así fue como la anorexia destruyó mi adolescencia