Publicidad

este fotógrafo se pasó un año fotografiando montones de basura en estados unidos

Hablamos con James Senzer, el joven fotógrafo que encontró mucho más que basura en su instalación local de gestión de residuos.

por i-D Staff
|
06 Octubre 2015, 5:37pm

VICE está apoyando el lanzamiento de Global Goals para el desarrollo sustentable. En los próximos quince años, quieren lograr tres tareas enormes: acabar con la pobreza extrema, combatir la desigualdad y la injusticia y solucionar el cambio climático.

Una cartera con ocho tarjetas de crédito y cinco licencias de conducir. Pilas de documentos horripilantes de compensación para el trabajador. Un Kia Sorento quemado. De alguna manera suena como una secuencia de apertura de los Sopranos, pero en realidad es justo lo que el fotógrafo James Senzer encontró en los vertederos locales en el transcurso de su último año en la State University of New York en New Paltz.

Un pueblo de unos 7 mil habitantes situado a lo largo del río Hudson, New Paltz no es el hogar de las montañas de llantas que se encuentran en las fotos de paisajes industriales de Edward Burtynsky que nos revuelven el estómago. Pero, como descubrió James, las instalaciones de gestión de residuos de la región están llenas de algo: información personal confidencial. Las identificaciones, las tarjetas de crédito, los números de seguridad social y los documentos de registro de vehículos estaban "literalmente en el viento", dijo el fotógrafo de 21 años de edad.

De 2013 a 2014, un año en el que casi 13 millones de estadounidenses fueron víctimas de robo de identidad, James tomó fotografías con filme de gran formato de estas instalaciones y creó scans de materiales que encontró, compilando la serie American Waste: Landscape and Identity. Hablamos con él para averiguar el cómo la desechabilidad está afectando la vida estadounidense.

¿Por qué empezaste a fotografiar la basura?
Mis padres tenían una propiedad en Shelter Island, que es una pequeña ciudad que abarca aproximadamente 27 kilómetros cuadrados. Shelter Island no tiene recolección de basura, así que tuvimos que llevar toda nuestra basura a un centro de reciclaje local. Sin que parezca que estoy idealizando a la basura, me pareció que tenía cierto atractivo visceral: las texturas y objetos estaban vivos y eran muy variados. Mientras depositábamos nuestra basura, descubrimos una pequeña zona con una señalización indicando que era la "pila de sorpresas". Esta sección tenía los objetos que aún tenían algo de vida, pero estaban, por lo general, en malas condiciones. Un verano acumulé muchos hallazgos interesantes que iban desde cámaras y viejos álbumes de fotos hasta muebles de mediados de siglo y una máquina de coser Singer de 1920. En pocas palabras, me sorprendió ver algunos de los artículos que la gente consideraba como basura, y empecé a documentarlos con mi cámara.

¿Qué sitios fotografiaste? ¿Cómo los encontraste?
Aparte del lugar en Shelter Island, donde tomé un gran número de imágenes, el resto de las imágenes fueron tomadas al norte del estado de Nueva York, principalmente en Ulster County. Encontré muchos de los lugares buscándolos en línea y de boca de compañeros y amigos. Antes de tomar alguna fotografía con mi 4x5, visitaría el sitio para caminarlo y ver qué había disponible para fotografiar. Tuve que coordinarme con los responsables de estas instalaciones, con portafolio en mano, para tener acceso. Frecuentemente tuve que firmar documentos que los liberan de responsabilidad en el caso de que me lesionara durante el trabajo. Muchas veces, me rechazaron. 

¿Cuáles son algunos de los objetos o documentos más comunes que encontraste? ¿Cuáles los más extraños?
Encontré cientos de fotografías, que van desde impresiones de eventos familiares de los años ochenta hasta fragmentos de ferrotipos y álbumes de boda completos. Sorprendentemente, las tarjetas de crédito y licencias de conducir eran muy comunes. Uno de mis mejores hallazgos fue un termómetro de cuarto oscuro Eastman Kodak con el envase sellado. Usé el termómetro para develar todo el filmeque tomé para el proyecto. Además, descubrí cerca de 250 formatos de compensación de trabajadores de la década de 1970 que describen dolencias médicas de trabajadores de construcción en horripilante detalle. Cada formato tenía un nombre completo, una dirección y un número de seguro social. Durante una de mis últimas sesiones para el proyecto, me encontré con toda una cartera. Para mí, esto era valía más que el oro. La cartera contenía los documentos de identificación de toda una vida de una mujer, incluyendo su tarjeta de seguro social, ocho tarjetas de crédito, registros de vehículos y cinco licencias de conducir.

La serie trata de mucho más que de solo basura. ¿Cuáles son las ambiciones más amplias de American Waste?La serie es una exploración y una crítica de la industria de los residuos. Las imágenes sirven como documentación de los centros de reciclaje, las estaciones de transferencia, los vertederos, y los sitios de recolección de basura. Inicialmente, la obra fue creada simplemente como un documento de sitios de desechos. Finalmente, el trabajo se volvió mucho más socio político, con el objetivo de proporcionar comentarios sobre la naturaleza desechable de la sociedad estadounidense, un desprecio común por la identidad individual y el carácter común de fraude de identidad dentro de los Estados Unidos. La serie tiene la intención de mostrar el lastre que los residuos plantean en el paisaje, ya sea que el lastre sea visible para el ojo humano, o no. Después de encontrar en sitios de desechos una gran cantidad de fotografías personales, tarjetas de crédito, licencias de conducir, tarjetas de seguro social, y otra información confidencial, literalmente en el viento, llegué a la conclusión de que muchas personas en este país tienen poco respeto por las identidades de sus seres queridos y por los difuntos.

jamessenzer.net

Credits


Texto Emily Manning
Fotografía James Senzer

Tagged:
vice
global goals
Basura
Estados Unidos
medio ambiente
james senzer
basura en estados unidos
fotografía de deshechos