Fotografía cortesía de Miramax vía Nitehawk

'unzipped' muestra el mundo de la moda pre instagram en toda su gloria noventera

Esta semana, i-D transmite la última entrega de 'Fashion and Film', presentada en el Nitehawk Cinema de Brooklyn. Antes de nuestro Q&A con Isaac Mizrahi en NY, recordamos el perdurable impacto de la película.

por Emily Manning; traducido por Laura Castro
|
30 Agosto 2017, 9:36pm

Fotografía cortesía de Miramax vía Nitehawk

Pídele a diez personas de la industria que nombren su película de moda favorita. Uno, un purista, dirá Blow Up. Otro, un fan del azul celeste y las fuertes protagonistas femeninas, dirá The Devil Wears Prada. Un tercero defenderá a Bill Cunningham Nueva York . Al menos siete dirán Unzipped —un documental divertido, motivador e íntimo sobre la vida y el trabajo de Isaac Mizrahi.

"A lo largo de la década de 1990, Mizrahi se destacó como el hombre más prolífico en ideas de Estados Unidos, produciendo una innovación tras otra, en una lluvia de placer Technicolor", escribe Teri Agins en su libro The End of Fashion. Unzipped muestra al diseñador de Nueva York mientras desarrolla su colección otoño/invierno 1994. Fue dirigido por el entonces novio de Mizrahi, Douglas Keeve, y filmado sobre todo en un blanco y negro brumoso. Según Harold Koda, el documental fue el primero en su tipo. "Hasta que Unzipped fue proyectado, realmente nunca habíamos visto un detrás de escenas del proceso de diseño", dijo el excurador del Instituto del Vestido del Met.

Fotografía cortesía de Miramax vía Nitehawk

Lanzado en 1995, Unzipped llegó en la cumbre del fenómeno de las supermodelos. Las modelos habían alcanzado, argumentó el escritor Kohle Yohannan, "la apoteosis" de su poder como celebridades, lo que expandió enormemente el alcance cultural y económico de la industria de la moda. Aunque Unzipped incluyó a muchas de esas supermodelos, demostró que las modelos no son las únicas celebridades de la moda. El documental capturó la creatividad, confianza, aguda sensibilidad para el diseño y gran personalidad de Mizrahi. Un amigo me dijo que al ver Unzipped, descubrió en Mizrahi a su primer modelo a seguir gay.

Más allá de su estrella, Unzipped es un retrato vívido y auténtico de la industria de la moda de los años noventa. Todos los editores (Polly Mellen, Candy Pratts-Price, Andre Leon Talley, Ingrid Sischy), modelos (Kate Moss, Linda Evangelista, Naomi Campbell, Cindy Crawford, Shalom Harlow), e iconos (Sandra Bernhard, Eartha Kitt) que aparecen en el documental no sólo hacen cameos; son piezas clave que dirigen la trama y le dan color a la historia.

Unzipped creó el modelo para una nueva ola de documentales —proyectos que develaban el funcionamiento interno de las instituciones más glamorosas de la moda, y a las grandes personalidades tras bambalinas—. Dior and I, Valentino: The Last Emperor, The September Issue, e Iris le deben mucho a este documental. Pero ¿qué es lo que realmente diferencia a Unzipped de las maravillosas películas que ha inspirado? ¿Por qué lo referimos tan efusivamente 22 años después?

En las décadas que siguieron a Unzipped, la industria de la moda (y el mundo que la rodea) ha evolucionado dramáticamente. Lo que una vez fue una pequeña red aislada de compañías independientes se ha convertido en un ecosistema multimillonario controlado por lujosas agrupaciones mundiales. Altos directivos sin ninguna relación previa con la moda fueron instalados en las antiguas casas de moda familiares y les aplicaron estrategias empresariales que cambiaron el énfasis de la creatividad hacia el comercio.

Al mismo tiempo, los desarrollos en las tecnologías de comunicación y marketing (hola Instagram y transmisiones en vivo) hicieron que la moda fuera más accesible e interesante para un público mucho más amplio. "El negocio se disparó", le dijo a NPR Dana Thomas, autora de Gods and Kings: The Rise and Fall of Alexander McQueen and John Galliano. Como resultado, el ritmo de la industria se ha acelerado a una velocidad vertiginosamente peligrosa. Al ver los documentales de moda de hoy (en particular Dior and I con Raf Simons), no podemos evitar sentir cómo esas presiones continuas apremian a los diseñadores.

En muchas formas, Unzipped es una ventana a un mundo que hace mucho se perdió. Las chicas suben a la pasarela de tres en tres, posando y girando en todo el camino. Los editores hacen los bocetos de los looks y las notas a mano. Incluso los invitados más famosos se sientan en filas alejadas de la pasarela; los primeros asientos les pertenecen a los fotógrafos. El documental empieza y termina con Mizrahi comprando una copia de Women's Wear Daily en su tienda de revistas de la esquina, leyendo nerviosamente la reseña de su desfile de la noche anterior. (La revista imprimió su última edición diaria en 2015).

Fotografía cortesía de Miramax vía Nitehawk

Unzipped es muy apreciado hoy en día porque captura un momento en la moda previo a las redes sociales y la preponderancia de las ganancias, cuando los diseñadores tenían permitido ser genios inconstantes (para bien o para mal).

Vemos a Mizrahi trabajando duro en su estudio, reuniéndose con editores y trabajando en los ajustes de las prendas. Pero también se divierte en una galería de arte contemporáneo con Naomi, platica de béisbol con Cindy, va a que le lean las cartas del tarot con John Galliano, charla con su mamá, pasea por SoHo con Sandra y comenta sus impresiones sobre Bette Davis con su equipo. Se vuelve poético con respecto a Jackie O. y Mary Tyler Moore. Se ríe de los telones de gasa y las sesiones espiritistas. Hay plazos de entrega, presión y ansiedad; pero también hay alegría y libertad verdaderas.

Bernhard lo expresó mejor al describir su relación con el documental en su 20º aniversario. "Anhelo esos tiempos que aunque no fueron hace tanto, no los volveremos a ver jamás —le dijo a Vogue—. La espontaneidad, la falta de conciencia propia, el sentimiento de estar en el momento sin la necesidad de mostrárselo al resto del mundo. Creo que esos son elementos que hacen a la gente mucho más cautivadora".

'Unzipped' se proyecta este jueves a las 7pm en Nitehawk Cinema en Brooklyn, con un Q&A especial con Isaac Mizrahi a las 7 pm. Más información aquí.


Este artículo apareció originalmente en i-D US.

Tagged:
nitehawk cinema
Documentales
cine
Μoda
unzipped