el estilo de los mods y los skinheads en 2016

Desde Margate hasta Blackpool, el fotógrafo Owen Harvey ha viajado por toda Inglaterra para retratar el mundo de los mods y los skinheads de ahora.

|
15 Abril 2016, 8:47pm

Hoy en día, gracias al poder de las redes sociales podemos acceder y descubrir cualquier cosa al instante. Las generaciones más jóvenes lo tienen fácil para poder definirse (o no) sin problemas y la gentrificación ha acabado desplazándolas cada vez más hacia la periferia. 

Sin embargo, esto no significa que las subculturas hayan desaparecido, se hayan convertido en material de exposición o en un recuerdo de épocas pasadas. Las subculturas siguen existiendo y, aunque puede que algunas hayan tomado una nueva dirección, hay otras que mantienen la llama encendida a la espera de una nueva época dorada. Los mods y los skinheads nunca llegaron a desaparecer del todo y, por suerte para todos, siguen igual de fotogénicos, hedonistas y rebeldes que siempre.

Como si fuera una especie de Derek Ridgers en versión millennial, el fotógrafo londinense Owen Harvey se ha propuesto documentar cómo su escena sigue efervescente hoy en día, con fotos que ha tomado en lugares como Londres, Brighton, Blackpool, Liverpool y Margate. 

A pesar de que su estilo es completamente diferente, los mods y los skins ingleses comparten una representación visual dinámica que marca su pertenencia a su grupo. Con motivo de su exposición este mes en el museo y galería de arte de Warrington, nos hemos puesto en contacto con Owen para hablar sobre subculturas, su inspiración y sus influencias creativas.

¿Qué es lo que te acercó al mundo de las subculturas y qué te interesa en general como fotógrafo?
Fue una progresión natural, puesto que tuve un grupo y la música es una parte muy importante de las subculturas. Siempre me gustaron los mods y los skinheads porque tienen grandes atributos: orgullo, comunidad, estilo, música y tradición. Siempre me ha interesado la idea del comportamiento humano y la identidad.

¿Cómo conseguiste conectar con los protagonistas de tus imágenes?
Conocía a una persona en la escuela que estaba metido en la escena mod y pensé que era algo interesante. Salí un día con él y me enganché de inmediato. Ir a una fiesta mod por primera vez es una experiencia alucinante, incluso si la vives como alguien que no está metido en la escena. La gente baila lo que no está escrito hasta las 6 de la mañana.

El trabajo con los skinheads fue un poco diferente, puesto que empezó porque me pidieron que fotografiara un evento de skinheads para Fred Perry. Pasé el primer día bebiendo con ellos y conociendo a un pequeño grupo que ahora se han convertido en mis amigos. Luego la inspiración me siguió llegando a través de la gente que estaba retratando, ya que todos ellos tienen una fuerte energía, que fue lo que me atrajo. La energía es algo contagioso, tanto si se transmite a través del baile, la ropa o una mentalidad positiva.

Más i-D: J.W. Anderson rinde homenaje a las subculturas en su nueva colección

El movimiento de los skinheads suele asociarse con algunas cosas negativas. ¿Cómo fue tu experiencia en este aspecto?
Personalmente, no encontré ningún problema. Los skins son algunas de las personas más amables y abiertas que he conocido. En ocasiones, la gente hace comentarios maleducados sobre la gente que aparece en mis imágenes, pero normalmente las reacciones son positivas cuando la gente descubre la tradición de esta subcultura.

¿Qué es lo que más te interesa captar en tus retratos?
Los rostros, la ropa hecha a medida y el estilo de los que aparecen en la escena, y espero que eso refleje la personalidad de estos individuos.

Tus retratos de skinheads son bastante íntimos.
Pasé algún tiempo en ambientes más íntimos con algunos de los skinheads, quedándome a pasar un fin de semana, compartiendo una habitación... Puede que esa sea la razón de que las imágenes hayan salido más íntimas, pero eso solo se debe a la forma en que se fue desarrollando el proyecto.

¿Dónde encontraste a tus mejores sujetos?
En Londres, Brighton, Blackpool, Liverpool, Margate y otros lugares de Inglaterra. Diría que algunos de los mods más elegantes a menudo se encuentran en Londres, mientras que la escena skinheads está más dispersa, así que es difícil de decir.

¿Qué es lo que esperas conseguir con tu trabajo?
Espero poder documentar ambas subculturas a fondo. 

Creo que es importante documentar estas subculturas ahora, puesto que la cultura está cambiando a gran velocidad y cada vez son más los jóvenes que viven su vida a través de la tecnología. No hay un mensaje específico, pero las imágenes son como un homenaje y espero que eso sea evidente.

owen-harvey.com

Credits


Texto Giulia Mutti
Fotografía Owen Harvey