todo lo que pasó en 'season 4' de yeezy

En el primer día de New York Fashion Week, el rapero/diseñador llevó a los invitados a Roosevelt Island, donde escenificó una presentación ambiciosa al aire libre en el calor agotador de Nueva York. Aquí está todo lo que pasó, desde apariciones...

|
08 Septiembre 2016, 4:30pm

Las cosas se retrasaron: Antes de que el show empezara, West dijo que estaba (algo) inspirado por el tramo de centros comerciales y vecindarios privados en Calabasas, California —hogar de la sede central de las Kardashian. "Privado" probó sin intención ser el mejor descriptor de la tarde: después de desembarcar de los autobuses, los editores pasaron a través de una serie de barricadas, portones, y zonas de espera en su camino al Parque Four Freedoms, un hermoso espacio público en la punta sur de Roosevelt Island. Después de una hora de espera, los invitados pudieron pasar a tomar asiento, en bancas que abarcaban toda la longitud del largo espacio verde y estrecho del parque.

No hubo modelos hombres: Está bien, su llamado de casting controversial "sólo para mujeres interraciales" delató esto. Pero ya que las tres presentaciones anteriores de West habían tenido elencos de género mixto, algunos estaban sorprendidos de no ver esta vez a ningún hombre en la mezcla. Sin embargo expresó complejamente la ambición, West triunfó al armar un elenco maravillosamente diverso de formas y tonos de piel.

Había unas cuantas caras familiares: Tristemente, Naomi Campbell no regresó a la pasarela de West, pero otros lo hicieron. Vimos a los amigos de Yeezy, incluyendo a la modelo y fotógrafa Braina Lavenia, Chanel Iman, Amina Blue, y los increíbles abdominales de Teyana Taylor. La legendaria Grace Bol hizo una aparición dominante, y Sofia Richie disfrutó de su debut en NYFW.

Mucho calor: como 30ºC en directo bajo la luz del Sol. Cuando llegaron los invitados, fueron recibidos por un ejército de modelos al estilo de Vanessa Beecroft, de pie dentro de la poco elevada pasarela triangular del show. Los usuarios de Twitter empezaron a expresar preocupación por estas chicas estoicas en spandex —muchas de ellas se empezaron a sentar cuando las modelos de West mostraron pequeñas señas de salir. El equipo del show circuló agua entre las intérpretes de Beecroft, al menos se reportó que una de ellas se desmayó.

La ropa estaba inspirada en lo militar. En las cuatro temporadas pasadas, West ha diseñado con el propósito utilitario, creando ropa oversized en tonos apagados y naturales, que es sportswear y workwear en partes iguales. La temporada 4 permaneció fiel a esta estética: las chamarras llegaron en un estampado degradado de camuflaje, y sudaderas holgadas de un gris pálido. Las texturas variaron de un spandex elástico a un generoso velour tono carbón.

También hubieron algunas de las amadas piezas de Adidas: A principios de año, Adidas reveló que había expandido su alianza con West, y planeaba dedicar grandes recursos de producción a la marca Yeezy. West regresó el amor al poner una de las piezas más reconocibles del gigante alemán de sportswear: pantalones de tracksuits con tres líneas. Chanel Iman cerró el show con unos pantalones tracksuit en negro y rojo —un enérgico detalle de color que le añadió vitalidad a la propuesta monocromática de West.

Y unos nuevos zapatos: Los amantes de los sneakers están hablando sobre los nuevos estilos que debutaron en el show. Estos incluyen: una variación en blanco de los Yeezy Boost 350, y una nueva silueta que sigue sin lanzarse y se rumora que pronto llegará a tiendas, los Yeezy Boost 350 V2.

Kanye llevó la mercancía en una dirección un poco diferente: Las propuestas del día de hoy no mostraron la fuente estilo gótica y el diseño hecho por el artista de Los Ángeles Cali Thornhill Dewitt que aparece en la popular mercancía de TLOP (que se vendió por primera vez en la Temporada 3 de Yeezy en febrero). Sólo había dos playeras de manga larga disponibles —una en blanco, otra en un amarillo neón— que simplemente enlistaba la información del show en una fuente básica Helvetica. La espalda de las playeras sólo decía "Season 4" ("temporada 4") y costaban $75 dólares.

Los raperos fueron a mostrar su apoyo: A Kim, Kylie, y Kendall se les unió un fuerte contingente de los contemporáneos del hip hop de West. Se presentó el anunciado recientemente como presidente de GOOD Music (y participante de Rock The Voter apoyado por Hilary Clinton) Pusha T, al igual que Pharell, el trío de Atlanta Migos, A$AP Ferg, y Tyga.

Pero la música fue minimalista esta temporada: En el pasado, West ha usado sus shows para revelaciones musicales importantes. Su debut en 2015 estrenó Wolves, y la temporada pasada fue casi una fiesta para escuchar The Life of Pablo: con una laptop, un cable auxiliar, y todo (excepto que era el sistema de sonido del Madison Square Garden). West optó por un soundtrack mucho más recortado esta vez: un profundo y vibrante bajo puntuado con loops vocales evocativos que sonaban como los de Sia.

Credits


Texto y Fotografía Emily Manning