las subculturas musicales nacidas a raíz de la cultura de internet

Red Bull Music Academy presenta cuatro nuevos documentales de su serie 'Hashtag$' donde explora microgéneros musicales nacidos y catapultados gracias al universo digital.

|
14 Marzo 2017, 11:28am

Fotograma de 'Hashtag$ Season II #Kawaii'

Si en los 70 era el clima sociopolítico el causante del surgimiento de ciertas subculturas, en 2017 sin duda el desencadenante es Internet. Ahora, Red Bull Music Academy acaba de lanzar Hashtag$ Season II, 4 episodios dedicados a las tendencias musicales que han crecido y tomado forma a partir de Internet y la cultura digital. En ellos se trata de examinar cuatro ejemplos en los que una escena pasó de un ambiente casero a un fenómeno global. 

Para su Season II, han viajado a la fuente de cuatro micro géneros que han explosionado en los últimos años para descubrir su razón de ser y hacia dónde se dirigen. 

#Grime 
"Para mí el grime siempre ha sido la fuerza del cambio. Una especie de música electrónica punk", dice uno de los entrevistados. Es cierto que el Grime no ha nacido ahora, sino que viene de la Gran Bretaña de los 2000, pero es ahora cuando se ha vuelto una fuerza global tanto IRL como URL. El Grime es dominado por las clases más desfavorecidas, gente de la calle, y algunos piensan que sus orígenes fueron inspirados por el dancehall y el reggae. 

Al comienzo estuvo muy perseguido, tanto que muchos DJs veían como sus conciertos se cancelaban un par de días antes porque sus promotores no querían Grime en sus programas, sobretodo después de que entrara en vigor el formulario 696, que prohibía —entre otras cosas— conciertos en los que tocaban artistas con antecedentes penales. 

Fue en 2014 cuando Skepta le dio un giro al género, y hoy en día es desarrollado por multitud de artistas en todo el mundo, creando vertientes particulares del propio Grime. Los expertos buscan ahora no al artista consagrado, si no al chico de 13 años que está produciendo temas desde su cuarto, son ahora ellos los que sientan las bases del futuro, y los que tienen que convertir el género en algo raro de nuevo. 

#Kawaii
Kawaii es un adjetivo japonés que significa: bello, mono, cariñoso, encantador, querido, mascota. "Kawaii es la cura para la oscuridad", nos cuenta Ben Aqua. Y no va desencaminado, pues es una subcultura llena de color, delicada, bonita e infantil. Ha formado parte de la cultura japonesa desde los años 70, pero esta oda a los gatitos, los dulces y los cómics ha encontrado su explosión en el underground global gracias a Internet. 

Esta subcultura nace de la necesidad de expresarse fuera de lo que te impone la sociedad, una especie de libertad para que cada uno sea lo que quiera ser. No es, por tanto, sorprendente que se extendiese a la música, creando así personajes monos con vestidos extravagantes que crean melodías adorables y un tanto cursis, que no han tardado en llegar a Estados Unidos. 

La mayor parte de la evolución de la cultura kawaii es underground, y ha ido de la mano de otros subgéneros musicales como el hardcore japonés o J-core. Aunque es una subcultura muy integrada en la sociedad nipona, en el resto del mundo todavía llama la atención, aunque gana cada vez más adeptos que caen rendidos ante el universo utópico que ha dibujado el kawaii. 

#Healthgoth
Muchos son los que dicen que el Health Goth está muerto, pero los verdaderos fans todavía creen en él. El dueño de healthgoth.com, Johnny "Deathface" Love, afirman que no se trata de una tendencia, sino de un estilo de vida; una subcultura que sienta sus bases en torno a la fascinación por la tecnología y trabajar al aire libre. Si intentamos definirla, aunque es complicado, diríamos que se trata de un universo high tech, con climas 3D, ropa de deporte monocromática y pasión por otra forma de vida saludable. 

Parece ser que este fenómeno ha surgido alrededor de una generación que ha llegado a cierta edad después de una década de fiestas desenfrenadas y empieza a preocuparse por su estado de salud y su moralidad. Los seguidores del health goth creen en el interés por el fitness de una subcultura que gira en torno a lo oscuro, y defienden a capa y espada que no desaparecerá.  

#GQOM
De las calles de Durban a la vanguardia de la escena dance europea vía WhatsApp; estas son las coordenadas que trazan el viaje del reciente fenómeno musical de Sudáfrica, el Gqom. Es un sonido fresco y diferente que ha surgido de comunidades locales y, pese a su expansión digital, sigue siendo fiel a sus raíces aún cuando se escucha de la mano de DJs de todo el mundo. 

Red Bull Music Academy ha viajado a Durban para saber más sobre este micro género DIY que crece en las calles gracias a jóvenes que han visto en la música una herramienta para evolucionar y en Internet una salida al mundo para llegar a dónde quieran. 

Recomendados


Texto Raquel Zas