Publicidad

devendra banhart sobre noodles, calcetines de colores y su nuevo libro

Puede que lo conozcas por su música, pero Devendra Banhart es un artista multifacético que presentó esta semana su nuevo libro en la Ciudad de México. Aprovechamos para hablar con él sobre las letras de sus canciones, la ropa que le gusta usar y cómo...

por Ileana Rodríguez
|
05 Mayo 2016, 12:00am

La entrevista comenzó con una pregunta de Devendra, '¿Por qué crees que casi todas las revistas han terminado siendo obsoletas, excepto las revistas de moda?' Sin embargo, estábamos en Casa Bosques, un lugar de revistas también de arte, arquitectura y diseño, lo que cambió su observación: "Más bien todo lo que es visual permaneció en lo táctil, lo impreso." Devendra solo consume dos o tres revistas, una de sus favoritas es Apartamento. Yo justo lo vi en esa publicación, cuando se estaba enamorando de una chica de la cual nos confirma que ahora son solo amigos. 

El músico y artista visual se define como una California Girl, y en efecto, lleva ya varios años viviendo en Los Ángeles. Antes de comenzar a hablar sobre sus otros proyectos, le pregunto en específico sobre la canción que más llamó mi atención de su último disco, Your Fine Petting Duck. "Hay tantas canciones en las que estamos usando un estilo de música pop, muy bubblegum, como pop de los sesenta. Y todas estas canciones son de amor o desamor pero le ruegan a la otra persona para que regrese. Casi todas las canciones mexicanas son de perdón y sobre recuperar a tu amor, entonces me pareció interesante tratar de escribir una canción que diga 'Gracias, por estar abierta a tomarme de vuelta, pero por favor, no te olvides que yo fui horrible, y no me aceptes'; además quédate con el que estás, él es terrible pero yo soy peor'.  La canción tiene aparte ciertos matices electrónicos donde mezcla idiomas (alemán/inglés), muy distintos al resto de sus canciones.

Devendra Banhart es reconocido principalmente por su música, sin embargo produce también dibujos, pinturas, fotografías y piezas multimediáticas, muchas de las cuales se unen en el libro I Left My Noodle on Ramen Street, el cual presentó la semana pasada en la Ciudad de México. Para él, hacer un libro o una pintura, tiene un proceso similar al de producir un álbum, de hecho, después del lanzamiento de su libro se prepara para realizar su nuevo disco. 

Me imagino que el arte es donde canalizas sentimientos, ideas, cosas que traes dentro. ¿Cómo eliges a través de qué medio quieres canalizar qué cosa?
Mi arte no es conceptual, es más expresionista y muy sensual, ¿verdad? Entonces no estoy tratando de analizar cómo puedo expresar estas ideas, a veces ni siquiera siento que son ideas. Hasta las canciones no son ideas. Son historias pequeñas, o son expresiones de una emoción. Por eso es que paso la mitad del año haciendo arte visual y la otra mitad del año haciendo música. Divido mi tiempo en eso. 

¿Y tienes alguna preferida?
No. Creo que cuando estoy haciendo música estoy sintiendo que quiero terminar el proyecto para empezar a pintar, y cuando estoy pintando siento que quiero acabar de pintar para empezar a hacer música.

Incluso dentro de la música tienes varios proyectos. ¿Cómo eliges con cuál quieres decir qué cosa?
No sé. Los proyectos vienen por aquí y por allá. Todavía sigo cantando cositas en diferentes álbumes, acabo de cantar una canción de Akira Kosemura -un pianista de Japón-, y también una canción con una señora llamada Rokia Traoré, de África. Entonces, todavía sigo colaborando con músicos, pero es una cosa muy simple, eso toma, tres, cuatro días. O un día. No es una cosa que tengo que pensar mucho. 

Eres meticuloso con lo que usas. ¿Te gusta la moda?
Sí, me gusta la moda pero me gustaría que todas las marcas tuvieran por lo menos una cosa accesible, que cueste $5 pesos. Todas las marcas… Chanel, todas ellas.

Puedes no usar de diseñador y seguir siendo aficionado a la moda, ¿no?
Claro que sí. La cosa es que, hay un espacio tan grande entre lo que es barato y lo que es caro en la moda. Y sería increíble si todos esos diseñadores que me encantan tuvieran cosas que todos pudiéramos comprar.

¿Qué es lo que traes puesto ahora? Veo que tienes un calcetín de un color distinto al otro.
Sí. Estas son unas sandalias que hizo mi amiga Beatrice Valenzuela. Los calcetines son de Portugal, ahí compro casi todos mis celcetines. Los pantalones, no tengo idea. La chaqueta es de Missoni y mi camisa es de granjero japonés. 

Paramos la conversación para que Devendra se preparara para un pequeño concierto en Casa Bosques, en donde se puede adquirir "I Left My Noodle on Ramen Street", una selección transversal de los mejores trabajos visuales del artista, el cual incluye ensayos y comentarios de músicos como Beck y Adam Green.

Más de i-D:

Mia Moretti sobre viajes, festivales y colaboraciones

Escuché el futuro y sonaba un poco como esto

Credits


Texto Ileana Rodriguez
Fotografía Pia Riverola