Publicidad

¿por qué la moda se obsesiona con el grunge?

Mientras que Hedi Slimane trae de regreso a Kurt Cobain a California y Cathy Horyn termina por aceptar la colección de Marc Jacobs en Perry Ellis de 1992, ¿será tiempo de reevaluar lo que la moda piensa sobre el grunge?

por Alice Newell-Hanson
|
30 Julio 2015, 2:38pm

Perry Ellis primavera/verano 2013 vía YouTube

Desde el 3 de noviembre de 1992, la moda en las pasarelas regresa constantemente a una subcultura del West Coast que duró muy poco y que cuando Marc Jacobs la usó para poner a Christy Turlington en franela y Dr Martens, francamente, ya estaba menguando. El grunge estuvo presente en la hermosa colección de Dries Van Noten de primavera/verano 2013, todo un tributo al tartán y las flores. También está por toda la mezclilla desgarrada de los ganadores del premio LVMH de este año, y favoritos de i-DMarques'Almeida. Es más evidente aún, como uno de los principales motores del reinado de Hedi Slimane en Saint Laurent.

Dries Van Noten primavera/verano 2013.

Pero,¿estamos empezando a sonar como un disco rayado? ¿Por qué la moda tiene esta obsesión tan duradera con un movimiento DIY que fue tan fuertemente rechazado por los críticos la primera vez que salió en una pasarela? En 2015, ¿será que finalmente se ha desgastado?

El contragolpe al chapuzón de Jacobs en esta subcultura juvenil de Seattle fue inmediato y violento. Cathy Horyn escribió en el Washington Post al día siguiente: "La escena musical, que ha generado la inestable (Courtney) Love, ha inspirado un estilo fachoso cool en Seventh Avenue de forma tan deliberada, que parece anticuado en cuanto sale a la pasarela." Siguió con algunos otros increíblemente específicos comentarios negativos como: "Un abrigo rojo de vinil parecía calculado para ofender al aparecer tan pegajoso y arrugado como el asiento de un cubículo en una cafetería". El siguiente marzo, Suzy Menkes célebremente denominó al grunge "horrible", frente a los editores de moda en los desfiles de Milán.

Y los críticos no fueron los únicos en odiar al grunge en el mundo de la moda. Los compradores temían que la ropa que buscaba asemejar a los adolescentes depresivos de Seattle, no fuera lo suficientemente aspiracional (Jacobs fue despedido de Perry Ellis a principios de 1993). Pero las críticas más fuertes decían, irónicamente, que la colección de Jacobs se sentía poco auténtica. Rick Marin en su artículo sobre los orígenes de la historia del grunge de 1992 para el New York Times, señaló que Jacobs jamás había ido a Seattle. Para el tiempo en el que el show ocurrió, el sonido y el estilo grunge ya había sido asimilado por Hollywood. La comedia romántica Singles, de Cameron Crowe, podría decirse que fue la que lo popularizó y salió dos meses antes de la colección de Jacobs en la séptima avenida.

Marc Jacobs para Perry Ellis primavera/verano 2013 en el video de Sonic Youth "Sugar Kane".

Pero para los fans de 2015 que no son lo suficientemente viejos para haber ido al primer Lollapalooza o leer el Washington Post en 1993, la colección grunge de Perry Ellis es un gran logro. Sí, existen miles de tumblrs al estilo de Fuck Yeah Kurt Cobain con solo cambios en la puntuación. Pero el momento en el que Marc Jacobs puso Birkenstocks en la pasarela es un punto de referencia igual de auténtico para la generación de Internet. Y lo mismo aplica para varios otros momentos posteriores en el boom del grunge que le siguieron. La colección inspirada en el grunge de Anna Sui, que presentó al día siguiente de Jacobs, aún sigue viva gracias a Tumblr y Pinterest. De igual manera se han vuelto icónicas las imágenes de Steven Meisel con Kristen McMenamy y Naomi Campbell en botas toscas, vestidos campesinos y cobijas de tartán en Vogue de diciembre de 1992.

El Internet nos permite viajar en el tiempo por la historia de la moda mientras ignoramos las sutilezas de la cronología. En Tumblr, lo que se ve cool es cool y, ¿qué importa si la escena de grunge original estaba muerta cuando la descubrieron en Perry Ellis?

Pero si el grunge ya se sentía deja vú, como Cathy Horyn escribió en 1993, ¿por qué aun nos parece cool? ¿Por qué los chicos melenudos y las chavas con lentes tipo Kurt Cobain y vestidos baby doll de Hedi Slimane, todavía salen en la pasarela de Saint Laurent en junio pasado?

El movimiento grunge original creció fuera del mundo de la música- fuera del molde- los actos de grunge a principios de los ochenta en Minnesota y el noroeste con bandas alternativas como The Pixies- se popularizaron en la tranquila y gris escena de las cafeterías de Seattle. Su adopción dentro de la moda fue más bien un síntoma del clima económico de Estados Unidos. Anna Wintour dijo tiempo después a WSJ: "Yo nunca me suscribí al demacrado, deprimido, y desaliñado look de la moda. Creo que más bien fue en un momento gris en nuestra economía y la del mundo. Obviamente, los diseñadores estaban reflejando un movimiento". Ella luchó para quitar esa editorial de Meisel de Vogue en 1992. "El grunge simplemente no estaba funcionando," dijo. "Fue un grito de guerra... cambiemos de tema."

Anna Sui primavera/verano 1993

El otro problema es que la moda inspirada en el grunge es casi un oxímoron. Es moda imitando un movimiento al que no le podía importar menos la moda. En 1993, James Truman, el Editor en Jefe de Details de ese momento dijo: "Para mí la cosa con el grunge es que ni siquiera es antifashion, simplemente es no-moda. El punk era antifashion. El punk hacía un declaración. El grunge es sobre no hacer una declaración, lo que resulta loco que se vuelva estético para la moda." Es la ironía de Marc Jacobs contratando a Oribe para que peinara el cabello de las modelos como músicas recién levantadas que no pueden comprar shampoo. Es la ironía de hacerle marketing a prendas carísimas que parece que se están deshaciendo o botas tipo L.L. Bean, cuando ambos no costarían más de $5 dólares.

Esa ironía sigue viva y funcionando. Cuando Hedi Slimane hizo uno de los comebacks recientes del grunge más atrevidos para primavera/verano 2013, Suzy Menkes escribió: "La única pregunta es si este regreso del grunge es apropiado para el mundo del siglo 21 con todo y su turbulencia financiera." El paralelismo económico entre 1992 y 2012 era sorprendente (en ambos años el panorama financiero de EUA era débil). Y la diferencia abismal entre los músicos empobrecidos, -inspiración de Slimane- y sus precios exorbitantes eran difíciles de ignorar. Pero ésta ropa se ha vendido considerablemente y ha sido aceptada por editores y nuevas generaciones de músicos como Sky Ferreira y Alison Mosshart, quienes las usan en el escenario. Porque ese mismo detalle del grunge que atemorizaba a los compradores en 1992 -su actitud anti-establisment y depresiva- es lo que la hace parecer hoy, auténtica y cool a los consumidores.

Pero, ¿qué hay de la ética detrás de la glamourización de una escena que fue creada por músicos empobrecidos? Hasta que MTV puso Smells Like Teen Spirit en Buzz Spin en septiembre de 1991, Kurt Cobain seguía, de acuerdo a Jonathan Mr. Poneman, cofundador de Sub Pop, "en pobreza extrema". ¿Hacer grunge en una pasarela en los dos mil diez, es en verdad, cool? ¿O hay una manera de referenciarlo y recuperarlo sin perder tan rápidamente, todo lo que significaba? El Cobain de mechas californianas de Slimane, no es el único avatar reciente de la nueva moda grunge.

Los noventa están integrados al ADN de la marca londinense Marques'Almeida, pero nada de la nueva visión grunge de los diseñadores Marta Marques y Paulo Almeida parece pastiche. "No se trata de parecer nostálgico. Odio esa palabra," dice Marques en una entrevista a Suzy Menkes. En cambio, la marca de mezclilla desgastada y texturas revueltas, se acerca a la naturaleza DIY del grunge, pero al mismo tiempo cuenta una nueva historia. "Como adolescentes no entendíamos la moda de alta gama," dice Almeida en la misma entrevista. Los diseñadores se inspiraron en "lo que nuestros hermanos y sus amigos se ponían," específicamente la hermana de Marta, Sofía; quien "siempre se veía desaliñada y nunca se preocupó por la moda para nada". Sus colecciones como resultado, siempre se sienten frescas; en vez de reproducir literalmente la estética de la escena musical de los noventa en Seattle, Marques'Almeida, recupera su actitud desenfadada para una nueva generación.

Marques'Almeida otoño/invierno 2015. Fotografía Piczo.

El grunge a menudo se señala como la última subcultura distintiva en haberse infiltrado al panorama de la moda. Eso explicaría mucho del porqué se ha fetichizado tanto. En 1992, Rick Marin escribió: "De la subcultura a la cultura de masas, la vida de una tendencia se encoge y se vuelve más rápida todo el tiempo." Agrégale el Internet y unas décadas después la vida de éstas es casi inexistente. Algo que pasa en un vecindario de Seattle hoy, casi de manera simultánea le llega a todos los usuarios de Reddit. Ahora que la brecha entre lo underground y el mainstream se está cerrando, no significa que ya no existan nuevas subculturas y escenas emergiendo.

Ve el ejemplo de Hood By Air, una marca con una estética que nace de la experiencia de Shayne Oliver en la escena neoyorquina de fiestas como  GHE20G0TH1K. O el trabajo de Gosha Rubchinskiy en colaboración con los skaters de Moscú. O Vetements, que se está volviendo una plataforma para una escena medio grunge, pero fresca, en París. Ninguna de estas marcas regurgita los códigos de las subculturas que los han precedido, empujan la moda al futuro con su propia sangre creativa. No imitan la autenticidad, son en verdad auténticas.

El pasado abril, Cathy Horyn revisó su opinión sobre la colección grunge de Marc Jacobs. Ella reflexionaba: "Creo que es seguro decir que -el miedo- viene de nuevas cosas, a lo que los escritores de moda somos extrañamente, faltos de temperamento." La moda resulta mucho más emocionante cuando te da esa sacudida de miedo. ¿Ha muerto ya el shock del tartán con Dr Martens en la pasarela? La manera más honesta de rehacer grunge es canalizando su espíritu. Se trata de hacerlo por ti mismo y de decir algo nuevo.

Más i-D:

Street, Sound and Style: Episodio Tres Grunge

Descubriendo a la verdadera Courtney Love

Tagged:
marc jacobs
grunge
kurt cobain
Hedi Slimane
GHE20G0TH1K
Μoda
HBA
Gosha Rubchinskiy
Shayne Oliver
Marques Almeida
perry ellis
suzy menkes
cathy horyn