Publicidad

las tendencias de belleza más radicales de la temporada

Desde manicuras de vaselina hasta autobronceadores, pasando por tatuajes faciales o maquillaje para las orejas, repasamos los looks más rompedores de las colecciones primavera/verano'17.

por Emily Manning
|
19 Octubre 2016, 9:06am

photography Mitchell Sams

Sobrecarga de vaselina en Hood by Air 
Empolvadas pelucas puritanas, brillos faciales al estilo de Karen Smith, tirantes con candados, máscaras faciales Sharpie inspiradas en Groucho Marx: no existe frontera en el mundo de la belleza que el incendiario Hood by Air de Shayne Oliver no haya traspasado. Esta temporada, PornHub patrocinó el desfile de Oliver en la Fashion Week de Nueva York y la más pura esencia de este sitio web inspiró sin duda el producto de belleza más utilizado sobre su pasarela: la vaselina. La frente de los modelos fue untada con esta pasta espesa y traslúcida para crear sus peinados (el fotógrafo Wolfgang Tillmans tenía un aspecto bastante chic con la frente cubierta de lubricante) y también incluso se untó sobre desconchadas manicuras francesas.

Retro-futurismo insólito en Margiela
Puede que John Galliano haya retirado las máscaras de los modelos de Margiela, pero desde que presentó su colección de debut para la casa belga a principios de 2015, no ha tardado en establecer un enfoque igualmente particular del estilismo sobre la pasarela. Las chicas de Galliano lucieron pelucas azules a lo Marge Simpson,muecas de disgusto dibujadas con barra de labios claramente inspiradas en el mundo de los payasospeinados glam a lo Bowie. En esta temporada también pudieron verse looks de belleza experimentales, cortesía de la maestra del maquillaje Pat McGrath y del estilista de peluquería Eugene Souleiman. McGrath elaboró looks brillantes ―como cejas amarillas, párpados alargados de color azul brillante o barra de labios de color azul metálico― empleando sus propias creaciones cosméticas, entre ellas, algunos productos que todavía no están a la venta y que no podemos esperar para echarles el guante. Souleiman puso el toque final con tocados retro-futuristas de fieltro que parecían las cáscaras de huevo más chic que habíamos visto jamás.

Maquillaje para las orejas en Proenza Schouler
Para la elegante oferta de este dúo de diseñadores en Nueva York, la artista del maquillaje Diane Kendal dejó de lado labios y párpados para adentrarse en un terreno cosmético relativamente inexplorado: los lóbulos de las orejas. Kendal pintó las orejas de las modelos con franjas de amarillo y blanco, toques inspirados en la fotógrafa Jackie Nickerson. "Sus fotografías capturan colores muy limpios y apagados, con fuertes elementos de estilo personal", nos explicó Kendal en una reciente entrevista. "La oreja pintada evoca la elegancia y la paleta de colores de la impactante belleza natural de las fotografías de Jackie". Aunque el maquillaje de orejas todavía no ha alcanzado la popularidad del cabello mojado o los tintes punk de colores pastel, no es la primera vez que se emplea. Opening Ceremony, Louis Vuitton, y Anthony Vaccarello han probado esta tendencia sobre la pasarela en el pasado, iniciada por Diana Vreeland, las tribus celtas del siglo VIII y Willow Smith cuando tenía 10 años.

Tatuajes faciales temporales en Gucci
Florence Welch puso la banda sonora al mega-desfile ofrecido por Gucci en la Fashion Week de Milán ―una procesión de 75 opulentos looks ambientados en lo que parecía un club nocturno de los setenta lleno de humo―, pero no con una de sus canciones instrumentales, sino leyendo poesía de William Blake. Teniendo en cuenta que el director creativo Alessandro Michele mencionó antes del desfile el amor y la soledad como sus inspiraciones, los versos de este poeta Romántico parecían encajar a la perfección en el solemne desfile. Las palabras de Blake no solo inspiraron la banda sonora del desfile, sino también uno de sus momentos más emotivos. El modelo de origen letón Lorens caminó por la pasarela con frases de Canciones de inocencia y de experiencia pintadas sobre el rostro a modo de tatuajes. No es la primera vez que Gucci incorpora tatuajes corporales en sus desfiles, pero su decisión hizo que algunos se preguntaran si realmente la tinta artificial sobre las pasarelas solo queda a flor de piel.

Autobronceador en Thom Browne
El autobronceador visible en la alfombra roja es para los críticos lo que las gotas de sangre para los tiburones: deja que vean una gota y ya estás muerto en el agua. El minuto de oro de Claire Danes fue motivo para que tanto los tabloides británicos como los medios de noticias más serios le saltaran a la yugular. The Guardian incluso publicó un artículo de opinión sobre la "política" de los autobronceadores, comparando el brillo artificial de Danes con la hoguera de neumáticos humana que forma la complexión de Oompa Loompa de Donald Trump. Sobre la pasarela, sin embargo, Thom Browne hizo lo imposible esta temporada: que el autobronceador tuviera un aspecto chic. Para el look inspirado en las discotecas de los sesenta, algunas de las modelos de Browne lucieron pintura facial de color naranja mientras caminaban por su pasarela llevando vestidos de tipo neopreno con trampantojos. La gran cantidad de bronceador hacía resaltar las tonalidades blanca y azul cielo de las barras de labios y representaba a la perfección el caprichoso artificio tan propio del ADN de Browne. 

Fotografía Ziqian Wang

Pintura facial de fiesta de cumpleaños en Gypsy Sport
La optimista tribu pan-étnica e irreverente en temas de género de Rio Uribe fue un paso más allá esta temporada, pero sin sacrificar ni un ápice de la creatividad inspirada en los clubs de moda por la que esta marca es admirada. La colección fue muy atrevida, lo que se tradujo en crestas de estilo punkmelenas estilo flapper teñidas de violetamariposas pintadas sobre el rostro con toques de purpurina, del tipo que conseguirías en una feria de pueblo por 5 euros o que encontrarías como parte del entretenimiento en la fiesta de cumpleaños de un niño rico. Sobre la tribu nómada de Gypsy Sport, sin embargo, esos diseños de colores locos tenían un aspecto cool y casaban a la perfección con el calzado elegido por Uribe: cómodas zapatillas compradas en Chinatown por 2,75 euros.

Celebración india en Ashish
Al otro lado del canal, Ashish Gupta también empleó pintura facial propia de una celebración para su desfile en la Fashion Week de Londres. Sin embargo, la de Gupta no se inspiraba en las fiestas de cumpleaños infantiles. En lugar de ello, el diseñador nacido en Delhi rindió homenaje a su herencia situando las vibrantes historia y cultura de la India en el centro del desfile. Las modelos de Gupta llevaban elaborados tocados y joyas inspirados en los adornos tradicionales de su nación, a menudo unidos a espesas trenzas largas hasta la cintura (y, en un caso, a una serpiente viva). Algunas de las modelos de Gupta llevaban el rostro completamente pintado de azul oscuro, verde lima y amarillo cítrico.

Ciber-rastas en Marc Jacobs
Mientras que Gupta obtuvo grandes reseñas por su vibrante apreciación cultural, la belleza de la colección primavera/verano '17 de Marc Jacobs suscitó debates sobre la apropiación cultural. El estilista de peluquería Guido Palau reclutó a una vendedora de productos de artesanía llamada Jen para que le ayudara a crear rastas falsas de múltiples colores, un estilo inspirado en los ciber-ravers y en la amiga íntima de Jacobs (y estrella de la campaña primavera/verano'16), la directora Lana Wachowski.

Cabello vertical en Haider Ackermann
"Orden y caos", así es como el célebre diseñador colombiano describió su colección primavera/verano de 2017. La descripción es sucinta pero muy acertada: las chaquetas de Ackermann tenían tiras arrancadas y sus pantalones ajustadísimos incluían parches de diferentes tejidos metálicos. Esa misma descripción sirve para resumir el estilismo del desfile, especialmente los elevadísimos peinados de las modelos (que en alguna parte suscitaron comparaciones con determinado personaje de Rugrats). Los elevados peinados acabados en punta recordaban un poco a los inicios de la anarquía punk y ofrecían un punto atrevido a la impecable oferta de la firma.

Flores faciales en Preen
Thea Bregazzi y Justin Thornton debutaron con una hechizante colección para Preen esta temporada, obteniendo su inspiración en los cultos a la naturaleza y la cultura skinhead de la Isla de Man, donde se criaron. El resultado tenía un cierto toque sobrenatural: polos con pentagramas, etéreos vestidos de gasa y tejidos arrugados. Para su estilismo, las chicas de Preen llevaban la cara lavada, literalmente: las modelos llevaban muy poco maquillaje a excepción de unos cuantos pétalos de flores sobre las cejas, las mejillas y los labios, como si se hubieran adherido a una superficie húmeda después de una tormenta.

Recomendados


Texto Emily Manning
Fotografía Mitchell Sams