saludos terrícolas: chanel, louis vuitton y miu miu

'Tengo los pies muy en la tierra, sólo que no en esta tierra', dijo una vez Karl Lagerfeld. En el último día de shows en París, él hizo despegar una nave espacial de Chanel mientras Nicolas Ghesquière derribó las barreras en Louis Vuitton, y Miuccia...

|
08 Marzo 2017, 6:39pm

"Está trabajando en la pirámide esta noche", la canción de Frank Ocean reiteró mientras los modelos de Louis Vuitton se abrían paso a través de las estatuas clásicas en el Cour Marly del Louvre la noche del martes. El sentimiento era verdadero para los nómadas de la moda, finalmente poniendo el último ladrillo en el santuario de otoño/invierno 2017 en el que hemos estado involucrados desde los shows de Nueva York hace cuatro semanas. Entramos por la pirámide de Pei en el patio del museo, una estructura futurista de vidrio que se alza en el Cour Napoléon como la punta de un OVNI. Adentro, lleva a los visitantes a un viaje en el tiempo a través de siglos y culturas y las piezas maestras artísticas que lo definen. El museo es un símbolo del panorama global que una vez fue primordial para las potencias coloniales de Europa. Cuando acabaron de expandirse por este planeta —y la independencia fue restaurada en las colonias— fijaron la mira en el espacio exterior, igual que Chanel, quien hizo despegar un cohete adentro del Gran Palais en la tarde. "¿Hay vida en Marte?" Hace unas décadas, David Bowie hizo la misma pregunta que los diseñadores han estado cuestionando esta temporada, jugando con referencias escapistas de la Era Espacial en la arena de la moda enormemente afectada por el clima político y su trasfondo xenófobo y chauvinista. Como en los sesenta, escapar a otro planeta parecía más fácil que lidiar con los problemas que hay en éste. Pero nuestro glamouroso viaje a la Era Espacial también está impulsado por el optimismo y oportunidad que representó aquella era, cuando los políticos y votantes estaban más preocupados por expandir las fronteras de la Tierra en lugar de limitarlas.

Más de i-D: El insaciable deseo por lo nuevo: Dior, Yohji Yamamoto y Loewe en París

Louis Vuitton otoño/invierno 2017

Louis Vuitton otoño/invierno 2017

En el último día de shows en París —y la temporada— Nicolas Ghesquière sumó los temas de otoño/invierno 2017 en Louis Vuitton, introduciendo referencias nómadas y folklóricas en una fusión urbana representativa de la moda misma. No hay otro fenómeno en el mundo que viaje a través de las fronteras y reúna tantas culturas como la moda, donde un vestido inspirado por Sudamérica de un diseñador africano basado en Europa puede terminar siendo usado por una persona en América o Asia —teóricamente hablando, al menos. El carácter multi-referencial, hiper-historietista y transcultural de la temporada es la segunda naturaleza de Ghesquière, quien siempre trabaja desde esa premisa. Y en su colección, una versión modernista del sportswear en un vestido nómada —el cual tenía todos los elementos lisos y futuristas a los que el diseñador no se puede resistir— estaba en terreno propio, solo que del tipo global y sin fronteras. Sentándonos entre las estatuas de mármol y los árboles ficus en el blanco y dorado Cour Marly con techo de cristal, privado del sueño y reflexivo, escuchando esa hipnotizante canción de Frank Ocean sobre Cleopatra, podías casi sentir cómo la Tierra giraba un poco. Probablemente fue por las réplicas del cohete de Chanel que despegó más temprano en el día, el cual tenías que verlo para creerlo. No despegó a través del techo del Grand Palais, por supuesto, pero fue una experiencia de dimensión natural, fuego y humo incluidos. La declaración de Karl Lagerfeld fue ruidosa y orgullosa: sácanos de aquí, lejos de la locura, "el show más fenomenal", como Bowie cantaba.

Más de i-D: Explora tres décadas de colecciones de Karl Lagerfeld en este libro

Chanel otoño/invierno 2017

Chanel otoño/invierno 2017

No estaba en el soundtrack —Rocket Man de Elton John lo estaba, mientras la versión del traje Chanel de Lagerfeld inspirado por un traje espacial vagaba por la plataforma de ascenso, con todos los bolsos de mano con forma de cohete, grandes bufandas acolchadas plateadas y los peinados de Priscilla Presley que una nueva generación de la Era Espacial podría querer. Nos quitamos el casco por Etienne Russo, quien produjo el show, por Michel Gaubert, quien lo sonorizó, y por Lagerfeld por escenificar una de las experiencias más increíbles de todos los tiempos en la moda, y una que se las arregló para sacarte de este mundo y poner tus pies de vuelta firmemente en la tierra, todo al mismo tiempo. El show de Chanel no era sobre escapismo, sino sobre tomar acción y hacer una declaración. Miuccia Prada hizo eso en la tarde, prácticamente cubriendo el interior del Palais d'Iena con piel falsa color lila. Su lujoso show multi-texturizado de Miu Miu fue completamente de glamour femenino, excelentemente ejercido en chamarras para esquiar oversized con cuellos peludos y abundantes capas como un abrigo transparente con detalles en negro usado sobre un vestido rosado de lentejuelas y adornado con una estola de piel rosa pálido. La silueta —y las bandas para la cabeza enjoyadas que la acompañaban— te transportaban a los treinta, y en este punto apenas es necesario explicar las connotaciones de esa referencia. El mensaje en Miu Miu de la Sra. Prada era sobre luchar contra lo repugnante usando lo glamouroso, y nada puede hacer eso mejor que la moda y su industria, que realmente ha sobresalido en el frente social y político esta temporada. Con una plataforma de show que parece no solamente crecer en tamaño e importancia cada seis meses, ésta es la labor de la moda.

Miu Miu otoño/invierno 2017

Miu Miu otoño/invierno 2017

De Nueva York a Londres, Milán y París, descubre toda la cobertura de i-D de los desfiles otoño/invierno 2017

Credits


Texto Anders Christian Madsen
Fotografía Mitchell Sams