las habitaciones infinitas de yayoi kusama no están hechas para adornar tu cuenta de instagram

La primera sala infinita permanente de Australia se acaba de instalar en la Galería Nacional de Australia, y podría ser una de las obras abstractas más increíbles de Kusama.

|
02 enero 2019, 10:36am

Si bien son conocidos por su belleza expansiva y asombrosa, ver a una de las Infinity Rooms de Yayoi Kusama en persona puede ser una experiencia aterradora. La primera vez que vi uno fue tan emocionante como nauseabundo: después de esperar unos minutos en una pequeña entrada, me dejaron entrar a The Souls of Millions of Light Years Away, una sala infinita a gran escala instalada en The Broad, Los Ángeles. La sensación dentro de la habitación no es diferente de estar en el cosmos o en el vacío; las luces parpadean pero el sonido desaparece y las paredes parecen no existir. El espacio a tu alrededor parece de verdad infinito, y a medida que las luces se ralentizan, el sentimiento de terror se transforma en un sentimiento de euforia y asombro. El arte experiencial e inmersivo está de moda en este momento, pero Kusama ha sido una maestra del género durante mucho tiempo. Sus Infinity Rooms no están diseñadas solo para una foto rápida; miras en estas habitaciones y el mundo entero se ve reflejado en ellas.

Es un hecho fácil de olvidar: mientras las personas continúan furiosas por la "Instagram-ificación" del arte, las obras de Kusama son anteriores a las redes sociales y ajenas a ellas en la actualidad. Pueden resultar perfectas para una story, pero existe una profundidad en estos trabajos que va mucho más allá de una clip de 5 segundos. Desde su origen en los años 60 como una forma en que Kusama interpreta su infancia y su vida interior, las instalaciones de la maestra japonesa han cambiado la forma en que generaciones de artistas, críticos y espectadores ven y experimentan tanto el arte como el mundo. Estas salas, desde la Phalli´s Field de 1965 hasta obras más recientes como Love Transformed Into Dots, han viajado por el mundo y han sido vistas por cientos de miles de amantes del arte. Pero aunque las recientes exposiciones de Kusama se han realizado en el MCA de Sydney y en el GOMA de Queensland, nunca se ha instalado una sala infinita permanente en una galería australiana, hasta 2018.

Yayoi Kusama THE SPIRITS OF THE PUMPKINS DESCENDED INTO HEAVENS
Yayoi Kusama 'Los espíritus de las calabazas que descienden a los cielos', 2018 © Yayoi Kusama Cortesía de la Ota Fine Arts, Tokyo/ Singapore/ Shanghq

A principios de este mes, la Galería Nacional de Australia en Canberra dio a conocer Los espíritus de las calabazas descendieron de los cielos, una nueva instalación permanente que apareció por primera vez en la retrospectiva de Kusama en el GOMA hace unos años. Esta puede ser una de las obras más alabadas y abstractas de Kusama hasta el momento, y compila elementos extraídos de muchas de sus habitaciones infinitas anteriores.

Cuando te adentras en Los espíritus de las calabazas que descienden de los cielos, te invade el mismo tipo de inquietud que al entrar en Las almas a millones de años luz de distancia, pero por una razón diferente: desde fuera de la habitación, todo lo que puede percibir es un brillo intenso y un calor tentador que emana de la entrada. Por dentro, es abrumador; en lugar de un espacio oscuro y espejado, la sala presenta un doble espectáculo. El primer componente de la habitación es el diseño del espacio, todas las paredes pintadas de amarillo brillante con puntos de vinilo negros transferidos a cada superficie. En el centro de la habitación se encuentra un cubo alicatado con grandes espejos, que refleja de manera surrealista el fondo de pantalla irregular (y a ti mismo) de nuevo en el espacio. Camina por completo alrededor del cubo y llegarás a una pequeña mirilla, a través de la cual podrás ver un espacio oscuro con paredes de espejo del que emanan calabazas de plástico del suelo.

Yayoi Kusama 'The Spirits Of The Pumpkins Descended Into Heavens'
Yayoi Kusama, 'Los espíritus de las calabazas que descienden a los cielos', instalación en The National Gallery de Australia

El trabajo es difícil de describir, este es un arte verdaderamente experiencial, por lo que ninguna cantidad de palabras (o publicaciones de Instagram) puede mostrar con precisión la sensibilidad y el sentimiento que desprende. El espacio dentro de la caja espejada es diferente al que la rodea, tan sereno y cautivador en comparación con la entropía de las paredes que induce a la tripofobia, y es fácil perderse desde lejos, mirando hacia abajo a los tubérculos brillantes. Es indudable que los más puristas tildarán la obra como "arte de Instagram", pero en realidad es el mejor trabajo de Kusama, pues refleja el hermoso y caótico caos de la mente humana, que lanza sus pensamientos al caos antes de ponerlos en paz.

Este artículo apareció originalmente en i-D AU.