el estudiante de londres que tomó por sorpresa la gala del met

En los últimos dos meses, los diseños de Conner Ives han aparecido en la alfombra roja del Met Ball, en el Instagram de Riri y adornando las páginas de i-D. Impresionante, por supuesto, pero lo es aún más considerando que apenas está en su primer año...

|
jul. 11 2017, 4:05am

Photography James Robjant 

La luz del día fluye a través de las amplias ventanas del estudio de Conner Ives, e ilumina la inmaculada habitación blanca —por lujoso que parezca, también es la cocina de su departamento. Esta yuxtaposición también es efectiva para el diseñador: está en la cúspide de una gran fama y glamour, pero es tan realista que hablar con él es como hablar con un viejo amigo.

Fotografía James Robjant 

Los últimos dos meses han sido como un sueño para el diseñador y estudiante de primer año de la Licenciatura en womenswear. Para el reciente número The Creativity Issue de i-D, a Conner se le encargo hacer sus característicos vestidos reconstituidos a partir de playeras, ‪los cuales fueron fotografiados por Tim Walker y modelados por Edie Campbell. Luego, su amiga Adwoa Aboah le pidió que la vistiera para el Met Ball. En cuestión de semanas, Conner pasó del salón de clases a ser parte de los perfiles de Vogue.

Fotografía Tim Walker. Estilismo Jacob K. Vestido Conner Ives.

Todo este proyecto ha estado en espera ya por un largo tiempo —a una edad temprana, Conner supo dónde estaba su futuro. "Creo que desde los 12 años supe que me iría a Londres, que estudiaría en CSM. Esa idea me tenía vuelto loco". Seis años después la determinación de Conner se hizo realidad cuando se mudó a Londres desde su natal Estados Unidos para estudiar la carrera de Fashion and Textiles Foundation. Su futuro parecía estar decidido: estudiar, graduarse, trabajar.

A pesar del rechazo inicial en la Licenciatura en womenswear de Central St Martins, Conner tomó el curso Fashion Folio y fue aceptado para comenzar su carrera en 2016. Le encanta. "Me encanta cuando hay un proyecto, y todos estamos en el estudio a las 10 de la noche todos locos y raros, y no hemos dormido en días. Y luego, cuando llego a casa de la escuela y estoy todo atolondrado".

Haciendo el estudio a un lado, también encuentra una forma de expresión creativa en sus colecciones personales bianuales: "Creo que tener una forma de expresión independiente de la escuela hace que todo sea mucho más saludable. Si tienes un criterio negativo al menos tienes otra salida y no es el final del día —razona—. Son en lo que estoy pensando en ese capítulo en particular, en ese momento en particular".

Su estudio está repleto de bolsas llenas de camisetas con slogans, esperando a ser reconstituidas en vestidos como los que aparecen en i-D. Estos vestidos ya tienen una especie de seguidores de culto, apareciendo regularmente en los Instagram de Adwoa y Rihanna. Esta temporada, aplicó su técnica de empalme a los suéteres de lana suave, del tipo que probablemente usaría tu papá para sacar a pasear al perro. No conformándose con las superficies monótonas de las prendas, Conner las embellece. Para esta decoración, se inspiró en escenas del arte popular estadounidense y las transformó en transferencias de tinta magnificadas. Las prendas finales son prueba del buen ojo que tiene Conner para la belleza y el potencial existente en lo mundano.

Fotografía James Robjant

Busca las materias primas para su colección como un coleccionista. Cazando lo mejor la joyería y los tejidos de las tiendas de segunda mano, detectando su potencial para las reencarnaciones futuras. "Esa fue una gran curva de aprendizaje para mí —admite—. Siempre vi las compras como algo frívolo, ya que no es un trabajo; pero me di cuenta de que era mi trabajo tanto como lo es la costura o el diseño. Buscar y conseguir las materias primas es muy importante para mí".

Con toda la atención mediática que ha recibido desde el Met Ball y su debut en i-D, es difícil recordar que Conner sigue siendo sólo un estudiante. Nos dice en broma: "Si no sufro un aneurisma el próximo año, entonces habrá sido misión cumplida". No sólo eso, sólo espero que también se siga divirtiendo.

Más de i-D:Los graduados de Central St Martins otoño/invierno 2017.

Credits


Texto Elspeth Taylor
Fotografía James Robjant