ropa inteligente y música llevable: hablamos con wellness y el guincho sobre 'hiperasia'

La firma es la ganadora de la Samsung EGO Innovation Project y están a punto de presentar la colección en un desfile que seguro nos va a sorprender.

por Manu Palmer
|
10 Febrero 2017, 9:10am

Fotografía Phillipe Milton

Un año más, vuelve la Mercedes-Benz Fashion Week Madrid. Desde el 17 al 21 de febrero, la capital se convertirá en el epicentro de las nuevas tendencias en moda, un lugar donde diseñadores y amantes de la moda pueden disfrutar de desfiles de gran calidad. Como viene siendo habitual, Samsung premia cada año con el Samsung EGO Innovation Project a jóvenes diseñadores que implementan moda y tecnología en sus diseños. La firma ganadora de la próxima edición del MBFWM es Wellness gracias a su proyecto 'HiperAsia' junto a Pablo Díaz-Reixa, artista conocido por todos como El Guincho.

Hace poco más de un año, el artista canario lanzó su último trabajo con el mismo nombre. Un universo caracterizado por un novedoso formato de escucha a partir de wearables, una auténtica revolución de la que ya nos habló el pasado año.

Wellness presentará su colección HiperAsia uniendo moda y tecnología en la jornada de Samsung EGO el próximo 21 de febrero. Nos hemos reunido con El Guincho y con Manuel Mourentan, diseñador de la firma, para que nos cuenten sus impresiones tras haber sido seleccionados como ganadores  y lo que tienen preparado para su esperadísimo desfile.

Wellness es la firma ganadora del Samsung EGO Innovation Project gracias a HiperAsia. ¿Qué ha supuesto para vosotros este logro?
Manuel Mourentan: Un empuje a todo el proyecto. Hemos llevado al plano físico todas esas ideas, todo eso que hemos ido almacenando durante tanto tiempo y lo hemos consolidado de alguna manera.
El Guincho: Para mí ha supuesto traspasar todo lo que hemos hecho en digital y poder convertirlo en algo tangible. Inicialmente el proyecto fue un encargo mío a Wellness. Les dije: "Tengo esta música, ¿qué harías a nivel de formato con esto?". Ahora es al revés, he hecho música para algo que ya está desarrollado. Una especie de vuelta de hoja. Yo creo que viendo ya todos los diseños, el desfile y todo lo que está planteado, me mola mucho más el proyecto. Ahora todo eso que llevamos hablando Manuel y yo durante años de repente lo veo como algo tangible. Las prendas que se van a ver muestran todo el proceso de estos años. Es algo mucho más potente que dar una sudadera y una pulsera. De esta manera se entiende el universo HiperAsia sin necesidad de explicarlo previamente.

Fotografía Adrià Cañameras

Ambos habéis colaborado para este proyecto conjunto. ¿Cómo surgió esa unión?
M.M.: Unos amigos nos pusieron en contacto. Pablo en ese momento estaba haciendo música para el disco y a través de ellos él conoció el trabajo que hacíamos con Wellness y le pareció que era justamente lo que necesitaba él para su trabajo. A partir de ahí empezamos a trabajar en todo lo que ha formado HiperAsia.
E.G.: Es más que una asociación, no es como cuando trabajas con otros diseñadores. Esta vez todos somos parte del mismo proyecto. Incluso hemos hecho música juntos.

En términos generales, ¿ha marcado un antes y un después para vosotros realizar HiperAsia?
M.M.: Sí, claro, al menos por la parte que me toca a mí. Pablo, cuando aún no le conocía, era un referente musical que yo escuchaba. Acceder a trabajar con él me ha ayudado.
E.G.: Para mí sin duda. Conocer a Mou ha sido la hostia. Yo siempre trabajo con gente de fuera. La única persona con la que había trabajado en España había sido Adrià Cañameras, un amigo fotógrafo. Ver a alguien de tu país que entiende tus códigos, tu sentido del humor -que me parece algo básico para trabajar-, tus referentes, que además te enseña… Ha sido todo un antes y un después, seguro.

¿Se cierra con el desfile la etapa HiperAsia o aún le queda camino por recorrer?
E.G.: Para mí esto es como el gran final. El desfile es la consecución de todo. Todo el mundo que vaya al desfile y no conozca el proyecto, o incluso si lo conoce desde el principio, va a entenderlo. Ha sido un proyecto que hemos tenido que explicar mucho y de repente ahora veo el resultado de todo y estoy seguro de que esto hará que la gente lo entienda. Veremos donde nos lleva, pero yo creo que es un punto final.

El año pasado cuando te entrevistamos dijiste que tenías que explicar constantemente el concepto de HiperAsia. ¿Crees que con esto se ha logrado que el público lo comprenda?
E.G.: Yo creo que ahora es un momento más dulce que cuando empezó. Cuando comenzamos era más difícil porque teníamos que explicar a la peña algo muy nuevo: el tipo de soporte, el estilo de música, el concepto, el formato… Muchos medios extranjeros ni hablaban de ello porque no encontraban referencias comparables.
M.M.: A mucha gente le ha costado entenderlo bastante más tiempo de lo que a lo mejor hubiese molado. Al hacer un nuevo proyecto más novedoso, más innovador, la gente de alguna manera busca el referente idealizado que tenía en su cabeza del "anterior" Guincho. Al cambiar ese referente, todo se desmorona y volverlo a reconstruir es complicado. A día de hoy creo que HiperAsia se entiende bastante bien. Los que en su día se convirtieron en detractores están empezando de alguna manera a endulzarse un poco la boca con todo lo que Pablo está haciendo.

Fotografía Phillip Milton

¿Creéis que habéis podido ser referente para otros proyectos similares?
E.G.: No sé si referente. Por ejemplo, para mí Björk fue un referente a la hora de plantearme que un disco no tiene por qué ser un CD. A lo mejor para otra gente lo somos y se plantean un proyecto musical sin el que seguir las pautas que sigue todo el mundo. Ocurre igual con Wellness desde el punto de vista de la moda; siempre han sido referentes en eso. Es lo que me flipó a mí de ellos, que no sabías que eran. ¿Diseñadores de moda? ¿De producto?
M.M.: Creo que han sido unos años bastante puntuales en cuanto al cambio. Desde hace tres o cuatro años los referentes a nivel de moda y música que teníamos han cambiado de una manera absoluta. Cuando hicimos unas fotos con PXXR GVNG eran unos niños que no conocía nadie y ahora son mega conocidos. Ha cambiado todo el panorama a nivel visual, de moda y diseño. Las nuevas generaciones se han hecho más mayores: han aprendido un montón, han mamado otras cosas. Todo ha pegado un cambio brutal en estos años.

¿Con quién os gustaría colaborar en algún proyecto similar?
M.M.: Yo no tengo unas pretensiones claras de con quién trabajar o no.
E.G.: Tengo bastantes contactos y he trabajado con mucha gente fuera de España y -no voy a decir nombres- he hablado con peña muchísimo más conocida de lo que podría ser Wellness que no entendía la idea de HiperAsia. A veces idealizamos a gente que está en Londres, Hong Kong o Nueva York y no deberíamos. Para mí encontrar a Wellness, personas con las que yo me entiendo a todos los niveles, que se puede hablar en español con ellos y que además tengo a un tiro de Whatsapp es una bendición.

Inauguraréis la jornada del Samsung EGO en la próxima Fashion Week ¿Qué podremos ver en la colección que presentaréis? No sé si podéis adelantar algo…
E.G.: ¿Esto cuándo sale? (Risas)
M.M.: Creo que será un show bonito y diferente en relación a lo que se ha visto hasta ahora en la Fashion Week, todo un antes y un después en cuanto a puesta en escena en España. A nivel visual será bastante llamativo. No me suelo tirar triples pero creo que será algo nunca visto. A nivel música y nivel moda haremos algo que seguramente algunas personas no entiendan pero al que lo entienda le va a encantar. Abraza más los términos artísticos que los de pasarela.
E.G.: Va a molar. Yo estoy haciendo la banda sonora para cada look y estaré tocando las canciones nuevas en directo. Es como el reverso del proyecto. Hace 10 años que no toco completamente solo.

¿Nervioso?
E.G.: No, no. Tengo todo clarísimo. Me pongo más nervioso hoy en día tocando con mi banda en una sala de conciertos que no para este desfile. Tengo tan claro como casa la música con las imágenes que solo tengo ganas de que empiece.

Vuestro proyecto se caracteriza por unir moda con tecnología y con música. ¿Estamos ante el futuro de la moda y de la música respectivamente?
M.M.: Creo que no. La tecnología siempre ha estado ahí. La ropa siempre ha estado ahí. Gente que ha mezclado la ropa y la tecnología siempre ha estado ahí. Esto son pequeñas cápsulas que se pueden llevar a cabo en proyectos determinados. No sé a qué punto llegará la tecnología para que la ropa sea completamente eficiente y tenga conectividad.
E.G.: Cuando a mí me preguntan algo así, siempre digo que depende de la esencia de cada proyecto. Si por ejemplo Niña Pastori hace un disco wearable, su público no va a entender nada porque no es la esencia de Niña Pastori. Lo que está bien de este proyecto es que la música, la parte tecnológica, la parte textil, la parte web… todas las ideas están muy juntas y el que se quiera meter ahí lo va a entender.

Ganar el Samsung EGO Innovation Project supone un gran salto. ¿Qué podemos esperar de Wellness a partir de ahora?
M.M.: Ganar el Samsung EGO Innovation Project ha supuesto volver a tener un ritmo de trabajo que quizás se había perdido un poco. No sé si esto va a pegar un salto. Mi idea es seguir trabajando como lo sigo haciendo pero no sé muy bien a dónde puede ir todo.

¿Es difícil ser diseñador o músico en España?
M.M.: Es difícil todo a no ser que seas ingeniero o abogado (Risas).

Pero, ¿os ha costado mucho llegar a donde estáis ahora?
M.M.: Por mi parte todo ha sido trabajo y trabajo. Tampoco tengo la repercusión de Pablo. Todo ha consistido en trabajo, en proponerse algo, marcarse metas y en ir completándolas continuamente. Es cierto que cuando comenzamos con Wellness alrededor de 2013 fuimos de los primeros españoles que hacían moda en salir en medios estadounidenses como Dazed. Estábamos en un circuito extranjero bastante importante. En España en cambio no nos conocía nadie. Nos llamaban estilistas americanos, franceses, ingleses… pero de España no.
E.G.: Yo es que no empecé en España. Yo firmé por un sello inglés y he desarrollado toda mi carrera fuera.
M.M.: A los españoles que les va bien fuera no se les aprecia lo que hacen dentro de las fronteras. Tendría que ser al revés. Valorar lo que tenemos y cuando valoremos lo que hacen fuera decir: "Ya lo sabíamos". Actualmente nadie te mira pero cuando apareces en Estados Unidos todo el mundo te hace caso y se terminan dando cuenta de lo que tienen alrededor.
E.G.: Yo a día de hoy tengo toda la gira vendida en Australia, donde actúo en salas más grandes que en España. Hoy aquí no llenaría. Y eso está pasando 10 años después de firmar mi primer contrato.

¿Vais a seguir colaborando juntos?
M.M.: Seguro.
E.G.: Si no es en HiperAsia, en otras cosas. De esta colección pueden salir muchos proyectos. Seguiremos haciendo música y la parte visual de mis álbumes se la pasaré a Mou porque es una persona que me entiende. Esa colaboración siempre va a estar ahí. Muchas veces idealizamos con quién nos gustaría trabajar pero si tienes a alguien cerca de ti que te entiende y pilla tus códigos, quédate con esa persona porque es difícil encontrar alguien así.

Pablo, en la entrevista que te hice el año pasado me decías que hay que reinventarse constantemente. ¿Tienes en mente tu próximo proyecto musical?
E.G.: Sí, estoy grabando música para sacar una nueva mixtape y tocar nuevas canciones de cara al verano. Es super importante que los proyectos se acaben. Presentar esta colección en la Fashion Week es una manera de cerrar una parte del proyecto y ponernos con otra cosa. Lo difícil de comenzar algo nuevo es encontrar su esencia. Con HiperAsia he conseguido encontrarlo como no lo he conseguido en ningún otro proyecto, con una idea tan cerrada que a veces a algunos incluso les era difícil entrar. Ahora estoy haciendo nuevos sonidos así que no lo incluiré en el universo HiperAsia.

Recomendados


Texto Manu Barrena

Tagged:
Entrevista
Música
El Guincho
Cultură
wellness