¿por qué está todo el mundo recuperando el archivo de thierry mugler?

De Naomi Campbell a Cardi B, una nueva restrospectiva repasa el impacto del diseñador francés y su revolucionario trabajo.

por Mariana Fernandez
|
23 Julio 2019, 8:05am

Últimamente, cualquiera que sea alguien está vistiendo Thierry Mugler. El Instagram de Kim Kardashian está llena de homenajes al archivo del diseñador y estrellas como Rihanna, Nicole Kidman, Lady Gaga o Beyoncé han elegido estilismos de la casa francesa para sus videoclips o para pasearse por la alfombra roja. Recientemente, en Florencia, Bella Hadid se puso un conjunto completamente negro en la pasarela del desfile de moda CR Runway x LUISAVIAROMA. Thierry Mugler, cuyos extravagantes diseños revolucionaron por primera vez un mercado de la moda dominado por el minimalismo andrógino en los años 80 y 90, tal vez nunca haya dominado la industria tanto como hoy.

El resurgimiento de Mugler en la escena de la moda se puede atribuir casi sin ninguna duda a Cardi B y al monumental vestido de pavo real que lució en los Grammy de 2019 en febrero (también lució otros dos looks de Mugler esa noche). El vestido de crinolina con bordado de cristal Swarovski se inspiró en el "Nacimiento de Venus" de Botticelli y fue llevado originalmente por la musa de Mugler, Simonetta Gianfelice, en el desfile de la colección de Otoño de 1995 en la sala de exposiciones Cirque d’Hiver de París. Ahora, se puede ver en la exposición Thierry Mugler: Couturissime en el Museo de Bellas Artes de Montreal, la primera exposición individual dedicada a la irreverente, icónica e innovadora carrera del diseñador francés que se inauguró a principios de este año.

1563383514502-FIG_081
Patrice Stable. Outfit: Thierry Mugler, colección 'Les Insectes', alta costura primavera/verano '97. Foto: © Patrice Stable.

La colaboración de Mugler con Cardi B fue la segunda vez en 25 años que la firma abrió sus archivos para vestir a una celebrity (la primera fue en 2009 para la gira "I Am..." de Beyoncé), para demostrar que no abre fácilmente sus archivos a cualquiera. También rechazó numerosas invitaciones para retrospectivas en instituciones de todo el mundo antes de finalmente aceptar trabajar con el Museo de Bellas Artes de Montreal bajo la premisa de que el espectáculo no debe ser tratado como una retrospectiva cronológica de su trabajo, sino como una celebración singular de cómo sus diseños siguen dando forma a la industria de la moda. Y eso hacen.

Mugler nació en Estrasburgo, Francia, en 1948. A los 14 años comenzó a practicar el ballet profesional, una experiencia que le influyó profundamente sobre su inclinación por el arte del performance y el espectáculo en el diseño. Después de años de trabajo independiente y una colección bajo su propio sello, "Café de París", Mugler finalmente abrió su primera boutique en Places des Victoires en 1978. Sus diseños escultóricos se convirtieron rápidamente en la sensación de las pasarelas dramáticamente orquestadas por leyendas como Naomi Campbell y Eva Herzigova. Después de décadas traspasando los límites de la industria con su prêt-à-porter y su alta costura, Mugler se retiró de la moda en 2002.

1563383595918-FIG_550
Linda Evanglista en el shooting del videoclip de George Michael “Too Funky,” Paris, 1992, dirigido por George Michael y Thierry Mugler. Foto: © Patrice Stable.

Ahora, Mugler, a veces polémico y siempre espectacular, es una vez más responsable de algunos de los looks más llamativos de las celebrities. Él está detrás del vestido personalizado de gotitas de agua que Kim Kardashian usó para la Met Gala en mayo, el mismo vestido para el que tuvo que apretar un corsé que, según se cuenta, le dejó marcas de sangre en la espalda y el estómago. Kim también acaparó titulares cuando llevó un vestido negro de Mugler de 1998 inspirado en el bondage que se puso para los Hollywood Beauty Awards en Nueva York el pasado febrero.

Pero, ¿qué pasa con los vestidos de látex de corte en la cintura y las siluetas afiladas del diseñador que se han convertido en la obsesión del momento? ¿Es la forma en que combina a la perfección el glamour de Hollywood con la ciencia ficción y las fantasías fantasmagóricas? ¿Estamos obsesionados con el uso del látex fetichista? ¿Cómo subvierte los símbolos de la opresión femenina, como el corsé, en emblemas de control y poder?

Las obras del talentoso diseñador, que ahora prefiere que se le llame Manfred Thierry Mugler, operan en algún lugar entre la fantasía y el mito, transformando a las que usan sus prendas en femmes fatales, diosas y criaturas exóticas futuristas. Como explicó la comisaria principal del Museo de Bellas Artes de Montreal, Nathalie Bondil: “son sujetos, más que objetos, de su sexualidad”.

1563383663392-FIG_507
Helmut Newton, Johanna; Vogue (US), Noviembre 1995. Outfit: Thierry Mugler, Aniversario de los 20 años de la colección, prêt-à-porter otoño/invierno 1995–1996. Fotografía: © The Helmut Newton Estate.

"Metamorfosis, superheroínas y cíborgs habitan el trabajo de este diseñador que percibió desde el principio y con considerable humor las próximas revoluciones transhumanistas", dijo Bondil.

Más de 150 de estos diseños, que se produjeron entre 1977 y 2014, se presentan en "Thierry Mugler: Couturissime". La mayoría de ellos se han restaurado y se están exhibiendo por primera vez, junto con accesorios, trajes y múltiples vídeos y secuencias de película en los que trabajó más allá de la pasarela, como el videoclip de George Michael de 1992, "Too Funky", en el que se ve el corsé Harley Davidson originalmente presentado en Emma Sjöberg.

La última sala de la exposición, titulada "Couture Future", presenta prendas hechas exclusivamente para la exposición. "No hay futuro sin pasado, por lo que espero que esta exposición inspire a sus visitantes para caminar hacia un nuevo futuro creativo", dijo Mugler en un comunicado.

La esperada "Thierry Mugler: Couturissime" abrirá sus puertas hasta el 8 de septiembre en el Museo de Bellas Artes de Montreal.

1563383717979-FIG_691
Ellen von Unwerth, Eva Herzigová, detrás de las cámaras en el desfile de Thierry Mugler de Paris, en 1992. Outfit: Thierry Mugler, colección 'Les Cow- boys', prêt-à-porter primavera/verano'1992. Fotografía: © Ellen von Unwerth.

Este artículo apareció originalmente en i-D US.

Tagged:
Retrospective
Cardi B
exposición
Retrospectiva
Thierry Mugler