the proposal, el diamante hecho con los restos de luis barragán

​Descubre cómo la artista Jill Magid busca regresar a México el archivo profesional del arquitecto Luis Barragán.

por i-D Team
|
29 Julio 2016, 8:55pm

Para entender la obra de arte de la que vamos a hablar, hay que comprender el trabajo de la artista estadounidense Jill Magid, la cual trabaja con investigaciones sobre estructuras de poder, desde sistemas burocráticos y gubernamentales, hasta, en este caso, el legado del arquitecto mexicano ganador del premio Pritzker, Luis Barragán (1902-1988).

Por ejemplo, en la obra Evidence Locker (2004), Magid recorrió durante tres días la ciudad de Liverpool, donde trabajó de la mano con la policía local para que la grabaran con las cámaras de seguridad de la ciudad, portando un vistoso abrigo rojo. Para tener acceso a este material y que no fuera borrado 31 días después de haberse grabado, la artista tuvo que llenar 31 formas legales, las cuales completó en forma de cartas de amor, describiendo cómo se sentía cuando fue grabada. Cualquiera de nosotros puede accesar a esta información en la web que lleva el nombre de la obra.

En otra pieza llamada Auto Portrait Pending (2005), la artista firmó un contrato con Lifegam, una empresa que convierte cadáveres cremados en diamantes, en el que se comprometen a realizar un diamante con 8 onzas de sus restos. Hasta ahora la pieza esta formada por el contrato y el anillo sin diamante. Se sabe que el heredero del mismo será un coleccionista que se comprometa a tener la obra siempre en exhibición. 

En su testamento, Luis Barragán, dividió su archivo en dos partes. Por un lado, su archivo personal el cual permanece en México en la casa-estudio que lleva su nombre. Por otro lado, en 1995, su archivo profesional, incluyendo los derechos de su nombre y obra; así como todas las fotografías tomadas de la misma por Armando Salas Portugal, fue adquirido por el presidente de la empresa de mobiliario suiza Vitra, Rolf Fehlbaum, quién se dice lo regaló a su entonces prometida, Federica Zanco, actualmente directora de la Barragan Foundation. Durante los últimos veinte años, este archivo ha sido inaccesible al público, y se encuentra alojado en un búnker dentro de la sede corporativa de Vitra en Basilea.

Hace algunos años, Jill Magid, entró en contacto con la situación del archivo de Luis Barragán y decidió iniciar un extenso proyecto multimedia que titula The Barragán Archives, a través del cual plantea preguntas incisivas, radicales y pragmáticas acerca de las formas de poder, el acceso público y los derechos de autor que construyen un legado artístico. 

Más de i-D: La campaña pre-otoño de Louis Vuitton hecha en México

The Proposal (detalle) 2016 2.02-carat blue uncut diamond with microlaser inscription, silver ring setting designed by Anndra Neen, ring box, documents.Installation view, Kunst Halle Sankt Gallen, Switzerland.

Magid exhumó las cenizas de Luis Barragán, las cuales se encontraban en la Rotonda de los Jalicienses Ilustres, y convirtió 525 gramos de su cadaver en un diamante, el cual se montó en un anillo diseñado por Anndra Neen, marca de joyería formada por las mexicanas Annette y Phoebe Stephens. La pieza llamada The Proposal se le ofreció como regalo a Federica Zanco a cambio de que el archivo de Luis Barragán sea devuelto a México y abierto al público. En lo que se espera la respuesta de Zanco, The Proposal se encuentra expuesto en la galería Kunst Halle Sankt.

Cuando se exhumaron los restos de Barragán, Magid dejó una ofrenda, un caballo de plata equivalente a los 525 gramos que se retiraron de las cenizas.  A partir de esto, la artista realizó 4 ex-votos, que son 4 caballos de aluminio pintado con los cuales agradece a la familia Barragán, al Gobierno de Jalisco, al caballo de plata y al diamante. También se plantea realizar un caballo más, si es que el anillo es aceptado. 

En Ex-Voto, la exposición actual de Jill Magid en la galería LABOR, se pueden ver dos nuevas esculturas, su trabajo de video (La Exhumación), y la serie de ex-votos ya realizados. Todo parte de The Barragán Archives.

Esta pieza claramente habla sobre la libertad, acceso y apropiación de información en una época en la que pareciera que todo se encuentra al alcance de una búsqueda en Internet. También retoma el tema de la privacidad, no solamente por el estado actual del archivo, sino también porque mezcla la obra de Luis Barragán, con su vida personal. Todo el proceso de permisos y acceso a la exhumación del arquitecto, ha sido un trabajo permitido por los descendientes de Barragán, los cuales seguramente han pasado por un proceso emocional y exhaustivo. El trabajo sobre el archivo Barragán de Jil Magid, también nos enfrenta al hecho de que información específica que puede servir tanto académica como laboralmente a la humanidad se encuentre oculta, haciendo referencia a la propiedad privada e inclusive al coleccionismo. 

Es imposible escuchar esta historia y no emocionarse. Se habla de la muerte y la permanencia después de la misma, el trabajo de un genio, la capacidad de un rico, el placer de la posesión y más temáticas universales que se pueden relacionar a miles de experiencias personales. Pero sobre todo estamos hablando de la posibilidad de que información y arte que representa a México regrese y sea accesible no solo para los mexicanos, sino para todo el mundo. 

Jill Magid
Ex-Voto
LABOR.org.mx

Más de i-D: Hasta que nos salga bien, una entrevista con Tim Goossens

Credits


Fotografía Stefan Jaeggi

Tagged:
mexico
labor
barragan
Cultură
luis barragán
Casa Barragan
Jill Magid
galería labor
el archivo barragán