omar victor diop está documentando a una nueva generación de creativos africanos

El fotógrafo senegalés habla con i-D sobre recuperar la historia negra, Malick Sidibé, y su amor por los textiles.

por i-D Staff
|
29 Enero 2016, 5:44pm

Aminata, 2013, Le studio des vanités, © Omar Victor Diop

Nacido en Dakar en 1980, Omar Victor Diop fue a la escuela de negocios en París antes de regresar a su nativa Senegal para trabajar como consultor. Intercambió las finanzas por el arte después de que su serie Le Futur du Beau (El futuro de la belleza), que presenta retratos de mujeres usando capas de papel plegado ecológico y faldas de botellas de agua, llamara la atención en el Rencontres de Bamako en 2011.

Sus esfuerzos artísticos tuvieron un efecto bola de nieve a partir de ahí. Para Project Diaspora (2014), Diop creó un conjunto de retratos inspirados por siglos de figuras africanas notables omitidas en el discurso histórico. Basándose en grabados y pinturas originales, Diop posó como cada hombre seleccionado, adornándose con accesorios relacionados con el futbol para unir el racismo del pasado y el presente. En una serie anterior de 2013, colaborando con el fotógrafo Antoine Tempé, re-imaginó películas incluyendo Frida, American Beauty, y The Matrix con protagonistas negros.

La obra más reciente de Diop, The Studio of Vanities: Staged Portraits of Africa's Contemporary Urban Scene, representa una nueva generación de creativos africanos: diseñadores, artistas del maquillaje, cantantes, y ambiciosos multi-profesionistas. Está actualmente en exhibición en la Galerie du Jour en París, presentada al lado de retratos en blanco y negro por el icónico fotógrafo de estudio, Malick Sidibé.

¿Qué significa compartir una exposición con Malick Sidibé?
Me sentí muy halagado por la decisión de los galeristas de exhibir mi obra con la de Malick. Es como exhibir con Cartier-Bresson o Avedon. Él ha tenido una tremenda influencia en los fotógrafos de mi generación y no solo en los africanos. Creo que a la primera fotógrafa que conocí fue a Mama Casset, quien fotografió a mi abuelo. Todavía tenemos sus retratos en la sala. Ser exhibido con Malick Sidibé es una especie de reconocimiento, aunque también agrega, digamos, "presión positiva", porque ahora siento que tengo la responsabilidad de seguirle el paso con el trabajo que ha hecho.

A juzgar por los telones de fondo en The Studio of Vanities, debes tener un increíble archivo de textiles
Mi mamá tiene una enorme colección, y algunos de ellos tienen más de cien años. Se transmiten de una generación a otra. Cada textil en una familia se teje para ocasiones especiales; los que están en la familia saben lo que significa. Así que es una manera con la que le doy un poco de contexto a cada retrato. Al igual que con los colores, los patrones pueden comunicar emociones, y una idea de nitidez o poesía o romanticismo.

Has exhibido Diáspora alrededor del mundo. ¿Cómo ha sido recibida internacionalmente?
Siempre es muy impredecible. Cuando decidí mostrar la serie, esperaba que fuera muy importante en la comunidad negra de América y África, pero no estaba esperando interés en Europa porque, para una persona sensible, puede verse y sentirse como una acusación. Pero es gracioso: la recepción en Francia fue a veces incluso más positiva que en cualquier otro lugar. La gente realmente entendió de qué se trataba, y la gente lo tomó como lo que era: una contribución a la historia. Realmente no estoy culpando a Europa por el hecho de que estas figuras históricas que muestro fueran excluidas; es solo una realidad. Los europeos de cada generación estaban fascinados por las historias, y es una lástima que nos las hayamos perdido. 

¿Qué investigación estuvo involucrada en ese proyecto?
Cuando se trata de hechos, entre más blanco es tu público, más tienes que asegurarte de que lo que sea que muestres tenga sentido [ríe]. No quieres ser destruido en CNN. Me llevó alrededor de ocho meses de investigación para surgir con la lista de figuras a las que quería ofrecer homenaje y celebrar.

[re-] Mixing Hollywood también parece una búsqueda para abordar la falta de visibilidad negra en la cultura pop.
Ya que el fotógrafo Antoine Tempé y yo amamos el cine, pensamos: ¿Y si celebramos las mejores películas que hemos visto? Nos divertimos durante todo el ejercicio, recrear Breakfast at Tiffany's fue maravilloso. Más tarde, tuve una entrevista en CNN y una pregunta trataba de esta serie. Una semana después, vi este titular: "Artistas senegaleses", y Antoine es estadounidense y blanco, pero ése era el título, "reinventan Hollywood en negro". Imagina eso en el contexto de Trayvon Martin. La sección de comentarios era una guerra. Fue retomada por otros noticieros internacionales. Se volvió más y más sensacional. Mientras tanto, nunca recibí una reacción violenta por Diaspora, que es mucho más sensible porque habla de la esclavitud.

¿En qué estás trabajando actualmente?
Entre abril y julio, estaré en una residencia artística en Brooklyn, en Pioneer Works, donde tendré un estudio abierto durante la 1:54 Contemporary African Art Fair. Me siento muy atraído por el collage, y creo que ésta será la ocasión.

¿Cómo describirías tu evolución como fotógrafo?
Una cosa que he aprendido es que la auto-censura es la mayor amenaza. Los proyectos que tuvieron el mayor éxito son los que retrasé durante años. No quería tomar retratos porque no quería que la gente pensara que estaba haciendo Malick Sidibé a color. Ahora, una cosa que decidí es: si tengo una idea, la fotografiaré. No voy a perder más tiempo tratando de descifrar qué va a pensar la gente.

Con The Studio of Vanities, a pesar de que el estilo involucra muchas referencias visuales a otras generaciones, estoy tratando de capturar algo que es contemporáneo. Éste fue simplemente un lenguaje visual que tenía, y que uso, porque es mi herencia. Estoy continuando una conversación.

Studio Portrait(s) estará en exhibición en Galerie du Jour hasta el 19 de marzo.

omarviktor.com

Credits


Text Sarah Moroz
Photography Omar Victor Diop

Tagged:
SENEGAL
Cultură
Omar Victor Diop