía hacer todo lo posible para que mis productos no sólo fueran significativos, sino también amigables con el medio ambiente -dice Rae-. Así que trato de obtener materiales sustentables y que mi producción sea socialmente responsable", añade, y como ejemplo vemos que usa nylon o plástico reciclado. Estas son piezas para las mujeres que desean complacerse sólo a sí mismas.

Más de i-D: Bilbao apuesta por un futuro de moda y sustentabilidad

Maggie Marilyn

 La innovación se une al minimalismo en una definición psicodélica de la simplicidad para Maggie Marilyn. La línea muestra looks monocromáticos con detalles extremos que logran mantener la elegancia. Sus faldas blancas están finamente escalonadas, y combinadas con chamarras que les hacen juego, mientras que la mezclilla cobra vida propia con abundantes volantes, dobladillos burdos, y estructuradas mangas acampanadas. La diseñadora Maggie Marilyn Hewitt se inspiró en el paisaje idílico de Nueva Zelanda en que creció y en la manera respetuosa con la que interactuó con él. Esto dio paso a la idea de lujo admisible y sustentabilidad. Para Hewitt, lo más importante es "saber de dónde vienen todos nuestros tejidos, que todos los que participan en la producción de estos tejidos reciban un salario digno y que sean tratados con un alto nivel de respeto", agrega: "Todas nuestras prendas son hechas y distribuidas desde Nueva Zelanda y realmente he construido relaciones entrañables con nuestros fabricantes para conocer de verdad a cada persona a un nivel personal. Es muy importante para mí que nuestra ropa este hecha con amor".

Faustine Steinmetz

Faustine Steinmetz, nacida en París, es conocida por su mezclilla. Pero éstos no son los jeans azules estándar. Más bien, veremos mezclilla literalmente bañada en cristales Swarovski, con jirones deshilachados que parecen más polvo de estrellas que un desorden. Encontraremos chamarras puff de mezclilla, plisadas y con decoloraciones que las hacen parecer trajes a rayas ajustados con un cinturón. Esta es mezclilla a la que le han dado un tratamiento VIP, reelaborada no como un textil, sino como un color que veríamos en el cielo nocturno. Steinmetz adopta un enfoque de Alta Costura para sus diseños a través de una hechura completamente a mano y de trabajo sustentable. Para la temporada otoño/invierno 2016, la mitad de la mezclilla que utilizó fue reciclada, así como también el agua utilizada en el proceso de reciclaje. A finales del año pasado, Steinmetz fue parte de una petición a los estudiantes de moda de Central Saint Martins de no usar pieles en sus colecciones.

Más de i-D: Hablando de millennials y sustentabilidad con Suzy Menkes

EVERYBODY

EVERYBODY es algo raro: una marca para todos, de todos. O por lo menos, de personas populistas que marcan tendencias como Adwoa Aboah, Akira, de dos años de edad, y Delores Kerr, de 80 años. Las fundadoras Iris Alonzo y Carolina Crespo invitan a colaboradores con ideas afines a hacer las piezas que más quieran usar. Y los resultados, todos hechos en Los Ángeles, incluyen prendas encantadoras como un "poncho safe place" y playeras "trash" totalmente recicladas.

"La explotación no es progresiva -dicen Iris y Carolina-. Nadie quiere apoyar a las empresas que dañan potencialmente el planeta, pero lamentablemente está sucediendo en la moda todos los días. Para cambiar una industria desagradable, aquellos que son responsables de producir cosas en el planeta deben tener un papel activo en el cuidado de la producción de esas cosas, al tiempo que deben encontrar clientes que piensen de la misma manera y que quieran aprender cómo pueden hacer un cambio". El cliente EVERYBODY también vota con su billetera. "Valoran las cosas bien hechas y prefieren comprar con más inteligencia, en lugar de con más frecuencia", dicen. Que es una filosofía aprobada por Marie Kondo, la cual ayuda a nuestra psique y también al medio ambiente.

Más de i-D: Grimes habla de moda, sustentabilidad y amistad en el nuevo filme de Stella McCartney.

Credits


Texto Gabriela Herstik
Fotografía cortesía de las diseñadoras (Suzanne Rae: Christian Defonte, Faustine Steinmetz: Mitchell Sams, EVERYBODY: Harry Eelman)