alexa chung quiere que estés orgullosa de tu menstruación

Con motivo del lanzamiento de una colección inspirada en Virginia Woolf, la modelo, autora, presentadora de televisión y ahora fundadora y directora creativa de la firma ALEXACHUNG, ofrece sus reflexiones sobre ser mujer.

|
mar. 19 2018, 9:32am

Imagen vía Instagram

'Notas sobre ser mujer' es una nueva serie de artículos en los que examinamos muchos de los mitos y prejuicios de lo que significa ser mujer.

Modelo, presentadora de televisión, icono de estilo, periodista, escritora, magnate de la tecnología y ahora fundadora y directora creativa de su propia firma de ropa, Alexa Chung ha trabajado mucho durante sus 34 años de existencia en este planeta. Original de la aldea rural de Privett, en Hampshire, a los 16 fue descubierta mientras deambulaba por las tiendas del Reading Festival. Fue entonces cuando abandonó sus planes universitarios y se mudó a Londres para ejercer como modelo. No tardó mucho en saltar a la televisión, aliviando las resacas de todo el país como copresentadora de Channelworld en 2006. Eso fue antes de mudarse a Estados Unidos para tener su propio programa, It's On Whith Alexa Chung, tres años después.

Ha diseñado un par de colecciones cápsula para AG Jeans y Madewell, colaboró con Eyeko, lancó un libro llamado It, cofundó su propia aplicación de moda (Villoid) y tiene un bolso de Mulberry que lleva su nombre. También ha ganado el British Fashion Award al Mejor Estilo Británico durante tres años consecutivos. ¿Alguien da más?

Después de vivir en Nueva York durante siete años, Alexa regresó a suelo británico para lanzar su propia marca de moda homónima. Su última propuesta, The Virginia Collection, es una carta de amor sartorial para Virginia Woolf y el Bloomsbury Set. Aquí Alexa ofrece algunas reflexiones sobre lo que es para ellas ser mujer.

Alexa Chung de ALEXACHUNG

Lo mejor de ser es que mujer es la capacidad de operar fuera de las sofocantes normas de masculinidad puestas por los hombres. Ser mujer en este momento es particularmente emocionante. Siento que estamos a punto de ser escuchadas en lugar de ser observadas.

Lo más difícil de ser mujer es recordar apuntar cuando ha empezado mi período para que el mes siguiente sepa por qué me siento TAN triste, vulnerable, enfadada y hambrienta. Los dolores menstruales molestan mucho, y también molesta esconder un tampón en la manga mientras caminas hacia el baño. Voy a dejar de hacer esto y caminar con orgullo hacia el baño con la palma de la mano bien abierta.

Si pudiéramos definir el amor fácilmente, no existirían grandes obras de arte, literatura, música, danza o películas que hablasen de ello, por lo que me encanta que sea algo tan indefinible. Sé que estoy enamorada cuando me siento completamente cómoda y serena con otro ser humano.

El mejor consejo que he recibido sobre el cuerpo humano es que si estuviese atrapada en una isla desierta sin atención médica, podría hacer una transfusión de sangre con la leche de un coco. No estoy segura de que esto sea cierto, pero me reí mucho cuando lo oí.

Cuando tenía 16 años tenía la impresión de que ya debía saber a qué quería dedicar mi vida hasta, por lo menos, los 40 años. Afortunadamente, tengo la suerte de tener unos padres muy liberales. Me tomé un año sabático para ser modelo y nunca tuve una educación más allá del instituto, y desde entonces he logrado mucho más de lo que jamás haya imaginado.

Hollywood no fue capaz de enseñarme mucho sobre ser mujer. No encontré consuelo o cómplice en los personajes de la gran pantalla. Admiré a muchos, pero sentí una verdadera sinergia con pocos. Vivir mi vida me enseñó a ser una mujer. Eso, y mi madre, que está allí para explicarme cosas u ofrecer consejos sabios cada vez que la llamo frustrada.

Soy realmente feliz cuando canto en un karaoke con mis amigos. Es una experiencia realmente catártica.

Admiro a las mujeres divertidas. Cuando conozco a una mujer que me impresiona, es siempre porque tiene un ingenio diabólico. También admiro a las mujeres dulces y afectuosas. Encuentro ese tipo de feminidad increíblemente poderosa.

Lo mejor de envejecer es que he tenido tiempo de refinar mis anécdotas para que sean más entretenidas.

La mayor mentira sobre envejecer es que lo sientes. Sigo pensando que estoy en mis veinte.

Me siento adulta cuando gasto bien mi dinero en un buen champú. c

Annie Lennox pregunta: ¿Cómo definirías la palabra 'Feminista'?
Me enorgullece llamarme feminista. Creo que la palabra se ha revitalizado en los últimos años. Recuerdo que no hace mucho tiempo la gente preguntaba con inquietud si me identificaba como feminista y ahora vivimos en un mundo en el que este concepto está presente en todos los principales medios de comunicación.

Mi pregunta para la próxima entrevistada es:
Si tuvieras un hijo, ¿qué le gustaría decirle sobre las mujeres?

Este artículo apareció originalmente en i-D UK.