Publicidad

jessie andrews nos habla de porno, censura y feminismo

Esta joven americana es actriz porno, DJ, diseñadora de joyas y una auténtica estrella de las redes sociales.

por Felicity Kinsella
|
20 Abril 2015, 1:55pm

Jessie Andrews es una de esas chicas que te pueden resultar familiares por varios motivos. Puede te suene de las campañas de American Apparel (la contrataron como modelo con 17 años mientras trabajaba en una de sus tiendas), por ser la diseñadora de la firma de joyas Bagatiba o por su papel en el drama erótico Portrait of a Call Girl.

Esta galardonada actriz porno de 23 años se enfrenta a todos los estereotipos que giran en torno a la industria del cine adulto y quiere aprovechar su fama para convertir su nombre (una combinación del nombre del perro de su madre y una calle de Los Angeles) en una marca de éxito.

El debate sobre la reivindicación del cuerpo femenino en el porno está más latente que nunca y cada vez más mujeres se cuestionan si el dinero realmente compensa la parte negativa de la industria. En una sociedad repleta de leyes anti-pezones, necesitamos plataformas donde las mujeres puedan tomar el control de su propio cuerpo, y Jessie es el ejemplo perfecto de líder de esta nueva ola de pensamiento.

Esta joven mezcla de china, holandesa e irlandesa revolucionó el mundo del cine para adultos a los 18 años. Un amigo le dijo que debería sacar provecho de esa atracción tan especial que desprende y ahora es toda una sensación de las redes sociales. Andrews es todo lo contrario al concepto de porn star al que estamos acostumbrados: no se droga, es alérgica al alcohol, es modelo, DJ, diseñadora de joyas, feminista, emprendedora e incluso tiene una columna sobre sexo en la web de la revista Galore. Hablamos con ella sobre la explotación del cuerpo, el poder de las mujeres y sobre las cosas buenas que le ha aportado la industria del porno.

Cuéntanos un poco sobre ti...
Tengo 23 años, soy de Miami (como la canción de Will Smith), me acaban de arrancar dos muelas y tengo la boca llena de sangre.

¿Dónde vives ahora?
En Los Ángeles.

¿Por qué empezaste en el porno y qué es lo que más te gusta de tu profesión?
En un principio, lo único que me motivaba era el dinero: quería hacer algo nuevo y diferente que me permitiese viajar. Ahora me doy cuenta de todo lo que he aprendido a lo largo de los años sobre el sexo, mi cuerpo, los negocios, las tendencias… A mucha gente le lleva toda la vida plantearse esas cosas. Nunca dejas de aprender. Cada cuerpo es distinto, como un libro interminable.

¿Te sientes poderosa gracias a tu trabajo?
Claro.

¿Alguna vez te has sentido utilizada?
No.

¿Qué le dirías a quienes aseguran que el porno trata a las mujeres como objetos?
Creo que todo depende de qué tipo de persona seas y de cómo veas las cosas. El porno te puede hacer sentir como un objeto o puede que te dé la capacidad de dominar tu propio cuerpo. 

Pareces muy segura de ti misma, ¿hay algo que te de esa confianza sobre tu cuerpo?
Tengo esa seguridad porque me siento sana. Si mantienes una dieta saludable (sin alimentos procesados, azúcares o químicos), no hay ninguna razón para sentirse cohibido. Cuando me pego un atracón es cuando realmente me siento culpable.

¿Ser una estrella del porno te ha afectado de alguna manera en tus otros trabajos?
Me afecta a diario. Aunque si no fuera por el porno, no estaría donde estoy ahora mismo.

¿Crees que el feminismo y la pornografía pueden ir de la mano?
Por supuesto. Ambos conceptos se retroalimentan.

¿Eres feminista?
Creo que todas las mujeres lo son: les guste o no.

¿Qué significa para ti el feminismo?
Que no importa el género a la hora de ser justos.

¿Hay algún estereotipo sobre las actrices porno que te moleste especialmente?
Que no paramos de acostarnos con gente distinta a todas horas. Llevo cinco años acostándome con las mismas 30 o 40 personas y nos hacemos pruebas de las ETS cada dos semanas.

¿Crees que la gente debería ser más tolerante respecto al sexo?
Totalmente. Es algo que todos practicamos y casi no se habla del tema.

¿En qué ámbito prefieres centrarte en el futuro? ¿En la música, el porno o el diseño?
En lo que me haga más feliz.

¿Cómo te ves dentro de 10 años?
Espero seguir viva. 

@jessieslife

No te pierdas:
*Erika Lust reinventa el cine para adultos
*Casey Calvert : estrella del porno, intelectual y feminista

Recomendados


Texto Felicity Kinsella
Fotografía Francesca Jane Allen

Tagged:
Porno
jessie andrews
sexo
Entrevistas
feminismo
cine
felicity kinsella