Publicidad

Forjando un nuevo mundo en la moda francesa: Études Studio

Olvida todo lo que pensabas que la moda francesa significaba. Cuando Études Studio tuvo su pasarela de primavera/verano de 2015 –en un estacionamiento– unió artísticamente todo lo que por tradición le molesta al país: mucho sportswear, gráficos...

por Alice Pfeiffer
|
18 Noviembre 2014, 2:45am

Entre Dior y Hermès, esto en verdad fue un shock. Fundada en 2012 por el trío Aurelien Arbet, Jeremie Egry y José Lamali, el colectivo creativo primero hizo ruido por sus atrevidos libros de artistas y una dirección de arte vanguardista. La moda vino después, como una continuación de su proceso que sacude las reglas. Hablamos con el poderoso trío acerca de la fluidez entre los campos creativos y el potente poder de lo kitsch.

Ustedes tres se conocieron trabajando en varios proyectos pero parece que cayeron en la moda, ¿cómo sucedió eso?
Esencialmente siempre tenemos un acercamiento a nuevos proyectos como directores de arte o curadores. La moda vino a nosotros como un 'cliente ideal', por decirlo de alguna manera, porque juntó un rango de prácticas que amamos -dirección creativa pero también diseño gráfico, impreso, fotografiar campañas, estilismo. Nos permitió trabajar con un conjunto de gente que respetamos y que entienden lo que hacemos como Nicolas Coulomb de Novembre Magazine. Básicamente, nos dimos cuenta que colaborar con gente es lo que sabemos hacer mejor.

Parece que has creado una red de gente alrededor de Études. ¿Cómo afecta esto tu identidad de marca? En una era de hiperactividad y  auto-branding ¿no confunde a la gente?  Nunca nos volvió locos la idea de personificar una marca, nunca quisimos llevar un nombre o ser muy visibles -lo cuál es el porqué su nombre evoca un proceso colectivo [études significa "estudios"]. Hoy en día tenemos una comunidad de personas a nuestro alrededor; esto significa que la creatividad no es un proceso narcisista e individual, sino algo que siempre está alrededor de nosotros, y nos fuerza a evolucionar todo el tiempo. Queremos que nuestras creaciones sean la estrella del show, no las personas detrás -y creemos que nuestra comunicación de bajo perfil describe muy bien eso.

Antes que nada, la moda es un negocio, ¿no es esto lo opuesto a tu práctica creativa?
Este aspecto de 'dinero' es de hecho muy interesante, porque es algo que no podemos evitar, y no queremos hacerlo. Sí, hemos creado una marca comercial; sí nuestro show es una pasarela y no un performance. Lidiamos con compradores, cargamentos; se ha convertido en parte de nuestras vidas. Pero los negocios también pueden ser un espacio para la crítica y la reinvención: creamos pequeñas líneas, producimos en series muy limitadas, y de alguna manera eso se asemeja a las ediciones limitadas en el arte. Es como el mundo funciona hoy en día. 

Sus colecciones siempre incluyen streetwear, algo de lo cual el lujo francés toma distancia. ¿Es eso una decisión provocativa?
De ninguna manera, eso es algo en lo que siempre hemos estado involucrados. Todos crecimos en un ambiente muy urbano y venimos del graffiti. Nos gusta el hip hop y Estados Unidos siempre ha sido parte de nuestro ADN. Solo sentimos que había espacio para el sportswear de lujo, contemporáneo y bien hecho. Y hablando de nuestras colecciones recientes, hemos jugado con elementos del streetwear francés de los noventa -como tracksuits metidos en calcetas-, pero nunca quisimos imitarlo burdamente. Combinándolo con, digamos, referencias góticas es mucho más interesante. Es una regla general para nosotros: nada debe ser muy literal, o sentirse muy 'correcto' o 'chic'. Si es un tanto kitsch o de mal gusto, estás en el camino correcto.

Tienen mucho en sus manos - se van a conformar con moda por ahora, ¿o van a explorar nuevos horizontes?
No, nunca nos conformaremos con un solo campo, la idea es intentar y pensar de manera crítica e innovadora en formatos que nos rodean -estamos interesados en curar eventos, hacer espacios temporales. Nos gusta pensar en todo como un fin artístico por sí solo, como una entidad creativa que flota libremente.

etudes-studio.com

Credits


Texto Alice Pfeiffer
Imágenes de Études Studio otoño/invierno 2015