De izquierda a derecha y de arriba a abajo: Marina lleva camiseta vintage. Peto Carhartt. Zapatos Loewe. Sofia lleva total look vintage. Sere lleva camisa y vaqueros de la modelo. Top vintage. Benia lleva camisa y vestido de la modelo. Botas vintage. Nao lleva camisa de la modelo. Pantalón vintage. Zapatillas Converse de la modelo. Julia lleva top Heridadegato. Vaqueros Levi's vintage. Zapatillas Nike de la modelo

ellas son las jóvenes feministas que luchan contra el racismo en españa

"La prioridad es descubrir, sanar y luchar desde lo colectivo y aprender juntas". Hablamos con las fundadoras de EFAE para conocer más sobre la situación de la mujer afrodescendiente en nuestro país.

|
feb. 15 2018, 10:06am

De izquierda a derecha y de arriba a abajo: Marina lleva camiseta vintage. Peto Carhartt. Zapatos Loewe. Sofia lleva total look vintage. Sere lleva camisa y vaqueros de la modelo. Top vintage. Benia lleva camisa y vestido de la modelo. Botas vintage. Nao lleva camisa de la modelo. Pantalón vintage. Zapatillas Converse de la modelo. Julia lleva top Heridadegato. Vaqueros Levi's vintage. Zapatillas Nike de la modelo

Como mujer blanca y heterosexual, me resulta difícil entender lo que debe ser no verte reflejada en el mundo que te rodea, pues siempre me he podido identificar con mis muñecas o con la protagonista del "taquillazo" norteamericano del momento. O que te discriminen —por activa y por pasiva— por ser de piel oscura en un país supuestamente blanco. Sin embargo, como mujer blanca heterosexual, lo que sí puedo es conocer y reconocer lo que mis antepasados hicieron (y muchos continúan haciendo) con el pueblo africano.

Los españoles blancos vemos conmovidos películas como El color púrpura o Django desencadenado, que tratan sobre el sufrimiento de los esclavos afroamericanos, pero muchos ignoramos nuestro propio pasado esclavista. Poco sabemos de los negocios de trata de María Cristina de Borbón o de la manera en la que se financió la revolución industrial que vivieron principalmente Cataluña y el País Vasco en la segunda mitad del siglo XIX.

Por eso, son necesarias iniciativas como las del colectivo EFAE. Sere, Sofía, Nao, Marina, Julia, Benia y Oumou son artistas, estudiantes, españolas y negras, todas unidas por una causa común; la del empoderamiento femenino afrodescendiente en nuestro país. Juntas nos hablan de la importancia de compartir, aprender y reafirmarse en un mundo que las ha estado anulando durante siglos. Hablan ellas, escuchamos nosotras.

Sere lleva top Heridadegato. Pendientes vintage

¿Cómo y cuándo decidís juntaros y crear el colectivo?
EFAE surge de la creación de un grupo de Whatsapp compuesto por hermanas negras que vivíamos en distintas zonas de España. En el verano de 2016, se propuso una reunión con aquellas que vivíamos en Madrid para conocernos. Tras este encuentro, nos percatamos de la necesidad de agruparnos y organizarnos desde el activismo. Pensamos que con la creación de un colectivo afrofeminista podíamos compartir, reflexionar, luchar y, sobre todo, empoderarnos desde un lugar colectivo de sanación y reivindicación.

Ha pasado ya tiempo desde ese verano en el que unas pocas chicas decidieron juntarse. En estos momentos, en EFAE hay más de 60 simpatizantes con diversas experiencias, edades y procedencias.

Oumou lleva total look Betolaza. Zapatos vintage
Nao lleva camiseta Loewe. Gafas de la modelo

¿Tenéis algún referente que os haya influido o inspirado?
Todas coincidimos en que lxs referentes más determinantes en nuestro proceso de empoderamiento y lucha no son referentes muy lejanos. Entendemos que hay maneras diversas de encarnar la lucha y que son nuestras propias hermanas y hermanes lxs que las articulan y dan vida desde distintos lugares, sentires y maneras de hacer. Son muchas las hermanas afros y racializadas que, desde nuestro contexto, están renovando los imaginarios sobre nosotrxs mismxs: desde el activismo, desde un ámbito académico, desde la moda, desde redes sociales, desde el periodismo, etc.

Por otra parte, una valiosa forma de reivindicación y lucha es la memoria. Es por eso que no olvidamos a tan grandes referentes como Sojourner Truth, Audre Lorde o Marsha P. Johnson. Todas ellas nos sostienen y sabemos que no estarán muertas si seguimos encarnando su lucha.

Otros nombres que se encuentran en activo ahora mismo, y de cuyo trabajo nos nutrimos, son Angela Davis, Bell Hooks, Viola Davis... También, y como comentábamos antes, nuestras primeras referentes se encuentran cerca de nosotras, por eso no podemos dejar de hablar de la labor de Lucia Mbomio (periodista), Desirée Bela (creadora del blog Negra Flor), Astrid Jones (actriz y cantante), Yos Piña (artista y activista decolonial)...

¿Cuáles son vuestras propuestas como colectivo?
En EFAE, la apuesta y propuesta política nace y pasa esencialmente por los cuidados. Atendemos nuestras propias necesidades y todas las dinámicas del colectivo se han ido modificando en torno a estas. Pretendemos que sea un grupo de empoderamiento y pensamos y sentimos que, en nuestro caso, el empoderamiento es un proceso de sanación colectivo.

Tenemos, de manera habitual, reuniones entre simpatizantes en las que hay un orden del día orientativo, que puede ir desde comentar un texto, ver vídeos juntas o enseñarnos distintas maneras de cuidar nuestro pelo, pero todo esto lo hacemos desde un lugar placentero y afectivo. No pensamos que todo el activismo deba entenderse desde el academicismo y todas las actividades que hay en torno a él, sino que también sabemos que disfrutar juntas es una manera de reivindicar nuestra propia existencia.

Benia lleva total look de la modelo

Muchos piensan que la esclavitud y el colonialismo son cosas del pasado, pero nada más lejos de la realidad. ¿A qué nuevos y viejos desafíos se enfrenta vuestra generación?
El colonialismo y sus formas de dominación llevan 500 años sabiendo cómo renovarse y afianzarse. Es un ejercicio negacionista y reduccionista hablar de colonialismo como algo del pasado, cuando el sistema de control migratorio tiene lógicas racistas y coloniales que permiten que haya CIES en los que están presxs muchxs hermanxs solo por venir al continente que se forjó con la sangre de sus (nuestrxs) antepasados y la expoliación de nuestras tierras.

La influencia colonial está presente también en la manera en la que el mundo nos percibe a las personas racializadas, incluso la manera en que nosotrxs nos percibimos a nosotrxs mismxs. Ha establecido una manera de entender el mundo por la que se normalizan actitudes y practicas racistas y deshumanizantes para nosotrxs.

Los desafíos —si es que pueden llamarse así— a los que nuestra generación se tiene que enfrentar son la herencia y los estragos que han dejado todo un sistema que ha marcado prácticamente la manera de entender el mundo y las jerarquías y dinámicas de poder que hay en él. Precisamente, por el hecho de que esta manera de entender ya está naturalizada, el racismo y sus maneras de operar no siempre son evidentes, y nuestra labor es reconocer y luchar con esta herencia.

Benia lleva vestido Heridadegato. Ropa interior de la modelo. Botas y pañuelo vintage
Sofía lleva chaqueta Carhartt WIP. Top vintage

El año pasado, Rihanna se lanzó al mundo de la cosmética con gran éxito. Una de las cualidades más aplaudidas de su línea de belleza ha sido la diversidad de tonos para los diferentes tipos de piel que existen. ¿Cómo vivís vosotras todos los estigmas que han acompañado siempre a la belleza negra en un país como el nuestro?
Es habitual que la belleza tienda a frivolizarse o a tomarse como algo que no tiene el suficiente peso como para hacer reivindicaciones en su nombre, pero en nuestro caso abrazar nuestra belleza es tan político como reivindicar nuestra existencia.

Intentar mutilar los rasgos que revelan nuestra negritud y los rasgos que desafían la belleza cisheteroblanca —y se perciben como obscenos, cómicos o feos— es algo habitual en personas negras y racializadas. El anhelo por un pelo liso, unos rasgos más finos, etc., ha estado presente en la mayoría de nosotras.

Pensamos que la colección Fenty de Rihanna ha sido revolucionaria en cuanto a representatividad. El colorismo ha estado siempre muy presente en el maquillaje y, en el mejor de los casos, podían conseguirse tonos para personas mestizas, pero siempre ha sido muy difícil para hermanas dark skin encontrar su color. Creemos que la representación juega un papel muy importante desde edades tempranas a la hora de tejer imaginarios. Si las personas racializadxs nos vemos representadas desde que somos niñas, entendemos algo tan sencillo y valioso como que existimos.

¿A qué otros estigmas os tenéis que enfrentar diariamente?
Los estigmas que se generan desde el racismo son tan diversos y pasan por tantas intersecciones —dependiendo de los cuerpos que atraviesan— que es complicado y doloroso contestar a esta pregunta con precisión. Somos un colectivo de mujeres negras, pero no todo lo que nos compone es homogéneo y, por lo cual, los estigmas que sufrimos no son siempre los mismos.

La exotización, la manera en que la misoginia y el racismo actúan juntos, la condescendencia y el paternalismo con el que somos tratadas son algunos de los muchos estigmas con los que debemos luchar diariamente.

Oumou lleva total look Betolaza. Zapatos vintage

Respecto a las cuestiones de identidad y orientación sexual, imagino que vosotras os enfrentáis por partida doble al rechazo y a la incomprensión. ¿Cómo lleváis este tipo de conflicto con vuestras familias y culturas de origen?
Es importante para nosotras lanzar una reflexión sobre como la construcción del género y la diversidad sexual se vieron drásticamente influenciados por el proyecto colonial. Lxs primerxs disidentes sexuales aparecen en las memorias de los colonos como sodomitas a lxs que había que castigar. Se hablaba también de cómo había "hombres" con vestidura/vestimenta de mujer. La imposición de la religión que llevó la colonia reforzó el binomio hombre/mujer y la heterosexualidad como única conducta válida de sexualidad.

Partiendo de esta base, dentro de la comunidad somos conscientes de las cosas en relación a este tema que debemos solventar, pero no creemos que en este medio debamos poner el foco sobre el doble rechazo que vivimos —por parte de la sociedad blanca y por nuestra propia comunidad— por el hecho de tener una orientación sexual diversa, sino en el doble rechazo que vivimos por la supremacía blanca por ser racializadas y a la vez personas no heterosexuales.

Julia lleva bandas vintage (en la cabeza). Camiseta Carhartt WIP. Vaqueros Levi's vintage. Accesorios de la modelo
Marina lleva top Heridadegato. Pantalón vintage. Sandalias Carven

Debido a siglos de esclavitud, a la mujer negra siempre se le ha hipersexualizado. ¿Qué queda de esto en la actualidad? ¿Cómo os lleváis con vuestra sexualidad?
El racismo y la misoginia han ido conformando todo un imaginario sobre el cuerpo de la mujer negra que recae directamente sobre nosotras. Deshumanizándolo y 'fetichizándolo' a la vez.

La hipersexualización de nuestros cuerpos tiene anclajes muy dolorosos y es construida desde el poder que la supremacía cis, hetero y blanca tiene sobre nosotras, por lo cual trae consigo también el rechazo y la negación.

De igual manera que ser percibidas desde este lugar es doloroso, también es doloroso negar nuestra propia sexualidad. Es por ello que, desde el colectivo, señalamos, denunciamos y luchamos contra todos los estereotipos cosificadores que se han generado en torno a nuestros cuerpos, pero también abrazamos nuestra sexualidad y todo el valor que hay en ella.

¿Qué planes futuros tenéis con EFAE?
Nuestros planes futuros no se distancian mucho de la senda que hemos llevado hasta ahora: empoderamiento, cuidados, representación y afroafectividad.

La manera en la que todo esto se pueda articular no tiene por qué limitarse a las reuniones que hasta ahora hemos llevado; no descartamos la realización de talleres, convivencias, charlas u otro tipo de jornadas. Pero, como decimos, ahora la prioridad es descubrir, sanar y luchar desde lo colectivo y aprender juntas. EFAE en estos momentos se ha alejado de la labor pedagógica y ha priorizado el conocer juntas antes que enseñar a otrxs.

Sere lleva camisa de la modelo. Medias a modo de top (interior). Pendientes vintage

Créditos


Texto Mirena Ossorno

Fotografía Olga de la Iglesia
Estilismo Stephania Yepes
Maquillaje y peluquería Lulú Pérez
Asistente de fotografía Daniel de Jorge
Asistente de estilismo Judith Adataberna
Asistente de maquillaje Rebecca Martín
Diseño de las coronas Kley Kafe
Producción Julia Álvarez

Agradecimientos Matadero Madrid