la historia de playboy a través de imágenes

Tras el lanzamiento de su último número con un desnudo protagonizado por Pamela Anderson, repasamos los momentos más interesantes de la historia de 'Playboy'.

por Emily Manning y i-D Staff
|
10 Diciembre 2015, 11:06am

En octubre, Playboy anunció que tras 63 años de ser la publicación más escondida bajo los colchones de todo el mundo, su edición de enero de 2016 sería la última en ofrecer imágenes de desnudos. Este número salió a la venta la semana pasada y en su portada vemos a la actriz y defensora de los derechos de los animales, Pamela Anderson, llevando únicamente un collar de oro con la palabra S-E-X.

La foto, hecha por Ellen von Unwerth, marca la 14ª aparición de Pam en la portada de Playboy y llega 25 años después de la primera, que fue para el Campus Issue de 1989 donde llevaba una americana a rayas color azul marino y marrón con un escudo de Playboy bordado e inspirado en Ralph Lauren Ruby (algo que todos necesitamos desesperadamente).

Hay un viejo chiste sobre los hombres que leen Playboy "por sus artículos" (lo que tampoco es completamente descabellado teniendo en cuenta que Vladimir Nabokov, Jack Kerouac, Kurt Vonnegut y Margaret Atwood han contribuido con algunos textos).

Aunque es cierto que su legado está lleno de mujeres desnudándose (empezando con su primer póster central con Marilyn Monroe en 1953), Playboy también ha visto algunos momentos de moda interesantes de las últimas seis décadas. Hay un arte especial en vestir a mujeres semidesnudas porque, cuando van ligeras de ropa, te fijas más en lo poco que llevan puesto, ya sea un simple par de patines o un traje de cadete, y Playboy domina este arte a la perfección.

Sus primeros números en los años cincuenta y principios de los sesenta estaban llenos de ilustraciones divertidas y emblemáticos corsés de satén, pero también vimos conjuntos de pijama de color rosa (como el que lució la chica Playboy del mes, Jayne Mansfield, en 1955) que podrían haber salido de las pasarelas de hoy. El icónico conejito de la marca apareció incluso en forma de un elegante traje de baño al frente de un número en 1968.

A mediados de los años setenta la revista alcanzó su máximo apogeo (su circulación en 1975 superó los 6 millones) y empezó a convertirse en una interesante documentación de los tropos de la moda de la época, desde los looks de Daisy Dukes hasta los de Studio 54.

Con la llegada de los años ochenta y noventa, Playboy cambió los looks más suaves y delicados por gráficos llamativos y bloques de color (como ese número de 1989 repleto de accesorios y que ni Seinfeld y sus Jordan 6 consiguieron superar cuatro años después). Ah, y no nos olvidemos que Naomi Campbell apareció en la portada de la revista en la navidad de 1999 ligeramente cubierta por unas finas cintas blancas.

En cuanto a los mejores momentos de la moda de Anderson, su segunda portada nos mostraba un corsé que parecía que podría haber salido del vestuario de Twin Peaks para las escenas de One Eyed Jack (lo que seguramente se explica porque David Lynch también fue entrevistado para ese número).

Mientras Playboy se aleja de la desnudez, muchos se preguntan qué será lo próximo que hará una revista tan arraigada en los desnudos (y en una idea relativamente limitada de belleza, podríamos añadir). Sin embargo, durante más de 60 años, Playboy ha demostrado que sus opciones de moda no siempre han sido morbosas e inmorales. Esperemos que el nuevo capítulo no solo ofrezca una representación más diversa de los diferentes tipos de cuerpo y perspectivas, sino que también sus opciones de vestuario sean tan elegantes como su fundador.

Créditos


Texto Emily Manning

Tagged:
NAOMI CAMPBELL
PLAYBOY
pamela anderson
marilyn-monroe