diana rojas hace esculturas de tus zapatos favoritos de gucci y balenciaga

La artista radicada en Brooklyn nos habla de la elaboración de sus propios Margiela, y su intercambio de memes con Petra Collins.

por Emily Manning
|
31 Julio 2017, 4:25pm

Este artículo fue publicado originalmente en i-D US.

Por la tarde nos reunimos en McCarren Park, Diana Rojas y yo llevamos los mismos tenis (unos Vans a cuadros blancos y negros). Los suyos están cubiertos del polvo de arcilla rojiza que recubre el suelo de Group Partner, un estudio de cerámica mejor conocido por sus amadas "boob pots" [vasijas con senos], y en el que Rojas ha trabajado los últimos dos años. En su estante dentro del cavernoso espacio en Greenpoint se encuentra un tercer par de Vans. Excepto que estos tenis están hechos de arcilla, no de lona.

"Estaba caminando por SoHo y noté cuántas personas, sobre todo en sus 20, llevaban puestos unos ‪Stan Smith. Eso me hizo ser más consciente de los zapatos en general, especialmente en las diferentes áreas de Nueva York", explica Rojas. Además de los Vans, también ha moldeado en arcilla tenis Chuck, Air Force 1, y Superstar shell-toe. "Los zapatos son muy descriptivos de la vida y las experiencias de una persona, del tipo de trabajo que hace, el lugar donde vive y lo que le interesa. Son magníficos autorretratos".

Últimamente, las esculturas de zapatos de Rojas se han encaminado más hacia la Alta Costura. Ha hecho las botas tabi de Margiela, las botas dobles tipo plátano de Hood By Air, y los zapatos de plataforma de Gucci y Balenciaga. En este momento, está investigando sobre las super codiciadas Flame Boot de Vetements. Cada pieza la reproduce con lujo de detalle (hasta las distintivas agujetas de los tenis Air Force 1), pero Rojas disfruta de lo burdo de sus versiones hechas a mano. "Es un poco raro tomar unos zapatos y convertirlos en objetos no funcionales. Me gusta que estos reconocidos zapatos de moda se vean tan tangibles —puedes ver las huellas de mis pulgares en ellos".

¿De dónde eres?
Mi hermana gemela y yo nacimos en Colombia, y nuestra familia se mudó a Nueva Jersey cuando teníamos cuatro años. Siempre rastreo mis experiencias de la niñez —mudarme aquí, sin conocer a nadie, tratando de integrarme a la cultura estadounidense, y viendo a mis padres también tratar de integrarse, y luego encontrar una comunidad propia.

¿Cuáles fueron algunas de tus primeras experiencias con el arte mientras crecías?
El arte era el pasatiempo de mi papá. Trabaja en una fábrica, así que después del trabajo llegaba a casa y hacía dibujos a lápiz o pinturas en su mesa de dibujo. Nos sentaba a mi hermana y a mí junto a él, y nosotras tratábamos de replicar lo que él estaba haciendo.

¿Cuándo empezaste a trabajar con cerámica?
Además de jugar con Play-Doh, realmente nunca había experimentado con ella hasta mi segundo año en la universidad, cuando algunos de mis amigos empezaron a trabajar en el estudio de cerámica de Pratt. Creo que la razón por la que me pareció un medio tan atractivo fue porque me recordó a mi mamá, y cuando hacía masa para arepas. Para mí, evocaba un sentimiento de nostalgia, y de alguna forma me transportaba a casa.

Más de i-D: Estas 6 chicas haciendo arte te harán sentir acompañada.

¿Cómo empezaste a trabajar en Group Partner?
Conocí a Isaac [Nichols, cofundador de Group Partner] en la exposición de una galería. Me acerqué a él porque estaba familiarizada con su trabajo, y le dije lo mucho que me gustaba lo que hacía. Me preguntó si quería ir a visitar el estudio y me dijo que necesitaba ayuda para pintar [las vasijas]. Era verano y tenía mucho tiempo libre, así que fui. Fue uno de esos momentos "De esto es de lo que se trata Nueva York". He trabajado ahí por dos años, y he pasado de sólo pintar a dar servicio al cliente y hacer cosas de negocios. Es genial, porque me ha dado bastantes conocimientos sobre cómo funciona un pequeño negocio. Eso es algo que mis padres siempre han soñado hacer —tener un pequeño negocio en Estados Unidos.

Creativamente, ¿dónde comienzan las cosas para ti? ¿De dónde sacas inspiración?
La cerámica es un buen medio de documentación. Lleva mucho tiempo en nuestra historia; se han encontrado algunas piezas antiguas que datan del 24,000 aC. Estoy realmente interesada en su historia, y en vincularla con el presente por medio de la creación de objetos contemporáneos. Así que a menudo empiezo por pensar en la arcilla misma, sabiendo que técnicamente es lodo. Al usar la cerámica como medio, de alguna forma estás haciendo algo de la nada, y creo que eso es algo muy peculiar.

Hiciste un zine de heces de cerámica que fueron regadas por todo el campus Pratt que me hizo reír mucho…
Quería que las heces tuvieran más "longevidad" al hacerlas de cerámica. Para así poder moverlas, tocarlas, convertirlas en rostros. Siento que es cómico, y me gusta trabajar en cosas que me hacen reír. Los zapatos provienen de un sitio similar: del humor, y de pensar en la propia cerámica. En cierta forma es divertido hacer que algo con lo que caminamos —algo que normalmente está en el suelo—se despegue del piso.

¿Cómo eliges qué zapatos hacer?
Definitivamente hago algo de investigación. El botín Balenciaga fue el primer zapato inspirado en la Alta Moda que hice, aparte de los tenis. Pensé: "Guau, estas son piezas realmente hermosas como objetos, ni siquiera como zapatos". Lo que más me gusta de esos zapatos en particular —la bota HBA y el mocasín con plataforma de Gucci, el cual creo que es absolutamente hermoso— es que es divertido verlos traducido a una versión más burda. Estaba viendo el sitio de Eckhaus Latta en línea, y vi este zapato que hicieron que era como unos tenis apilados.

Más de i-D: Selena Gomez por fin sacó su video dirigido por Petra Collins.

¡Uy, sí! Yo estuve en ese desfile; la gente se volvió loca cuando salieron.
Son muy cool. Me inspiraron a intentar deformar los zapatos que hago. He empezado a apilar los zapatos para crear estas torres, realmente no estoy copiando el de Eckhaus.

Uno de tus zapatos formó parte del performance In Search of Us de Petra Collins en el MoMA. ¿Cómo surgió esa oportunidad?
Ella supo de mi trabajo porque es amiga de Isaac, y ha venido al estudio algunas veces. Inicialmente nos conectamos a través de las redes sociales, ¡y nos mantuvimos en contacto porque nos enviábamos memes de perros en Instagram! Me sentí muy honrada de estar en el performance, porque me encanta su trabajo, y me encantó la idea de ese cuadro en particular. Fue una experiencia surreal para mí —poder trabajar con gente como Petra y todas las artistas que eligió para la exhibición. Además, Junglepussy cantó, ¡lo que fue increíble! Sus historias de Instagram son hilarantes.

¿Ahora qué sigue para ti?
Me surgió la idea de trabajar en las Fire Boots de Vetements, pero a una escala muy grande. Quiero hacer el par y hacerles una sesión fotográfica casi como si fueran una pieza de performance —tal vez utilizando una modelo e iluminación de estudio. En eso más o menos en lo que tengo puesta mi mente ahora.

didirojas.com

Credits


Texto Emily Manning
Fotografía Nathan Bajar

Tagged:
Cultura
Cerámica
diana rojas
group partner