Retrato Minerva Hernández

2017 con… club viral, enriqueciendo la escena musical del norte de méxico

La fiesta periódica de la ciudad de Monterrey superó los obstáculos gracias a presentar un line-up impecable durante todo el año.

por i-D Mexico
|
28 Diciembre 2017, 6:03pm

Retrato Minerva Hernández

¿Qué tan importante es la escena nocturna para la cultura de una ciudad? Es vital, sobretodo si esta no es la capital del país. El productor y músico Alejandro Nuñez aka Zutzut nació en Monterrey, una ciudad al norte de México, a 900 km de distancia de la Ciudad de México. Basado allí –mientras toca por el mundo–, comenzó una fiesta en 2014 llamada Club Viral junto con Roberto López como su socio y productor, y con Lil Tantrum y Gvajardo como los DJs residentes, como una manera de retomar el pasado de la electrónica de la ciudad. “Monterrey solía ser una plaza fuerte en la escena de la música electrónica antes del 2009”, dice Zutzut sobre la razón de comenzar una fiesta donde si no estás tocando la música más popular, la falta de apoyo es el obstáculo más grande a superar. “La ciudad en sí y la desconfianza de la gente por la época de inseguridad que se vivió (y que sigue siendo una cuestión con la que batallamos), ha sido lo más difícil de comenzar una fiesta desde cero”.

Lil Tantrum y Gvajardo. Foto Minerva Hernández

Durante todo 2017, Club Viral mantuvo un excelente ritmo ofreciendo actos musicales de lo mejor de latinoamérica y el mundo, creciendo así cada vez más su audiencia e interés local. “[El logro más grande de Club Viral fue]Mantener un line-up impecable, presentando artistas que están constantemente generando contenido y cultura, aunque no siempre sea lo práctica más rentable”.

Foto Jorge Balleza

“Club Viral ofrece ahora un espacio que no existía. Puedo sentir la vibra de un rave antigüito, donde la gente mas que posar, está solo bailando y sudando. De mis momentos favoritos estuvieron el set de Total Freedom con un coágulo de sangre en la pierna, después del set de 8 meses de embarazo de Lil Tantrum”.

Arte Alejandro Nuñez

Por supuesto, llevar a cabo una fiesta periódica sin el apoyo de una comunidad tan fuerte como la que existe en la Ciudad de México, es una empresa que requiere mucha pasión, y el estar siempre abiertos a aprender de las dificultades. “Son sentimientos muy encontrados porque a veces nos sentimos muy positivos, y pensamos que ya está agarrando fuerza la escena, y otras veces nos damos cuenta que nos enfrentamos a cuestiones mucho más grandes que la falta de cultura, como las económicas, de legislación o de seguridad. [Yo aconsejaría hacerlo] como un side project, porque si tu economía depende de ello, lo vas a terminar volviendo un mugrero”, explica Nuñez.

Total Freedom y Gvajardo. Foto Jorge Balleza

Sin embargo, la diversidad cultural siempre será parte sustancial del desarrollo de una ciudad como Monterrey, donde el transporte público no logra extenderse para cubrir toda la zona metropolitana, y es virtualmente imposible caminar para llegar a algún lado. “Tiene muy poca interacción humana, porque la infraestructura de la ciudad no es la más amigable; y el baile y el dancefloor es de las máximas experiencias y expresiones humanas que, aunque vayan muy de la mano con la tecnología, conservan mucho una esencia tribal son zonas de neutralidad necesarias”.

Arte Alejandro Nuñez
Foto Jorge Balleza

Con todo y los conflictos, el impacto cultural de Club Viral en la escena regia ha sido constante. ¿A quién deberíamos ponerle atención en 2018 y de qué podríamos prescindir? “Los crews de Majía de Houston y Trrueno de Bueno Aires son interesantes para echarles un ojo. El 2018 podría estar mejor sin satirizar los ritmos caribeños”.

Roberto y Zutzut. Foto Minerva Hernández