Fotografía Willy Vanderperre. Estilismo Alastair McKimm. FKA twigs lleva look de Comme des Garcons

cómo perderlo todo salvó a FKA twigs

"Sabía que mi vida estaba a punto de desmoronarse. Todo lo que sabía, toda mi estabilidad y todo a lo que estaba apegada... Estaba a punto de desaparecer". Lee la primera entrevista de FKA twigs en casi tres años donde nos habla sobre su nuevo álbum.

por Frankie Dunn
|
02 Septiembre 2019, 1:52pm

Fotografía Willy Vanderperre. Estilismo Alastair McKimm. FKA twigs lleva look de Comme des Garcons

Esta historia apareció originalmente en 'The Post Truth Truth Issue' de i-D, nº 357, otoño de 2019. Hazte con tu copia aquí.

"Nunca había oído hablar de i-D", explica FKA twigs en su estudio del este de Londres —una habitación tranquila y cargada de incienso— mientras recordamos su primera portada en una revista. "Soy de Gloucestershire. No sabía nada sobre esta vida". Era 2012 y Twigs trabajaba como bailarina cuando el fotógrafo Matthew Stone se acercó a ella en un club de Londres. "Se me acercó y me dijo: 'me gustaría fotografiarte'. Y me di la vuelta y le dije, inexpresiva: 'como todos'. ¡¿Te lo puedes crees?!", exclama riéndose. Matthew, ahora un buen amigo y colaborador habitual, la vio de nuevo en el andén de la estación de Hoxton y la localizó a través de un amigo en común. "Era por la mañana cuando me vio; en realidad estaba de camino a casa después de pasar la noche fuera, todavía con la misma ropa de la noche anterior".

Twigs, que no le gusta mucho que le hagan fotos, ignoraba el éxito que conllevaría la portada. "Creo que estaba centrada en mi propia misión en ese momento. Si alguien me decía '¿quieres participar en este gran proyecto?', yo decía: 'Sí... Pero estoy tratando de aprender a hacer una voltereta con una sola mano, así que, ¿crees que esto va a impedir que lo consiga?'". Pero cuando se lanzó el número y se vio a sí misma en la portada —con su pelo trenzado, un septum de oro abrazando su tabique nasal y la palabra "Love" sobre la frente escrita con su pelo—, sabía que era algo especial. "Para mí, no fue solo una portada de i-D. Tuvo un gran efecto en la forma en que la gente percibía la cultura joven y negra; creo que ha logrado cambiar algo. Y luego salió mi música".

1567007332183-ID_FKA_TWIGS_01CAM_B_506
FKA twigs lleva sujetador Fleet Ilya. Bragas Agent Provocateur. Joyas de la modelo. Zapatos Pleaser

A finales de ese mismo año, lanzó su primer trabajo, EP1, una versión aún gestante de todo lo que la convierte en una de las artistas más atractivas del mundo actual. Todos los signos estaban allí, que casi susurraban a la soprano tartamudeando acerca de la producción electrónica experimental, pero fue su EP2, producido por Arca en 2013, lo que la impulsó a la fama. Los singles “Papi Pacify” y “Water Me” despertaron la conciencia pública (¿recuerdas ese collar con el nombre de Twigs que aparece alrededor de su alargado cuello en la portada del EP? Pues hoy lo lleva puesto).

Luego lanzó su álbum debut LP1, que fue nominado a un Mercury y un Grammy. "Todavía estaba muy verde en ese momento", afirma, refiriéndose al momento en que sacó el disco, que contó con la producción de Sampha, Dev Hynes y Paul Epworth. "Me siento mucho más independiente ahora. Me siento más abierta al mundo y a ideas diferentes, y creo que tengo menos tolerancia por las cosas que no me sirven. Cuando era más joven, me esforcé mucho por la idea de alcanzar algo grande, pero ahora... Todavía no lo he descubierto, pero definitivamente hay una manera de llegar a ese lugar sin tener que arrastrarte hacia atrás. Estoy un poco mejor socialmente ahora; antes me sentía como un ciervo en el asfalto".

1567007389325-ID_FKA_TWIGS_02CAM_A_0202

Ahora, con 31 años, Twigs parece haber vivido muchas vidas. Le pregunto si está cansada. "No", dice ella, con una risa tonta. "No físicamente. Mi cuerpo se siente más joven que nunca. Sin embargo, mentalmente, creo que siempre me he sentido bastante vieja". Sin embargo, ha pasado por mucho en los últimos años. "Tenía tumores en el útero, así que me operaron para extirparlos", confiesa. "Luego, cuatro semanas después de mi operación, recibí una llamada de Spike Jonze".

El director y ganador de un Oscar quería que Twigs bailara en su anuncio para Apple HomePod de 2018. Aceptó suponiendo que sería al menos dentro de un mes, pero pronto descubrió que querían llevarla a Los Ángeles la semana siguiente, y que tendría que realizar un taller allí mismo y luego a través de Facetime. "Parecía la muerte", dice. "Fue horrible. Se suponía que no debía moverme. Y Spike dice: 'Estás bien, así que vamos a poner la canción y necesito que bailes alrededor de la sala'. Estaba totalmente de acuerdo con eso, pero sentía que se me iba a caer el útero. No les conté nada acerca de la operación ni de que tenía todos esos puntos en el ombligo. Fue una época muy sombría".

1567007436751-ID_FKA_TWIGS_08_0090
Camisa Gucci. Shorts Nike. Medias Falke

"Fue una experiencia increíble, pero realmente no estaba bien", dice ella. "Debes esperar seis semanas después de la cirugía antes de comenzar a caminar, y mucho menos a bailar. Cuando estaba en el set con Spike, se me abrían los puntos del ombligo. Le dije: 'Solo para que lo sepas, si empiezo a sangrar por debajo de la camisa blanca...’. Básicamente no puedes levantar los brazos, porque todos los órganos se unen y no puedes estirar el estómago. Aún así, participé en la coreografía, así que basé todos los movimientos en Audrey Hepburn, ya que ella siempre se movía así, muy hacia adelante y con el estómago contraído, porque eso es todo lo que podía hacer". Esto no es más que el ejemplo perfecto de cuán disciplinada es Twigs. Si decide que va a hacer algo, moverá el cielo y la tierra para conseguirlo.

Mientras se recuperaba, Twigs había tenido una idea para un videoclip, en el que se convertiría en una bailarina de barra increíblemente hábil. "Cuando comencé a hacer 'pole dance', fue horrible; era un desastre", explica. "Me sentía como una babosa rodando por el suelo tratando de agarrarme. Pero después de aprender un truco, se vuelve bastante adictivo". Los resultados de su riguroso entrenamiento se demuestran en el impresionante videoclip de “Cellophane”, que salió en abril de este año. Dirigido por Andrew Thomas Huang, el vídeo muestra a Twigs bailando en la barra antes de que una extraña criatura con su cara aparezca y la envíe en espiral hacia un abismo oscuro y fangoso. "Es más de lo que podría haber soñado", dice ella.

1567007463614-ID_FKA_TWIGS_09_0029V2
Camisa Loewe. Shorts Nike. Medias Falke

En el sentido más lírico, es desgarradora. "¿No lo hice por ti? ¿Por qué no lo hago por ti?", canta Twigs. "'Cellophane' es una canción particularmente desesperante", explica sobre el centro emocional de la canción, "pero también hay un guiño surrealista y una pizca de ironía. Sin embargo, no sé si alguien más lo entenderá". La broma va de quien la hizo sentir de esa forma. Y aunque cuando lo escribió estaba muy en ese espacio, bueno, desde entonces ha aprendido a bailar en la barra. "Es curioso que, como mujeres, nos hagamos esas preguntas sin darnos cuenta de lo épicas e icónicas que somos. Esos sentimientos que tuve son el resultado de una educación social que ni siquiera conozco, pero en realidad, en el fondo de mí misma, sé que estoy bien. Es como una dualidad".

“Cellophane” es un tema de su esperado segundo álbum, Magdalene, que actualmente está listo para estrenarse de la mano de Young Turks este otoño. Los fans que asistieron a su alucinante gira con el mismo nombre este verano ya estarán familiarizados con la vulnerabilidad del disco. En su directo, Twigs es un ser todopoderoso que ofrece una hora y media de baile en barra, claué, esgrima y una actuación vocal que deja a todo el público boquiabierto, por no hablar del diseño de vestuario, a cargo de Ed Marler. Es agotador solo de pensarlo. "Quince minutos antes de cada concierto, decía: 'No puedo hacerlo. El pole, el claqué, nadie lo entenderá. ¿Qué pasa si me caigo de la barra? ¡Lo he pensado y es muy difícil! ¡Me he extendido demasiado! ¡No estaba en mi sano juicio! ¿Quién iba a dejarme tomar estas decisiones?'". Si ella fuera un producto pop prefabricado, razona, al menos habría tenido a alguien a quien culpar. Pero esta fue su idea. Fue su culpa. "Es divertido al final", agrega, riendo. "Salía en plan: ‘¡Ha ido genial chicos! ¡Ojalá pudiera repetirlo otra vez!'".

1567007496444-ID_FKA_TWIGS_01CAM_B_1144

El trabajo comenzó con Magdalene, que produjo junto a Nicolas Jaar hace tres años. Se hizo realidad entre Londres, Nueva York y Los Ángeles, donde se entregó a un período de soledad, poniéndose largos vestidos medievales y deambulando sola. "Estaba en un lugar triste, mentalmente", dice ella, "y no quería salir de él. No tengo muchos amigos allí, y no me comunicaba con mis amigos o familiares de aquí. Simplemente fui y me encerré".

"El disco va sobre cada amante que he tenido y cada amante que voy a tener", dice ella. Musicalmente, ella lo describe como "justo cuando crees que la música es realmente frágil y está a punto de desmoronarse, se presentan un desafío y una fuerza increíbles que mi trabajo no había alcanzado nunca". Si anteriormente Twigs era vista como algo de otro mundo, ahora está justo ahí, frente a nosotros, derramando su corazón. "Es realmente frágil. Lo logré en un momento en que estaba en recuperación, física y emocionalmente, y creo que eso se aprecia". La intensa vulnerabilidad del registro contrasta con el sobrehumano talento que demuestra.

1567007535029-ID_FKA_TWIGS_11_0098
Kimono y obi John Galliano de la colección “mini-mono” de 1994 del archivo personal de mrstevenphilip. Medias Falke

"Solía reírme de mí misma acerca de cómo, como mujer, tu historia a menudo está vinculada a la narrativa de un hombre", explica. "No importa lo que esté haciendo o lo excelente que sea tu trabajo, a veces es como si tuviera que estar vinculado a un hombre para ser validado. Me había sentido así a veces. Y luego comencé a leer sobre María Magdalena y lo increíble que era; es probable que ella fuera la mejor amiga de Jesús, su confidente. Ella era una sanadora, pero, ya sabes, su historia está escrita en la Biblia y para ellos fue una prostituta. Encontré mucho poder en la historia de María Magdalena; mucha dignidad, mucha gracia, mucha inspiración".

El álbum abre con “1000 Eyes”, tema que marca el tono del disco; un coral a capela que amenaza con el cambio, el fin de una relación. "Va a hacer frío con todos esos ojos", se adelanta su falsetto angustiado una y otra vez. Un bajo estático se mantiene mientras que la voz crece tan desarticulada como Twigs se sintió en el momento de escribirlo. "Pensé", dice ella, desgranando la canción, "que si fuera menos que perfecta estaría completamente destrozada públicamente". Esto es desgarrador, teniendo en cuenta que a pesar de pasar los últimos siete años bajo el ojo público y navegando entre dos relaciones muy populares, a los observadores les parece que Twigs ha logrado conservar una cantidad impresionante de privacidad. Evitando entrevistas y rechazando salir en los medios masivos para centrarse en pasear a su perro Solo y entrenar en su estudio de baile, la mística parece rodear a la artista.

1567007581783-ID_FKA_TWIGS_08_0025
Camisa Gucci. Shorts Nike. Medias Falke

"Holy Terrain", con Future, sin duda será uno de los temas que más atención acaparen. Una melodía de trap oscura, sexy y enigmática que marca una nueva dirección para Twigs. Después de conseguir el número de teléfono de Future, la artista hizo lo que cualquiera de nosotros habría hecho: mandarle un mensaje.

"No estaba segura de si él sabría quién soy. Yo estaba rollo: 'Hola, soy Twigs. Avísame si quieres hablar de música o algo así'. Me envió un mensaje de inmediato y yo reaccioné en plan: '¡Dios mío, acaba de enviarme un mensaje!'. Es un amor. Le envié el álbum, y le llamé y le dije: 'Escucha Future, de esto va mi álbum'. Es un disco muy poderoso y sensible, con mucha energía femenina, y esta canción es probablemente la canción más divertida, pero todavía necesito contenido. Y él me contestó: 'Está bien, yo me encargo'. Y su verso es precioso", dice ella. "Él habla de sus derrotas como hombre; cómo lo lamenta y cómo pide perdón. Me encanta el lado triste de Future. Me encanta cuando se pone emo, cuando se expresa. Es tan bonito cuando se abre...".

1567007712983-ID_FKA_TWIGS_02CAM_A_0229

"Sad Day" es como si el éxito de Opus III de 1992 "It´s A Fine Day" se chocara con Kate Bush en una ladera. "Me resulta neurótico", dice Twigs sobre el gancho vocal. "Todo está en la misma nota; es espeluznante. Te pregunta, en la monotonía de tu vida: ¿arriesgarías a alguien por algo más grande? ¿Te arriesgarías al amor y posiblemente a que te hieran de nuevo?". Hay más cosas tipo Kate Bush en el disco, que abre con un solo de piano deformado y se mueve entre reflexiones sobre el poder femenino.

Uno de sus temas favoritos para cantar en directo, "Home With You", toca un tema muy interesante. "Va de las relaciones. La gente está muy necesitada, ¿no es así?", afirma. "Interpretarla es precioso. Esas notas altas al final, ¡es como volar con la voz!". "Mirrored Heart" es una balada de piano empapada de lágrimas, llena de dolor y conflicto. "Es muy triste, ¿no crees?", pregunta Twigs. "Por lo general, soy un desastre cuando la canto. Me pongo a llorar. En realidad es muy bonito llorar en el escenario”.

1567007752388-ID_FKA_TWIGS_10_0043
Chaqueta y camisa Marc Jacobs. Shorts Nike. Medias Falke

La última canción, "Daybed", es más reflexiva, acogedora y tranquila. "Cuando la escribí", dice Twigs, "sabía que toda mi vida estaba a punto de desmoronarse. Todo lo que sabía, toda mi estabilidad y todo a lo que estaba apegada; todo estaba a punto de desaparecer. Pero no es una canción con enfado. Es como, 'wow, esta es la vida. Va a pasar. Lo voy a perder todo y tendré que volver a construirlo'". La frase 'possesive is my daybed' se refiere a cuando estás tumbada en el sofá perdida en tus pensamientos y no puedes moverte. "¿Alguna vez te ha pasado eso?", me pregunta. "Todo en la habitación se vuelve abstracto. Como cuando dices una palabra una y otra vez y comienza a perder su significado. Así, pero en tu habitación o tu casa. Empiezas a ver las cosas con un orden diferente. Todo tiene un lugar y una armonía, y todo lo que puedes hacer es dejar que pase, dejar que te inunde”.

Para alguien que generalmente está muy al tanto de las cosas, que es muy deliberado, debe ser un gran problema sentirse fuera de control de esa manera, ¿no? "Sí y no. Creo que hay un control en la aceptación de que no tienes el control. En cuanto puedas aceptar eso, de repente ya no estás luchando y te sientes en paz. Te sientes tranquilo". Su recuperación brilla con mucha energía; es la luz al final del túnel.

1567007854319-ID_FKA_TWIGS_01CAM_B_1069

Con el álbum a punto de lanzarse, ¿sientes todavía algún tipo de afinidad con la mujer que lleva su nombre? "No del todo, este es mi 'alter ego'. No es un álbum conceptual", dice con una sonrisa. "Ella solo me ayudó a llegar a alguna parte. Ella me ayudó a pensar de manera diferente. Ya está hecho. Puedo dejarlo marchar".

Hace un par de semanas, Twigs hizo una peregrinación a Glastonbury, donde el límite de San Miguel se encuentra con las hermosas ruinas de un edificio religioso sobre la capilla de María Magdalena. "Fui y medité sobre eso", cuenta. "Ella no inspiró todo el álbum, pero si inspiró una vía de pensamiento que me ayudó a terminarlo. Subimos a la cima de una colina durante el eclipse y todos le gritaban a la luna. Fue realmente gratificante poder decir 'gracias y buenas noches', ¿sabes?".

1567094695999-ID_FKA_TWIGS_07_0098
Top Saint Laurent by Anthony Vaccarello
1567007937372-ID_FKA_TWIGS_PLATES_006
Top Christopher Kane. Shorts Nike. Medias Falke

1567007949003-ID_FKA_TWIGS_PLATES_014
Toda la ropa Comme des Garçons

1567069514211-i_D_357_COVER_TWIGS

Créditos


Fotografía Willy Vanderperre
Estilismo Alastair McKimm

Peluquería Rio Sreedharan en The Wall Group con productos Kérastase
Maquillaje Lynsey Alexander de Streeters con productos Lancôme
Uñas Ama Quashie de Streeters con productos CHANEL Le Vernis Organdi y CHANEL La Crème Main
Set Emma Roach de Streeters
Asistente de fotografía Romain Dubus, George Eyres, Tomo Inenaga y Louis Headlam
Técnico digital Henri Coutant
Asistente de estilismo Madison Matusich y Abby Adler
Asistente de peluquería Sherean Miller
Asistente de maquillaje Phoebe Brown
Asistente en el set Nia Samuel Johnson
Producción Ragi Dholakia Productions
Asistente de producción Claire Huish, May Powell, Nina Parsons y Louis Courts
Director de casting Samuel Ellis Scheinman para DMCASTING.