el artista drag uruguayo que hace la revolución con su arte

Puede parecer salido de un jeroglífico del antiguo Egipto pero su Nilo es el Río de La Plata y su reinado las mentes y los cuerpos heteronormados al sur del América Latina. Kevin Royk, bomba dance, compromiso político y sangre africana del Uruguay para...

|
dic. 19 2016, 11:45pm

La imagen que mejor lo representa puede encontrarse en la apertura de la última marcha del orgullo LGBTQI de Buenos Aires. Una figura esbelta y mulata, altísima, como modelada por manos rupestres, que pone a hervir a los y las miles que se acercaron al corazón de la capital argentina para celebrar libertades que rebasan lo sexual y se inscriben ya en el terreno de los derechos de segunda y tercera generación. Es el cantante, bailarín y performer afrouruguayo, Kevin Royk. La Kevin, para todas. Estridente, saturado, hipérbole de sí mismx, este artista del drag ya tiene cinco discos en un lustro, algunas giras por países Sudamericanos, una actitud sonante sobre los derechos de las minorías sexuales y los afrodescendientes y, quizás como consecuencia de todo lo anterior, algunos piedrazos en la vía pública.

Aunque también está este otro lado de la sociedad que podemos encontrar en You Tube. Se ejemplifica con un comentario de la usuaria Lucía Garniev Nieves en el video de Paradise Boom Pum: "Me dio sida en los ojos".

Reaccionarios al margen, está claro que Kevin Royk hace lo suyo y lo suyo es, más allá del soporte -de los discos, los remixes, la EDM y los outfits ancestro-espaciales que se calza- es patear los límites de las formas heteronormadas. Y en ese movimiento despejar la maleza del campo para inaugurar un plano mayor de expresión libre. 

¿Cómo le hace alguien sobre el que opera una doble discriminación para desafiar el peso de la forma impuesta y la violencia velada y explícita de su época? i-D platicó en exclusiva con Royk para saber más acerca de un cantante que condensa buena parte de lo que hablamos cuando hablamos de sexualidades alternativas.

Eres cantante, performer, drag queen…¿Cómo te ves a ti mismo? A lo largo del tiempo, ¿qué momentos o influencias definieron tu yo artístico actual
Ahora que lo pienso considero que tuve que crecer rápido. Miro para atrás y me veo creciendo rápido para poder hacer cosas que a mis 17 años ni imaginaba. Mi carrera me hizo crecer y la decisión de hacerlo posible cambió la historia. Considero que mis mayores influencias en la música y la moda son Grace Jones, Beyoncé y Michael Jackson, aunque también me inspiro un poco en otros artistas.

Eres descendiente de africanos y activista por los derechos de la comunidad LGBTQI. Además, juegas mucho con tu physique du rol y eso a algunos les puede resultar provocador. ¿Eres consciente de que tu arte es signo de los tiempos a la hora de hablar de identidad y libertad de género?
En primer lugar, me encanta lo que hago. Soy consciente de que la mayoría queda "de ojo", como decimos aquí, cada vez que ven mis clips, pero sé que hay mucha gente que se divierte y que entiende que este mensaje nuestro está muy lejos de querer parecerse al arte musical que hoy en día nos venden en tv. Se trata de mis ideas, de la integración. De la relación entre la música y la integración. En cuanto a mis looks, las producciones de moda me llevaron por ese camino, el género GlamPop es así. En Uruguay actualmente encabezo el movimiento y me cuesta diferenciar a veces los looks de producción y los de mi vida diaria, trato de divertirme y verme bien. Creo que la diversidad de mis looks, ante todo, expresa la libertad de mi pensamiento

Como en todas partes, ciertos lugares del Uruguay pueden ser muy conservadores. ¿Has tenido problemas en alguna de tus presentaciones o en la calle? ¿Qué tanto difiere Kevin Royk sobre el escenario y abajo del escenario? Ya sea arriba o abajo del escenario soy el mismo. Soy una persona atrevida. He tenido problemas, pero tengo lenguaje callejero y con eso me defiendo. Me gusta decir lo que pienso.

¿Piensas que muchos adolescentes hoy tienen la chance de ser más libres con respecto a su identidad gracias a la labor que llevan adelante artistas y activistas de la comunidad LGBTQI?
Claro que sí, pienso que los jóvenes pueden tener mayor libertad con respecto a su identidad sexual gracias a los que luchan y también a la energía que nos mueve más allá de ellos... Pero los militantes son los que abren camino junto a las masas, los que sobrevivieron a la dictadura, los que luchan de verdad, no los que lo hacen por un puesto en el gobierno. Los artistas podemos hacer la revolución y la libertad desde los visuales y los poemas. 

En una entrevista dijiste que, a raíz de tu fe, creías tener varias vidas pasadas y que en esta en particular tenías un objetivo: "dejar una marca". ¿En qué momento estás con relación a ese objetivo?
Creo que esa misión la voy cumpliendo con cada desafío que me toca vivir. No dejaré morir mi nombre ni el de mi familia. Carmen Acosta, mi madre, fue vedette y el año pasado volvió al carnaval. Con ella aprendí mucho; desde muy pequeño. No voy a dejar su nombre atrás en esta historia ni el mío, porque mi familia tuvo muchas pérdidas, nos arrebataron muchas cosas.

Tienes varios discos lanzados en poco tiempo, ¿de dónde viene tu inspiración? ¿cómo nacen tus canciones?
Ya llevo siete años de carrera. Cuando tenía 18 años dije "quiero ser artista y vender discos". Y fue un sueño sólo por dos segundos. Porque busqué la manera y publiqué mi primer álbum. Fue algo muy loco y enérgico. Mi segundo disco sí me costó dos años prepararlo, pero fue un éxito. GlamaZone (2012). Durante la gira de éste álbum por Brasil y Argentina fui conociendo más productores y DJ que me pasaban sonidos y remixes de mis canciones y sin querer armé un tercer y cuarto disco con letras que escribí durante el tour: Go Glama! y GlamaZona: The Remixes.

K-BOOM! fue planificado desde cero por mi equipo y por mí para girar durante 2015. Lancé el álbum en el Teatro Solis, el más legendario de mi país y eso fue muy emocionante. Este año publiqué Afronautas, hacía mucho que quería plasmar el concepto en sonido y lo hice en conjunto con varios productores como Lechuga Zafiro en una búsqueda de sonidos ancestrales y electrónicos con más lenguaje de calle. Actualmente estoy armando una película que será mi tercer DVD en vivo, y escribiendo para Makumba nuevo material que quiero compartir el próximo año. La música es mi vida, y pongo mis historias en ella. No hay cartón pintado, la rima y el sonido es mi ritual sagrado.

Más de i-D:
Ah Mer Ah Su combate su miedo con la belleza de ser negra y trans

Los raperos queer y el sexo en el hip hop de hoy

 Lo que todavía no entiendes sobre ser trans

Credits


Texto Juan José Relmucao