qué podemos ver ahora que ha acabado 'girls'

Sabemos que Hannah, Marnie, Jessa y Shoshanna han dejado un vacío en la generación millennial, pero el cine y la televisión están repletos de personajes neuróticos y perdidos en su propia vida.

por Manu Palmer
|
18 Abril 2017, 8:55am

Fotograma de 'Please Like Me​'

Girls llega a su fin. Tras seis temporadas repletas de drama, escenas incómodas, capítulos apasionantes y luchas de egos protagonizadas principalmente por Hannah, la serie de Lena Dunham finaliza. En realidad, Girls alcanzó su pico de popularidad hace años, pero lo que es innegable es que, desde que comenzó en HBO en 2012, ha cambiado por completo el lenguaje que se usa tanto dentro como fuera de la televisión. No sólo se ha comenzado a ver y a opinar sobre las series que vemos de otra forma, sino que ha permitido que historias similares con el mismo estilo audiovisual hayan llegado a la pequeña pantalla.

Porque sí, Hannah es insoportable y si la conocieras en persona te agotaría mentalmente, pero sin sus historias, no tendríamos la gran mayoría de series (y películas) que hoy acaparan las buenas críticas en los medios. Hablamos de esos productos audiovisuales etiquetados en el difuso género indie: 'dramedias' que hablan de la vida y de los problemas de sus protagonistas y que a la vez no cuentan nada. Series y películas que al público le encanta devorar, pero que en realidad poca gente admite ver cuando está en una fiesta. En el fondo echaremos de menos Girls, pero por suerte aquí tienes otras 10 opciones para que el final de la serie de HBO sea más llevadero.

Tiny Furniture (2010)
Comenzamos con una elección obvia. Tiny Furniture es la ópera prima de Lena Dunham como directora y su trabajo inmediatamente anterior a que empezara a trabajar en lo que hoy conocemos como Girls. En ella, conocemos a Aura, una chica que regresa a casa de su madre tras finalizar sus estudios y sufre una crisis existencial de las que tan bien se le da describir a Lena Dunham. Si te gusta Girls y a estas alturas ya sufres su ausencia, esta es una buena manera de empezar a bucear en el género. A la peculiar forma de desarrollar a los personajes de Dunham, se le suma la aparición de Jemima Kirke o Alex Karpovsky —Jessa y Ray en la serie respectivamente— junto a su propia madre y su hermana como personajes principales del film. Todo queda en familia.

Love (2016)
Esta 'dramedia' de Netflix tiene todas las papeletas para convertirse en la digna sucesora de Girls. Al igual que la serie de HBO, está producida por Judd Apatow, pero esta vez en solitario y sin la compañía de Dunham. En Love, Apatow nos enseña las relaciones de pareja a través de Mickey y Gus, dos treintañeros que se rodean de personas que básicamente autosabotean sus propias relaciones y que además no saben lo que quieren. Como si de una continuación de las tramas de Hannah y compañía se tratase, vaya.

Please Like Me (2013)
Una de las series de las que más se ha hablado últimamente es la australiana Please Like Me. Tras ver un par de capítulos de esta 'dramedia', es imposible no acordarse de Girls, porque los temas que trata son básicamente los mismos: las relaciones, el sexo, la depresión, etc., todo desde el punto de vista de un chico gay que tiene que cuidar de una madre que acaba de intentar suicidarse. A pesar de lo tétrico de la premisa, tiene escenas dignas de cualquier comedia y Josh Thomas (creador, productor, director, guionista y protagonista de la serie) parece haber absorbido sin ningún problema cómo actuar ante las situaciones incómodas de la misma manera que hace Hannah. Por desgracia, hace unas semanas anunciaron que su cuarta temporada fue la última de la serie.

Looking (2014)
Si Please Like Me no es de tu agrado, siempre puedes ver Looking. Durante sus dos únicas temporadas fue vendida por la propia HBO como "la versión gay de Girls" —de hecho, ambas series se emitían seguidas en las noches de los domingos—. Mientras la serie de Lena Dunham habla sobre chicas blancas privilegiadas en Nueva York, Looking habla de gays blancos privilegiados en San Francisco. El paso a la madurez, la amistad y mucha vida nocturna son los pilares de esta corta serie que, aunque pueda parecer bastante simple, también abordó temas con cierto halo de tabú en el colectivo gay como el VIH o las relaciones abiertas. Tras su finalización, se realizó una película para cerrar las tramas. ¿Nuestra recomendación? Ignórala. Muchas veces es mejor que cada espectador imagine su propio final.

Frances Ha (2012)
Dirigida por el legendario Noah Baumbach, este conocido film cuenta la historia de Frances, una chica de 27 años que sueña con ser bailarina en Nueva York. Escrita y protagonizada por Greta Gerwig (A Roma con amor y Jackie), la cinta tiene la superación personal, la amistad y la vida en una gran ciudad entre sus pilares fundamentales. Esto, que puede parecer la descripción de un telefilm de sobremesa, va derivando en una trama interesante y, aunque la protagonista sea algo odiosa porque parece que solo funciona mediante impulsos, termina ganándose un hueco en el corazón del espectador. Si la película te acaba atrapando, deberías probar Oh boy!, film alemán del mismo año y con una trama muy similar.

Broad City (2014)
La opción más atípica de la lista y la menos parecida a Girls es, a la vez, la que más te conquistará de todas. Dos amigas veinteañeras (sobre)viven entre la fauna salvaje de Nueva York rodeadas de fiestas en casas ajenas, fracasos amorosos, trabajos poco motivadores, porros, referencias a Rihanna y cupones de descuento de tiendas de accesorios domésticos. Esta propuesta de Comedy Central es una absoluta y maravillosa locura creada por Abbi e Ilana, señaladas por la propia Amy Poehler como sus mismísimas discípulas. Aunque la propuesta empezó como una 'webserie', pronto dio el salto a la pequeña pantalla y está a punto de estrenar su cuarta temporada.

Buscarse la vida en América (2010)
Al igual que Marnie ha intentado hacerse un hueco en el mundo de la música o Hannah en el periodismo, los protagonistas de Buscarse la vida en América hicieron lo propio, pero como diseñadores de ropa. O al menos lo intentaron. Las dos temporadas que duró esta serie de HBO nos mostraron la vida de Ben y Cam y, como en Frances Ha, lo difícil que es abrirse hueco haciendo lo que te gusta en una ciudad como Nueva York. Una premisa muy interesante para lo que algunos fue la secuela de Entourage y para otros terminó siendo el prólogo de Girls. Uno de los aspectos más atractivos de esta serie fue su gran banda sonora, con canciones de Goldfrapp o Hot Chip pasando por los españoles Guadalupe Plata.

Juno (2007)
Aunque esta película protagonizada por Ellen Page tiene ya 10 años, lo cierto es que se mantiene más fresca que nunca. Juno es una adolescente atípica, sarcástica e irónica que se queda embarazada de su rollo en pleno instituto. Tras pensar en abortar, decide dar al bebé en adopción a una pareja formada por los actores Jennifer Garner y Jason Bateman, cuyo personaje desarrolla de manera casi inmediata una relación especial con la joven Juno. Escrita por Diablo Cody (United States of Tara, Jennifer's Body), la película fue un auténtico bombazo gracias a la personalidad de Juno combinada con esa estética indie rodeada de canciones rock y folk procedente de todas las décadas.

Master of None (2015)
Si una serie está creada y protagonizada por Aziz Ansari, no puede ser mala. Si habla sobre la crisis existencial de un actor treintañero que se debate entre seguir siendo joven y empezar a asentarse, menos aún. Y si extrae su título de una canción de Beach House, es que apunta maneras. Esta denominada comedia de Netflix cuenta la historia de Dev y de cómo se enfrenta a los cambios que la sociedad espera de él a pesar de estar bastante perdido con su propia vida. Es una serie ideal para ponerte al día porque su segunda temporada se estrena este mismo mes de mayo.

Mission Hill (1999)
Hablar de Mission Hill es hablar de una de las mejores series de animación que ha dado la televisión y a la vez de una de las menos conocidas por el público (y por tanto, más infravaloradas). Creada por dos guionistas y productores de Los Simpson durante su época dorada, Mission Hill cuenta la vida de Andy, un joven dibujante que comparte loft con su amigo Jim —una especie de proto-hipster que trabaja en una agencia de publicidad— y su amiga Posey, una vegetariana siempre al cargo de sus plantas. La vida del grupo cambia cuando llega a la ciudad el hermano adolescente y fracasado de Andy.

La serie fue cancelada tras emitir únicamente 13 episodios, una auténtica pena teniendo en cuenta la multitud de detalles que la hacían única: entre sus personajes secundarios se encontraba una pareja de gays de unos 60 años; uno de los mejores capítulos hablaba sobre el auge y caída de las modas como si ocurriera en la actualidad con Beck como invitado y, por si esto fuera poco, todos los episodios contaban con canciones de artistas como Moby, R.E.M. o Basement Jaxx en su banda sonora. Todo esto en una comedia animada de 1999, lo que la hace una auténtica joya a descubrir. En España fue emitida por Canal+ y posteriormente en Cuatro, pero por suerte podemos disfrutar de ella en Youtube (en versión original y doblada).

Palo Alto (2014)
Se dice que nuestra adolescencia es clave a la hora de desarrollar nuestra personalidad adulta. Una etapa confusa que nadie recuerda con demasiada añoranza. Es precisamente esa añoranza que traspasa la pantalla uno de los aspectos que más destacan de Palo Alto, el film escrito y dirigido por Gia Coppola, basado en un libro de James Franco y protagonizado por Emma Roberts. Este drama cuenta la historia de April, una adolescente que navega entre su cuelgue de instituto y la relación que tiene con su entrenador, una trama que pronto se enreda en sí misma. La banda sonora está compuesta por temas de Dev Hynes y Robert Schwartzman y hará las delicias de los fans de Hannah, Marnie, Jessa y Shoshanna.

Créditos


Texto Manu Barrena
Fotograma de Please Like Me

Tagged:
girls
Millennials
series
cine