el colaborador de björk james merry habla de la importancia de la imaginación

Él es el hombre detrás de esos suéteres deportivos bordados que siempre has soñado tener. Mientras es fotografiado por Tim Walker con una máscara muy elaborada de su propia creación, conoce al amigo y codirector creativo de Björk, James Merry.

|
23 mayo 2017, 5:41am

p.p1 {margin: 0.0px 0.0px 0.0px 0.0px; text-align: justify; font: 8.0px Helvetica} span.s1 {font: 13.0px Helvetica; font-kerning: none} span.s2 {font-kerning: none} span.s3 {font: 7.0px Helvetica; font-kerning: none}

James Merry tiene el mejor trabajo del mundo. Divide su tiempo entre Reikiavik, Nueva York y Londres. Y si ese estilo de vida te suena familiar, entonces probablemente eres fan de Björk, con quien el artista inglés ha colaborado durante los últimos siete años, primero como asistente, después como amigo y colaborador creativo. James vive en una pequeña cabaña en la ladera de una montaña no muy lejos de la capital de Islandia y constantemente se está moviendo entre la alegría rural distante y la energía de una gran ciudad. No son tanto las ciudades en sí las que han dado forma a su trabajo, nos dice, sino la fricción entre ellas. "Ese contraste es un catalizador realmente satisfactorio y definitivamente se filtra en mi trabajo, especialmente en los bordados florales del sportswear que hago". Esas piezas, con sus logos familiares desbordados con flores silvestres y musgo islandés, son hermosas. Es un amor compartido por la naturaleza lo que enlaza a los dos creativos por encima de todo, y de ahí surgieron las máscaras inspiradas en las polillas sin las que ahora rara vez se ve a Björk.

Más de i-D: Los increíbles bordados de James Merry

Para su sesión fotográfica con Tim Walker, le pidieron a James que hiciera una máscara para él mismo y de inmediato decidió crear un tipo de dios de la fertilidad. "Quería que se viera como si la vida estuviera saliendo casi dolorosamente de mi nariz, boca, orejas y ojos… una explosión de fertilidad en algún punto intermedio entre el brote de un roble y el desove coralino". Él y Björk recientemente hicieron equipo como codirectores creativos en la exhibición inmersiva de realidad virtual Björk Digital —que acompañó al álbum de desamor de la músico, Vulnicura, en Somerset House, el Foto Museo Cuatro Caminos en México y mucho más—. Incluyendo impactantes visuales filmados en campos de lava y en el interior de cuevas, el proyecto fue una celebración de la belleza natural de su tierra natal; algo que James está muy consciente que necesita amor. "Necesitaremos empezar a pensar creativamente en el medio ambiente y la política con el fin de sobrevivir —dice—. Se ha causado mucho daño debido a la falta masiva de imaginación que padece la gente".

Más de i-D: Björk quiere que dejemos de ver Facebook y salgamos a caminar

Credits


Texto Frankie Dunn
Fotografía Tim Walker