esta fotógrafa te hará ver las frutas y las flores de manera distinta

Lina Scheynius reflexiona sobre cómo los pequeños cambios en su vida han impactado su fotografía, y un nuevo libro.

por Zio Baritaux
|
08 Marzo 2017, 6:50pm

Desde 2008, la fotógrafa sueca Lina Scheynius ha autopublicado un libro al año, y en cada uno, ha compartió sus poéticas imágenes de la vida cotidiana. Momentos mundanos, en su perspectiva, se vuelven misteriosos: una foto en blanco y negro de flores silvestres puede parecer voyeurista, y el retrato de su torso desnudo, bañado por una luz nebulosa con una paleta de colores matizada, da una impresión de vulnerabilidad. Pero en contraste con 08, que era más melancólico, su más reciente lanzamiento, 09, es su libro "más feliz". "Creo que es un reflejo de cómo me sentía cuando lo estaba conjuntando -reflexiona Lina-. He hecho algunos cambios en el último año de mi vida". Comenzó a meditar y dejó de pasar muchas horas en línea. Le rehuyó a Instagram en favor de leer y cocinar más, y cultivo plantas en su balcón. "Cosas tan sencillas como esas", añade. Estos sencillos cambios sentaron el ánimo para su libro 09, una dichosa adición a su obra. En una de mis imágenes favoritas del libro, Lina flota, con los brazos extendidos, en un océano iridiscente. Sin embargo, la favorita de Lina es la de una flor llena de tallos que brilla intensamente con la luz. "Fue parte de mi exposición [reciente] en Zúrich -explica-, y aunque había un salón lleno con mi obra, esta pequeña flor no dejaba de llamar mi atención. Es una imagen esperanzadora". A continuación, Lina nos habla sobre su paso de un lado de la lente al otro, cómo se siente con respecto a sus publicaciones pasadas, su cuerpo y el envejecimiento, y su nuevo libro, que está disponible aquí.

¿Por qué decidiste dejar de modelar y empezar a tomar fotos? ¿Fue una auto emancipación hacia la la fotografía para poder decir cómo deseas verte en lugar de que otras personas lo hagan?
¡Exactamente! Estaba realmente cansada del glamour y, al principio, me inspiré en el trabajo en la moda de Juergen Teller y Corinne Day. Realmente no conocía a ningún fotógrafo de arte en ese momento, y mis referencias provenían de revistas de moda. Pero luego empecé a pasar tiempo en la sección de fotografía de las librerías y empecé a perder un poco de interés en la fotografía de moda. Me enamoré de la fotografía japonesa. En realidad, fue un proceso bastante lento moverme de un lado de la lente al otro. Durante muchos años, trabajé en solitario y le mostré los resultados de mi trabajo sólo a un puñado de amigos, y luego un día, tuve el valor de unirme a Flickr y a partir de ahí ya no hubo regreso.

¿Por qué decidiste, en 2008, que querías publicar un libro al año?
Había estado en contacto con un editor de libros, pero fue un proceso muy lento y finalmente nada salió de eso, así que decidí tratar de hacerlo por mi propia cuenta. Ya tenía una pequeña base de seguidores en línea por lo que pensé que podría haber un mercado para el libro. No sabía que haría varios cuando recién empecé. Supongo que ya soñaba con ello pues lo nombre 01, pero no puedo recordarlo.

Dijiste que cuando eras una niña empezaste a escribir un diario, porque era una salida para tu timidez. ¿Tomas fotografías y las publicas en libros por la misma razón?
Es muy difícil para mí decir la razón por la que tomo fotografías. Una respuesta simple es que lo hago porque me encanta y lo disfruto. Pero a veces, es realmente doloroso, y entonces esa explicación no se sostiene.

¿En qué sentido es doloroso?
Es doloroso en el sentido de que, a veces, realmente establezco unas expectativas muy altas con respecto a los resultados, y no puedo vivir a la altura de ellas.

Más de i-D: Dentro de la colección de fotografía del icono de moda Carla Sozzani.

¿Todavía llevas un diario? ¿Puedes leernos la última frase de tu entrada más reciente?
Sí llevo un diario... y aquí vamos: "Estoy pensando en comprar un sofá". Me temo que el día de hoy no he escrito nada interesante.

¿Siempre te has sentido cómoda con tu cuerpo? ¿O fue algo que desarrollaste con el tiempo?
No sé si alguna vez me sentí cómoda con él. Definitivamente, con el paso del tiempo, me siento cada vez mejor, pero envejecer me asusta un poco.

Creo que el envejecimiento sería menos aterrador si viéramos más imágenes de mujeres mayores celebrándose a sí mismas. ¿No crees que sería genial que todos los jóvenes fotógrafos, como tú, siguieran compartiendo sus autorretratos a medida que envejecen? Creo que es muy importante y que podría tener un gran impacto...
Tengo la intención de seguir haciéndome autorretratos y seguir compartiéndolos. Creo que sería algo genial. En realidad, lo aterrador no es que yo me viera mayor, sino el decaimiento paulatino de mi salud; incluso ahora, no puedo mantener el mismo ritmo que tenía en mis veintes, el jet lag me causa más estragos, etc.

¿Cómo describirías el ánimo de 09?
Es el libro más feliz que hecho en un tiempo. Es muy colorido; me hace sonreír.

¿Qué piensas cuando ves el 01? ¿Cómo has evolucionado como artista y como mujer desde entonces?
Me gusta. Me gusta el sentido lúdico que tiene. Sólo uno de los libros que hice no me gusta, pero no diré cuál es. E incluso ése, de alguna manera, es especial para mí y tiene su lugar en la serie. Es difícil para mí decir cómo he evolucionado, pero probablemente he crecido. En ciertos sentidos, creo que la fotografía me importa menos ahora que entonces. Me obsesioné mucho por un tiempo.

Más de i-D: Conoce el trabajo del modelo convertido en artista Sang Woo Kim.

Más de i-D: La mujer presente: poderosas imágenes para el día internacional de la mujer

Credits


Texto Zio Baritaux
Fotografía Lina Scheynius, de su libro 09