sobre cómo hacer una noche de club en sudamérica

Tayhana de HiedraH Club de Baile, una noche de expresión que nació en Buenos Aires, Argentina, comparte su experiencia al enfrentarse a la escena del club latinoamericano, mientras aconseja sobre los peligros y bondades de reproducir una fiesta...

|
oct. 27 2016, 6:50pm

Foto de Smirnoff Sound Colective: Tribes

Nahuel, Yban y yo nos conocimos estudiando cine en Buenos Aires. Nos hicimos muy amigos durante la escuela, salíamos casi todas las noches a diferentes fiestas (house, techno, cumbia, lo que sea), hasta que sentimos la necesidad de crear nuestro propio espacio para escuchar la música que veníamos siguiendo desde Soundcloud y que aún no tenía lugar en la noche porteña. Queríamos un espacio para liberarnos bailando diferentes ritmos y no "posar"; queríamos una fiesta para experimentar y celebrar la diferencia del otro... no teníamos idea de lo difícil que podría llegar a ser, de todas las cuestiones políticas con las que tendríamos que lidiar, pero por suerte HiedraH fue solo un viaje de ida.  

Iniciar un proyecto cultural nocturno, en Sudamérica, desde cero, te hará enfrentarte a lo más crudo de la realidad y la política nocturna. Es sumamente necesario rodearte de personas confiables, amigxs, con los que puedas atravesar buenas y malas experiencias. Antes de iniciarlo, piensa bien en que tipo de club quieres [crear] para planificar una propuesta coherente tanto en lo artístico (nombre, estética, curaduría musical) como en la posibilidad  económica (cantidad de público, precio de la entrada, target de audiencia). 

Lo importante es la constancia y tomártelo muy en serio
Se constante y organizado. Tómalo en serio, no seas inocente, nunca sabes la magnitud de la respuesta que puedes llegar a tener por parte del público. Trata de buscar el lugar indicado para realizarlo, esta será quizás la tarea más difícil. Lo ideal es empezar en un lugar pequeño, que con poca gente de la sensación de una gran fiesta; no lo olvides, aunque nos quejemos nos encanta el amontonamiento. Si es posible, haz sentir al dueño del lugar parte de la fiesta, suelen ser las peores personas del ambiente pero tenerlo como aliado puede solucionarte la noche cuando caen las inspecciones.

No seas predecible, amplia el campo de juego
No hagas lo que hacen todos para vender su fiesta, hay toda una vida fuera de Facebook. Las personas también frecuentamos la calle, recórrela hasta darte cuenta por dónde circula tu público.Tampoco olvides a los extranjeros deseosos de sumergirse en lo más under y fresco de Latinoamérica. Los hostales son un excelente lugar para darle publicidad. 

No le tengas miedo a la publicidad
Vende tu fiesta insistiendo en los ritmos, más que en los DJs, hay muy poca probabilidad que alguien se sienta tentado por el nombre de un DJ que arrancó hace meses. La publicidad es prostitución, pero no le temas. Recorre eventos, bares, cumpleaños y todo aquel lugar donde se acumule gente, habla con todos, sedúcelos con tu fiesta. Tú tienes lo que ellos quieren y ellos son lo que tú necesitas. Se simpático pero no te pases de "autobombo", aturdir puede jugar en tu contra.

Todo se puede derrumbar en un minuto, se precavido, recuerda que vives en Sudamérica
Por más que planifiques, esto es Latinoamérica papi, nunca vas a tener el control de lo que pueda suceder. Se consciente, vas a jugar con riesgo todo el tiempo, así que nunca estará de más tener varias opciones de venues y DJs. A mí se me han cancelado el lugar de la fiesta tres horas antes de que comience, mientras Lechuga Zafiro dormía como un angelito esperando tocar, por suerte, nunca se enteró.

Si lo quieres, puedes resolver hasta las tragedias más perras, el orgullo déjalo de lado en estas ocasiones, si tienes que hablar con tu "enemigo" para pedir ayuda, hazlo, la solución siempre está cuando las cosas se hacen con amor.

Siempre habrá alguien que no quiere que bailes
Tus verdaderos enemigos serán los vecinos, la policía y las inspecciones del gobierno, ellos son quienes no quieren que bailes. Nunca van a entender la cultura nocturna, asume el rol de militante del derecho a gozar. Antes de reservar un lugar, sácate todas las dudas con el dueño, pregunta el tipo de habilitación y permiso que tiene, instrúyete sobre las cuestiones legales que enmarcan tu proyecto. Hazle saber a tu público que la noche la construyen tanto ellos como tú, ambos tienen que ser conscientes y responsables a la hora de elegir como saciar la necesidad de ocio.

Aliados fuera de los límites geográficos
Estamos muy lejos de donde las cosas "suceden", no caigas en la tentación de ser un wanna be amigo de los ya consagrados del primer mundo. Hazte amigo de quienes están en la misma que tú, en algún otro rincón de Sudamérica. Reconoce la existencia del otro, reconoce que comparten las mismas miserias, obstáculos y quizás hasta objetivos. Aliarte con fiestas de países vecinos es la única manera de hacer crecer la escena, trabajar en conjunto permite asumir más desafíos que solo no podrías asumir. Quizás en poco tiempo, juntos logren hacer que sus DJs favoritos toquen en sus fiestas, ampliar el territorio de giras es de las satisfacciones más grandes para los artistas, para tu público y obvio, para ti.

Reconoce la inversión artística
Si vas a hacer una fiesta similar a las que ya hay, ni te gastes. Solo anímate cuando tengas algo diferente que valga la pena ofrecer. Recórrelas todas antes de empezar con la tuya. Distínguela, hazla única desde los más pequeños detalles. Si tu objetivo es ganar dinero, cambia de proyecto o ármate de paciencia, los primeros años son pura inversión artística.

Una fiesta es mucho más que eso, no la limites a un evento nocturno, si te lo tomas en serio organiza tu tiempo porque será necesario complementarla con otros proyectos (documentales, editoriales, fanzines, radio, y todos los etcéteras posibles).

Y recuerda, tú no eres el dueño de la fiesta, una vez que inicia toma vida propia y pasa a ser más del público, que tuya. 

soundcloud.com/hiedrahclubdebaile

Credits


Texto Tayhana
Fotos María Fernanda Molins para Smirnoff Sound Colective: Tribes.