Fotografía Mitchell Sams.  

la moda criminalmente sexy de tom ford

Mientras sonaba la banda sonora de 'Babylon Berlin' vimos un desfile de vestidos románticos e intentamos no distraernos con Henry Golding.

|
sep. 7 2018, 6:39pm

Fotografía Mitchell Sams.  

Tom Ford estaba decididamente teutónico esta temporada, enviando a sus modelos a los relajados sonidos de la banda sonora del show de Netflix Babylon Berlin. Para aquellos que no la conocen, la serie sigue al detective Gereon Rath a través de las trastiendas de la década de los 20 en Berlín, en un caso que involucra intriga, pornografía y grandes dosis de elegancia de la época de Weimar. Hasta ahora, esto es muy Ford. Con sus elegantes chaquetas de cocodrilo y sus pañuelos en la cabeza, las modelos, en negro y rosado, parecían espías particularmente cinematográficas. En el mundo de Ford, sin embargo, así son los negocios de costumbre. "Siempre comienzo cada colección como una reacción a la temporada anterior", dijo en un comunicado después del show. "Siento que la moda de alguna manera ha perdido su camino un poco y es fácil para todos nosotros ser arrastrados por las tendencias que han perdido el contacto con lo que las mujeres y los hombres realmente quieren vestir. Así que no quería hacer ropa que fuera irónica, o inteligente, sino simplemente ropa que fuera hermosa".

Ford está minimizando su legendaria habilidad como sastre y modista: la ropa puede haber sido simple en espíritu, pero eran complejas en su concepción. El encaje se derramaba por fuera del dobladillo de las faldas, un hermoso esmoquin negro tenía solapas rosadas, y los paneles sustraídos revelaron la continua obsesión de Ford por la sexualidad. La ropa de hombre era igualmente romántica, con una exhibición de sastrería en tonos rojizos, perfecto para los asistentes sentados en la primera fila: la estrella de Crazy Rich Asians Henry Golding y Michiel Huisman de Game of Thrones (protagonista de la escena de sexo más inolvidable de HBO, el hogar de las mejores escenas de sexo de la televisión). Estas eran piezas para sentirte hermosa, sea cual sea tu estructura ósea (aunque la de Golding es envidiable). "Me convertí en diseñador de moda porque quería hacer que los hombres y las mujeres se sintieran más bellos y darles más confianza", dijo Ford.

El show llegó a su punto culminante con la hermosa sección de looks completos de leopardo, uno de ellos siendo notablemente usado por Joan Smalls en un bustier y una chamarra de motociclista a juego, usado sobre una falda con flecos hasta el suelo. Por supuesto, Ford es el maestro de la vida nocturna, haciendo de eso un estado de ánimo permanente. "Hay drama en los vestidos de noche con capucha de seda sensual y en el esmoquin masculino metálico, y sin embargo se llevan con facilidad", dijo, y de hecho hubo drama, mientras Mica Arganaraz y luego Gigi Hadid pasearon en sus capas, Hadid incluso dando un giro al final de la pista. Cuando Ford salió para dar su reverencia, los aplausos llegaron hasta las vigas de color malva de Park Avenue Armory. La colección dejó al público, en palabras del propio Ford, con "la sensación de saber que lucían lo mejor posible y luego podrían presentar lo mejor de sí mismos ante el mundo", si tan solo nosotros fuéramos equipados por Tom Ford.

Este artículo apareció originalmente en i-D US.