inspírate en los autorretratos sin pena de esta fotógrafa 'plus-size'

Su serie sobre positividad corporal, 'Silver Lining', se inspiró en una experiencia cercana a la muerte.

por André-Naquian Wheeler
|
23 Mayo 2017, 5:58am

Ya sea la foto una selfie o un retrato de Ryan McGinley, la manera en la que elegimos enmarcar nuestros cuerpos revela tanto de nuestro interior como lo hace de nuestro exterior. Es por eso que la serie fotográfica de Caroline Fahey, Silver Lining, es importante. Orgullosa de describirse como una chica plus-size, Fahey se inspiró para poner su cuerpo en exhibición en una experiencia cercana a la muerte. Durante su segundo año en la Universidad de Nueva York, la estudiante de fotografía en Tisch descubrió que tenía un coágulo de sangre en el cerebro causado por "la obesidad y el control natal". Utilizo ese momento espantoso como catalizador para explorar su relación con su cuerpo.

Las fotos muestran a Fahey enfrentando los altibajos que todos experimentamos con nuestros cuerpos: confiados un día, inseguros al siguiente, mostrando todo, después deseando poder ocultarnos. Como Fahey intenta establecer con sus honestas tomas, la gordura no tiene porqué ser equiparada con la vergüenza o la negatividad.

Más de i-D: ¿Los modelos de tallas grandes son el primer paso a cambiar la estética masculina?

¿Cómo entraste al mundo de la fotografía?
En mi primer año de preparatoria tomé mi primera clase de fotografía, en la que hicimos nuestras propias cámaras estenopeicas. La mía estaba hecha con una caja de Quaker Oats. Luego me cambié a la escuela pública de mi ciudad natal y prácticamente vivía en el cuarto oscuro y el departamento de arte -en serio, me negué a comer en la cafetería.

¿Qué cámara utilizas ahora?
Mis autorretratos los hago con una cámara digital Canon Mark II, utilizando la mayor parte del tiempo la activación automática inalámbrica. También hago muchas fotos en película usando mi Nikon F100 y Pentax 6x7.

¿Cómo ha cambiado a través del tiempo tu relación con la positividad corporal?
La positividad corporal es compleja, aun cuando el concepto suene simple. Amar y aceptar tu cuerpo, mientras tratas de mantener una forma de vida sana, no es fácil de lograr cuando hay mucha gente que inconscientemente se avergüenza de ti. Digo "inconscientemente" porque, aparte de los que se dedican a avergonzar a la gente obesa en línea, nunca alguien me ha dicho a la cara: "No me gustas porque eres gorda". Por otro lado, muchas amigas han dicho en mi presencia: "Guácala, me veo tan gorda" o "¿Por qué él saldría con ella?, es tan gorda" o "Caroline, no te preocupes, no estás gorda". La gente no se da cuenta de que está haciendo que las personas se sientan más avergonzadas de sus cuerpos cuando estas palabras salen de sus bocas, porque la gordura se ha grabado tan negativamente en esta cultura que a menudo se traduce fácilmente como "feo" y "perezoso".

¿Puedes decirme qué te llevó a hacer Silver Lining?
En octubre de 2013, durante mi segundo año en NYU, tuve un coágulo de sangre en el cerebro que fue causado por la obesidad y el control natal. Durante la semana en que estuve en el hospital, mi madre me decía que el coágulo era un "silver linig" [rayo de luz o esperanza]. Me negué a creerle, porque tuve mucho dolor físico y emocional durante los siguientes seis u ocho meses. Era increíblemente difícil para mí ser la persona optimista y feliz de siempre después de entender que era prácticamente responsable de mi propia muerte. Estar al borde de la muerte es realmente aterrador, pero te abre los ojos. El coágulo de sangre fue lo mejor que me ha pasado en la vida. Era necesario que mi salud se convirtiera en mi primera prioridad, y así fue. El autorretrato se convirtió en una forma de empezar a aprender y educarme con respecto a la relación que tengo con mi cuerpo, mi salud y mi bienestar. A través de eso, aprendí a amarme a mí misma y a mi cuerpo, el cual es mi rayo de luz.

¿Qué esperas que la gente se lleve de las fotos en Silver Lining?
Espero que la gente vea mi trabajo y se sienta inspirada a hablar con otros acerca de su propio cuerpo y experiencia. Al final del día, quiero que mi hermana de trece años, Ella, y sus amigas crezcan sintiéndose seguras de sí mismas y hermosas. Cuanto más hablamos, más aprendemos sobre nosotros mismos y sobre los otros.

¿Qué desafíos respecto a tu tipo de cuerpo has tenido que enfrentar?
Hace unas semanas estuve en una revisión de portafolio, y la primera pregunta que me hizo el revisor fue: "¿Estás contenta con tu cuerpo?". Respondí: "Eso cambia cada día". Algunos días me encanta mi gran vientre, algunos días me gustaría que desapareciera. Creo que está bien y que es normal, siempre y cuando estés consciente de ti mismo. Mi relación personal con la positividad corporal ha crecido, y he aprendido a amarme a mí misma y a mi cuerpo mucho más de lo que lo hacía antes. Una gran razón para eso es que me he forzado a vocalizar y discutir con amigos y compañeros de clase acerca de mi talla, lo cual antes me incomodaba y me daba mucha vergüenza. Para mí, el autorretrato ha sido una manera de expresar visualmente mucho del dolor que he guardado toda mi vida, lo que finalmente me ha conducido al amor propio.

Más de i-D: Barbie Ferreira muestra sus estrías para reivindicar la diversidad en la moda.

Compartir nuestros cuerpos puede ser algo muy íntimo. La forma en que elegimos enmarcarlos, iluminarlos y recortarlos dice mucho acerca de nuestro yo interno. ¿Tenías alguna reserva con respecto a compartir Silver Lining?
En términos de reservas, no tenía ninguna, no tengo ninguna. No tendría sentido Silver Lining si no hubiera nadie con quien compartir esas imágenes. Parte de mi trabajo es hacer que la gente que se siente incómoda comience a sentirse cómoda. No estamos acostumbrados a ver cuerpos como el mío en este contexto, y ya es hora de que lo hagamos.

¿Qué otros temas quieres abordar en tu trabajo?
Estoy en las primeras fases de un proyecto sobre los atracones de comida. Estoy muy entusiasmada con él, porque es un tema del que es necesario hablar más y con el que yo lucho personalmente.

Más de i-D: Estas modelos de Nueva York están abriendo el camino para la diversidad de cuerpos.

Carolinefahey.com

Credits


Texto André-Naquian Wheeler
Fotografía Caroline Fahey 

Tagged:
nyu
Cultură
Nueva York
positividad corporal
caroline fahey
entrevistas de fotografía