Publicidad

la cumbre y caída de esta importante revista de los 90

Hablamos con los fundadores de Pavement sobre las estrellas de portada, la cultura y los enfrentamientos detrás de la revista que introdujo el estilo de Nueva Zelanda al mundo.

por Briony Wright
|
12 Junio 2017, 7:01am

Este artículo apareció originalmente en i-D Australia.

Mientras que Nueva Zelanda era relativamente tranquila a principios de los noventa, los jóvenes, como los jóvenes de cualquier lugar, estaban devorando la moda definitoria de la época y los editoriales de revistas como i-D y The Face. En un mundo pre internet y pre agencias de relaciones públicas, estas fueron las biblias que unieron a los espíritus de ideas afines de toda una generación. Y en esta atmósfera, en 1993, el periodista de Auckland, Barney McDonald, se inspiró para lanzar su propia publicación. Estimulado por el deseo de escribir el tipo de historias que quería leer, empleó un enfoque literal para dar nombre a su nueva publicación de cultura urbana, la cual contó con los mejores escritores y fotógrafos neozelandeses que conocía, y así sin más, nació Pavement.

Aunque ya poseía muchos de los ingredientes de un proyecto genial, Pavement todavía necesitaba alguien que dirigiera su estética de diseño y su contenido de moda. Por fortuna, el director de arte y diseñador Glenn Hunt había regresado recientemente a Nueva Zelanda después de una inspiradora temporada en Londres. Inmediatamente vio el potencial de la publicación y se puso en contacto con Barney para ver si podía trabajar en el número de lanzamiento. Glenn continuó dirigiendo creativamente cada número de la revista que vendría a reflejar los más cool de los años noventa en Nueva Zelanda y en todo el mundo.

Christy Turlington. Fotografía Regan Cameron. Diciembre 1997.

Pavement estuvo en funcionamiento durante trece años, bastante ocupados. En un poco más de una década el equipo fotografió a todo el mundo, desde Naomi Campbell, Christy Turlington, Johnny Depp y Leonardo DiCaprio hasta Cate Blanchett, Angelina Jolie, Courtney Love e incluso tuvieron algunas de las primeras fotos de una modelo emergente llamada Gisele Bundchen. Hablamos con Barney y Glenn sobre Nueva Zelanda en los años noventa y curioseamos en sus impresionantes archivos.

Más de i-D: Conoce la provocativa revista 'Puss Puss'.

Gisele Bundchen. Fotografía Regan Cameron. Diciembre 1997.

¿Pueden hablarnos un poco sobre los primeros días de Pavement?
Barney: Yo inicié el proyecto y Glenn vino a verme para ser quien hiciera el diseño de la revista. Ambos nos habíamos nutrido de una amplia variedad de revistas internacionales y publicaciones neozelandesas como Rip It Up y Cha-Cha. Así que hicimos clic de inmediato.
Glenn: Cuando llegué, aunque el primer número sólo tuvo sesenta y cuatro páginas y fue todo en blanco y negro, sin fotografías de moda, Barney tenía contenido bastante interesante y bien escrito. Instantáneamente sentí el potencial de lo que podríamos lograr.

Eva Herzagova. Fotografía Regan Cameron. Noviembre 2003.

¿Cómo eran las cosas en Nueva Zelanda en ese momento?
Barney: NZ parecía tener el potencial de ser más internacional en su aspecto creativo, aunque todavía estaba rodeado por una naturaleza parroquial inhibitoria. Sin embargo, la cultura se aceleró en los años noventa. Los principales diseñadores locales de moda progresivamente empezaron a buscar nuevos mercados en el extranjero. Peter Jackson hizo Heavenly Creatures, luego The Frighteners, allanando el camino para su trilogía de Lord of the Rings. OMC lanzó How Bizarre, su one-hit-wonder, y llegó al número uno de numerosos rankings musicales internacionales. La batería y el bajo llegaron a los clubes y raves. ¡Todo era muy dinámico! Nos revitalizó. Ojalá nosotros le hayamos contagiados esa vitalidad a otros.
Glenn: No tuvimos la necesidad de hacer estudios de mercado; pues éramos parte del mercado meta. Teníamos acceso a una gran cantidad de colaboradores y talento que también necesitaban una plataforma. Confiamos en nuestro instinto y nunca dudamos de que lograríamos dársela.

Jarvis Cocker. Fotografía Max Doyle. Diciembre1995.

Han dicho que Pavement era su forma de traer el mundo a Nueva Zelanda y llevar a NZ al mundo…
Barney: Rápidamente desarrollamos una red de colaboradores fuera de Nueva Zelanda que podía hacer la fotografía de las historias para nosotros, ya fuera de música, cine o moda. Algunos de ellos eran neozelandeses. Derek Henderson, Regan Cameron, Max Doyle, por nombrar algunos, y varios fotógrafos neozelandeses siguieron haciendo fotografía para Pavement cuando se aventuraron en el extranjero. A medida que Pavement ganaba terreno, muchos colaboradores extranjeros se sumaron al proyecto porque disfrutaban lo que estábamos haciendo, y la libertad creativa que fomentamos. Nuestra filosofía era: si vale la pena hacer una historia al respecto, vale la pena hacer nuestras propias fotografías para ella. La falta de imágenes originales por lo regular significaba que no habría historia.

Más de i-D: ¿Hacia dónde se dirigen las publicaciones de moda?

¿Cuál fue la estética de Pavement y cómo lograron ser consistentes con ella?
Glenn: Era lo único que me guiaba —¡a la desesperación a veces! Especialmente en los primeros días cuando no había suficientes páginas para hacer lo que quería, ¡y había demasiadas palabras! Me encantaba lo que Barney estaba produciendo y siempre sentí que era mi deber hacer que esas palabras cobraran vida de la mejor manera posible. Barney y yo amamos y apreciamos la fotografía, por lo que se convirtió en uno de los puntos fuertes de la revista.

Cate Blanchett. Fotografía Peter Gold. Marzo 1999.

¿Tienen una historia, película o editorial favorito, algo que realmente los haya cautivado?
Barney: Todavía hay un par de portadas que me dan pena. Pero los errores ayudan a mejorar la paleta de colores. Evolucionamos un paso a la vez, sin embargo la génesis de lo que queríamos hacer estaba ahí desde un principio.
Glenn: Siempre me causan una emoción especial las portadas de las supermodelos. Simplemente me hacía sentir muy orgulloso ver la misma cara en la portada de Pavement que en la de Vogue Italia, pero con fotografía a nuestro estilo. Mis tomas más memorables fueron aquellas en las que llevamos a bandas memorables que estaban de visita, Placebo o Elastica, a las playas de la costa oeste para hacer una sesión fotográfica. Hay una gran foto de Brian Molko de Placebo de pie sobre las rocas en Piha siendo golpeado por una ola gigantesca.
Barney: Siempre estábamos discutiendo acerca de cuánto espacio debía ocupar el texto. Una noche en la oficina, Glenn se me estaba yendo encima con todo por lo largo de una historia. Entonces yo tomé lo primero que encontré —que resultó ser un diccionario de bolsillo de Oxford razonablemente grande— y se lo lancé a la cabeza. ¡Fue un buen tiro! Salió furioso hacia su oficina, pero un minuto después ambos estábamos carcajeándonos de risa.

Leonardo DiCaprio. Fotografía Hugh Stewart. Marzo 1997.

Hemos oído hablar de las fiestas, ¿pueden contarnos más?
Barney: Tuvimos fiestas MASIVAS. Incluso hicimos fiestas de la Semana Australiana de la Moda en el Q-bar en Oxford Street. Recuerdo que Laurence Fishburne apareció porque, al parecer, estaba filmando la primera película de Matrix en Sydney en ese momento. Es buen tipo, muy alto.
Glenn: A veces hacíamos after-parties para bandas como Massive Attack, Marilyn Manson o Interpol. Uno de mis momentos favoritos fue cuando Johnny Rotten se presentó en una fiesta de cumpleaños Pavement, tan odioso como siempre. Cuando uno de los fotógrafos se ofreció a encender su cigarrillo, su respuesta fue: "¡Vete al diablo, campesino!".

Shalom Harlow. Fotografía Regan Cameron. Septiembre 1994.

¿Qué cambió en el paisaje cultural durante el tiempo que estuvieron haciendo Pavement?
Barney: La gente de relaciones publicas empezó a meter la nariz en todo. Las Semanas de la moda empezaron a acaparar demasiado tiempo de los diseñadores y demasiado presupuesto de marketing. Fundamentalmente, la música también cambió. Llegó la revolución digital, y la fotografía no fue la excepción. En los años noventa todas la fotos que publicábamos eran tomadas en película. Y era divertido hacer el proceso de revelado. La era digital fue un cambio radical.
Glenn: Realmente noté un cambio considerable desde los primeros años de los dos mil. En los años noventa sentíamos que realmente éramos parte de una escena creativa alternativa en constante evolución, donde los paradigmas constantemente estaban cambiando y siempre eran inspiradores. Podías seguir siendo original, y el sentido de la estética e incluso la historia eran factores importantes para conformar y motivar lo que hacíamos. Irónicamente, fueron los medios de comunicación alternativos como nosotros los que ayudaron a impulsar la cultura juvenil al mercado de masas.

Más de i-D: Por qué decidí comenzar una revista impresa en la era digital.

Thandie Newton. Fotografía Derek Henderson. Noviembre 1995. 

¿Qué fue lo que finalmente llevó a su cierre?
Glenn: ¡Estaba harto de me lanzaran el diccionario a la cabeza!

Russell Crowe. Fotografía Derek Henderson. Marzo 1996.

Credits


Texto Briony Wright

Tagged:
pavement
Nostalgia
Revistas
Nueva Zelanda
entrevistas de moda