hablamos con ryan gosling sobre ser director, tener amigos y estar a cargo de todo

El actor se coloca detrás de la cámara para hacer Lost River, una fantasía situada en un Detroit post-apocalíptico.

por Tish Weinstock
|
15 Abril 2015, 5:00pm

Ryan Gosling es como un gato con nueve vidas. Ha sido músico, actor, y una superestrella del Mickey Mouse Club, un meme (seguro has hecho tu propia versión), y un escritor. Nos hizo reír en Crazy, Stupid, Love., y nos hizo llorar en The Place Beyond the Pines y hasta hizo que olvidáramos nuestros problemas con el compromiso y quisiéramos un novio en The Notebook. Añadiendo otra estrella a su excepcional repertorio, su debut como director ha sido estrenado mundialmente (y sí, también escribió el guión él).

Fusionando fantasía con realidad, Lost River es un mágico cuento acerca de una madre soltera tratando de salvar el hogar de su familia de ser destruido, un macabro club donde el asesinato se vuelve una forma de entretenimiento, una ciudad bajo el agua, un bully, una rata, y un encantador chico llamado Bones. El filme, una versión oscura de The Goonies, el cual protagonizan Matt Smith, Christina Hendricks, Iain De Casestecker, y Saoirse Ronan, te llevará a una aventura de ensueño llena de neón; la realidad de una familia vuelta pesadilla. Hablando de sueños, Ryan hizo los nuestros realidad: hablamos con él acerca de cine, amigos, y el sentarse en la silla que dirige todo.

Hey Ryan.
Hey.

Estaba siendo muy británica y hablaba del clima.
¿Te emociona que salga el sol? 

Sí, realmente necesito un bronceado.
Deberías hacerte uno con camas. ¿Quisieras agua?

Siento que es un poco tarde. Pero felicidades por tu nuevo filme. Es increíble.
Gracias, gracias.

La amo, pero también la odié. Especialmente la escena con la pobre rata.
¿Está loca no?

Pensé que algo así pasaría...
¿En serio?

¿No debía? Matt Smith estuvo acariciándola por mucho tiempo... 
Y ya sabes que no es algo bueno...

¿De donde salió la idea para el guión?
Detroit. Todo lo cool venía de Detroit, Eminem, Motown, Motor City, el refrigerador, la clase media, el sueño americano. Todo lo icónico. Pero cuando llegué ahí estaba muy sorprendido. Es muy distinto ahora. Hay kilómetros de vecindarios abandonados. Se declararon en bancarrota y apagaron los postes de luz y aún había familias que estaban intentando conservar su hogar en estos barrios que estaban siendo demolidos o quemados alrededor de ellos. Parecía una película, de fantasía o de ciencia ficción. Parecía que su sueño estaba siendo convertido en una pesadilla y quise hacer un filme sobre ello.

La película casi se siente fantástico con hechizos y ciudades bajo el agua, ¿qué tan importante era situar tu filme en la realidad?
Bueno queríamos caminar esa línea entre la fantasía y la realidad, y nunca decidir entre la una o la otra. Queríamos verlo a través de la perspectiva de estos niños que están creando su cuento de hadas para ellos mismos. Esta idea de un hechizo, para simbolizar lo que les estaba sucediendo parecía importante o especial. Queríamos filmar la película de una manera subjetiva, a través de la lente. El club no se supone debía ser un estado de la mente, es un lugar real donde el dinero manda, hay un backstage, y los asesinatos son un acto. Queríamos dejar eso muy claro.

Muchos filmes prefieren no ser incrédulos, pero Lost River se trata más acerca del artificio -hay props, sangre falsa, referencia a actos…
Sí, realmente queríamos mostrar que estas cosas eran reales. Se sienten como una fantasía pero son reales. El club estaba inspirado en Le Grand Guignol, the Hell Café, y Death Tavern, los cuales son lugares reales del París de los años veinte. Eran parte de la escena macabra, de muerte y entretenimiento. Queríamos ser muy claros acerca de eso, pero aún así verlo subjetivamente desde la perspectiva del personaje y ver como eso podría jugar en la narrativa del cuento de hadas que sucedía en sus mentes.

El filme es visualmente elegante al punto en que la luz y el color se vuelven parte integral de la narrativa, ¿visualizaste esto en tu mente antes de filmarlo o fue algo que evolucionó?
Filmé por más de un año, por mí mismo, solo yendo por los alrededores. Ahí es cuando me di cuenta que estaba haciendo un filme. Así que toda la estética fue establecida en ese período de tiempo.

¿Qué tan importante fue trabajar en locación con un grupo tan íntimo de gente en la que confiabas y conocías?
Sí, es gracioso, eso fue justo lo que era. Es raro mostrar el filme a una escala tan masiva porque lo hicimos de una manera muy reducida. Fue como tratar de juntar personas que admiro y que son mis amigos y hacer algo juntos. Había algunos con los que no había trabajado como Barbara Steele y Matt Smith.

Matt estuvo brillante, pero mi personaje favorito definitivamente fue el conductor de taxi.
Sí, Reda (Kateb). La película trata de un hogar roto; es un mundo sin padre. No hay una presencia masculina positiva en la película, y Reda se supone que representa eso. Él iba a llenar ese espacio, ¿sabes? Necesitábamos encontrar alguien que fuera un tipo decente. Es un tipo muy poético, manejamos en los alrededores filmándolo y estaba hablando de lo que estaba viendo. Aportó mucho a ese personaje.

Es interesante que digas eso porque encontré muchas similitudes entre Lost River y The Place Beyond the Pines, en términos del padre ausente. Lloré en ese filme, mucho. 
¿En serio? 

Sí, porque no tengo un padre y la estaba viendo en el avión y literalmente estaba berreando en camino a LA. Pero bueno, ¿eran intencionales las similitudes? 
Haha. No sé, digo, no nos estábamos enfocando hacia donde estaba el padre. Debía ser una representación visual de lo que se siente crecer de esa manera, ¿sabes? Funcionó en esta película, pero no es un tema general para mí, pero sé que lo es para Derek Cianfrance. Para él ese es el tema de sus películas.

Cuando estabas haciendo la película, ¿pensaste en lo que vendría después, el mostrarla a cientos de personas, obtener reseñas, hacer prensa? No en su momento, más que nada lo estaba tomando paso a paso y lo que amo acerca de la película es que sucedió de una manera muy natural. Estaba filmando yo solo, y luego había más gente, y ahora estamos hablando de ella. No hubo un solo momento en particular en lo que pensara 'Voy a dirigir, esto es lo que va a pasar'.

¿Te sentiste como director o como el tipo que estaba cargo?
Sentí una responsabilidad por todos. Venían a esta área peligrosa para filmar esta cosa; todos se estaban arriesgando por el filme, así que te sientes responsable.

Ok, última pregunta, ¿qué vas a hacer próximamente?
Voy a actuar en el filme The Big Short. Voy a trabajar con Steve Carell, de nuevo, y otros tipos como Brad Pitt y Christian Bale. Nunca he trabajado con ellos antes, estoy emocionado. Adam McKay la está haciendo, ¿te gustan sus películas? Ha hecho Anchorman y Step Brothers.

¡Ah, cool! ¿Entonces es una comedia?
No lo es, pero espero termine siendo graciosa.

Credits


Texto Tish Weinstock
Fotografía Matt Jones
Estilismo Kate Young
[The Together Issue, No. 216, enero 2002] 

Tagged:
Ryan Gosling
Lost River