Publicidad

las promesas de la moda de ​seúl

En una época cuando Corea del Sur resuena y todos están volteando hacia la floreciente industria de la moda en Seúl y el talento de los jóvenes diseñadores que la impulsa, la semana pasada i-D visitó Seoul Fashion Week para los shows de otoño/invierno...

por Anders Christian Madsen
|
29 Marzo 2016, 7:12pm

Blindness fall/winter 16

Al visitar la tienda temática de Wooyoungmi, Manmade, en Gangnam, la zona chic de Seúl, la semana pasada, la directora de operaciones de la tienda Caroline Kim comentó sobre el nombre de esa tienda: "Por mucho tiempo los hombres en Corea no tuvieron mucho espacio para ellos. Las mujeres abarcaban todo el espacio", dijo, explicando como Madame Woo —la grande dame detrás de Wooyoungmi— siempre ha buscado darles a los hombres coreanos su propio espacio. Manejando alrededor de la capital del país para ir a Seoul Fashion Week, todo el tiempo te encuentras con anuncios de belleza, clínicas cosméticas, y por supuesto la publicidad de moda que sirve como recordatorio de la dedicación que tiene Corea del Sur a su industria de la moda. Es la segunda temporada consecutiva en la que Seoul Fashion Week ha invitado a la prensa y a los compradores internacionales para ver su sorprendente escaparate, y esta vez muchas cosas comenzaron a tener sentido. 

Wooyoungmi otoño/invierno 2016

Pavonearse es algo muy popular en Seúl ahora —no con trajes ajustados y calcetines cortos como en la feria de Pitti Immagine en Florencia, sino, sorprendentemente, como los jóvenes de la ciudad, que se visten como los New Romantics y pasan el rato afuera de las sedes de los shows viéndose imposiblemente cool. En nuestra visita la temporada pasada fueron toda una revelación —esta vez su presencia funcionó como un vínculo para entender por qué la moda coreana está teniendo un momento tan importante ahora. 

Blindness otoño/invierno 2016

En la cultura de la moda coreana -que históricamente ha sido dominada por las mujeres-, actualmente, a la moda masculina se le está otorgando el espacio que nunca tuvo y está pasando por a una especie de esclarecimiento que da como resultado una expresión fuerte y con dirección. Esta es la razón por la cual marcas como Wooyoungmi y Juun.J han sido populares a nivel internacional, y la razón por la que Blindness, la marca más nueva —la cual está primordialmente enfocada en menswear—, fue, sin duda, el mejor show de la semana por segunda temporada consecutiva. El menswear coreano es inteligente e irreverente porque su objetivo de servir como algo más que solo ropa es muy palpable. 

Pushbutton otoño/invierno 2016

Están cambiando la situación, definitivamente de manera local. A lo largo del año pasado hemos hablado de una revolución del menswear, en especial en Milán, donde Alessandro Michele ha apuntado su varita mágica de la fluidez de género hacia Gucci y ha inspirado a toda una industria. En Seúl esta ola se siente mucho más fuerte. Así que, ¿qué hace a una marca como Blindness tan buena? La respuesta sencilla es: identidad. Viaja alrededor del mundo a los Fashion Weeks (por ejemplo afuera de los cuatro más grandes) y pronto te darás cuenta el problema de origen. Existe también en Seoul Fashion Week donde unos cuantos diseñadores probablemente se inspiraron de más en Vetements esta temporada (aunque lo mismo podríamos decir de Milán), pero eso hace aún más emocionante ver algo que está de acuerdo con ser uno mismo.

Blindness otoño/invierno 2016

¿Pantalones de cuero inmaculado pero con bordes irregulares con botas con un poco de tacón y con un suéter tejido enorme sobre una camisa de moño? Son componentes que son innatos de Gucci, Cavalli y Saint Laurent, pero en Blindness el diseñador Kyu-Yong Shin jugó con las proporciones y los cortes para hacerlos parecer todo menos viejos. Había algo a la vez avant-garde y muy sencillo —de la mejor manera posible— sobre la colección, que te hace preguntarte cómo funcionaría en una plataforma más internacional. Una suposición: magníficamente. Sin embargo Seúl no está en manos de sus florecientes laureles de menswear. Esta temporada tuvo una mejora categórica en el frente del womenswear, donde R.Shemiste está en primer lugar. 

R.Shemiste otoño/invierno 2016

La ingeniosa fusion de grunge, goth y ropa deportiva desde una óptica opulenta que hicieron los diseñadores Ji-Yuen Won and Joo-Ho Lee, se aprovecha de la reciente obsesión de la moda con transformar lo bajo en alto y de hacer híbridos de parejas improbables. "Es el Marques'Almeida de Seúl", dijo un londinense, y fue un cumplido. R.Shemiste está haciendo su propia cosa y está funcionando. Si le preguntas a las modelos de Seúl ¿cuál es la marca más popular? Te dirán que es Pushbutton, la cual atrajo a suficiente público para demostrarlo, incluyendo a los artistas del K-Pop Kyung-Ah Song, Dong-Hui Lee, y Hyomin. Con todo su color, volumen y atractivo sexual, este show no pudo contenerse en recordarnos el papel que el K-Pop tiene dentro de la moda coreana y la atención que crea a su alrededor. (Cada vez que una estrella K-Pop llega a la Dongdaemun Design Plaza, diseñada por Zaha Hadid, una avalancha de fans chillantes le sigue).

Pushbutton otoño/invierno 2016

En un país construido a base de la tecnología, donde Samsung y LG son como realeza, el K-Pop es el segundo producto de importación más importante para Corea y creó un vínculo natural entre la tecnología y la moda. Cada uno de los shows tiene dentro de su público a una o más estrellas del K-Pop, lo cual definitivamente será el caso en cada evento deportivo cuando Corea sea la sede de las Olimpíadas de Invierno en 2018. Un teaser de televisión para el evento de $10-billones termina con las palabras: "Les dijimos que lo lograríamos, y lo vamos a hacer". Pudo también haber sido la consigna para la industria de la moda del país, donde ningún esfuerzo o costo es demasiado grande en la carrera por convertirse en uno de los jugadores más importantes de la moda internacional. Junto a Blindness y a R.Shemiste, marcas como Fleamadonna, Andy & Debb y la gran marca local SJYP podrían fácilmente hacer la transición hacia convertirse en plataformas internacionales, pero para Corea no parecer ser un asunto de si sus diseñadores se muestren ahí o en otros lugares, sino más bien un asunto que involucra a ambos. En un época en la que Seúl está definitivamente comenzando a tener alcance con un amplio público internacional como un epicentro de la cultura y el desarrollo del Extremo Oriente, se trata de traer al resto del mundo a Seúl al mandar lo mejor de la escena de la música y la moda de Seúl hacia el resto del mundo. 

R.Shemiste otoño/invierno 2016

En tan solo una temporada, Seoul Fashion Week mostró qué tan dispuesto estuvo para convertirse en la mejor. Podrá tener la ventaja de la fortuna, pero la mejor inversión que Corea puede hacer dentro de su industria de la moda ahorita es apoyar a los talentos jóvenes más fuertes, y continuar con su publicidad internacional. Un área que de seguro ya han dominado es la industria del modelaje. Entre Sup Park (HyeongSeop, de Elite London), JJ (Jeon June, de Storm London) y Jin Park (de Wilhelmina London) todos los editores de moda que fueron a las pasarelas estuvieron conmovidos.

Más de i-D:

La moda de Seúl en 2015: conoce a los brillantes nuevos diseñadores de Corea del Sur

Sobre cómo la obsesión coreana con la belleza masculina desafía el género

Credits


Texto Anders Christian Madsen
Imagen principal R.Shemiste, Byungmun Seo y Pushbutton de otoño/invierno 2016